En China no existe tal cosa como demasiados cargadores de vehículos eléctricos

Eliminar la infraestructura de carga como una preocupación para los consumidores es una de las políticas que están impulsando el éxito del mercado chino

VE
Por Ryan Fisher
25 de junio, 2023 | 03:05 PM

Bloomberg — China está construyendo más instalaciones de recarga de vehículos eléctricos que ningún otro país. Y con distancia.

Hay quienes se preocupan por un posible despilfarro en infraestructura subutilizada. Sin embargo, el gasto es reducido en relación con la posibilidad multimillonaria que puede aprovechar el país si logra una mayor cuota del mercado automovilístico global.

En el último año, China instaló 649.000 cargadores de uso público, lo que supone más del 70% de los instalados en todo el mundo. La China Charging Infrastructure Promotion Alliance (Alianza para promoción de infraestructuras de recarga en China) prevé que las nuevas instalaciones aumenten considerablemente, con una previsión de 975.000 estaciones públicas para este año. Esto supondría más que duplicar las instalaciones que BloombergNEF prevé para el resto de países del mundo juntos.

Estaciones de recargadfd

El año pasado, el consumo total de electricidad en los puntos de recarga públicos chinos alcanzó los 21 teravatios-hora, una cifra superior al consumo total de países tales como Islandia y Azerbaiyán. A partir del año 2021, la demanda de los puntos de recarga públicos se incrementó en un 91%, sobrepasando el ritmo de crecimiento del parque vehicular eléctrico (81%) y el de la infraestructura de recarga pública (57%). Esto significa que, de media, cada cargador proporciona más energía que un año antes.

PUBLICIDAD
VER +
Toyota quiere fabricar algo más que vehículos eléctricos y tiene apoyo de sobra

Sin embargo, este no es el caso para todos los operadores. TGood y Starcharge, los dos mayores operadores públicos de carga de China, entregaban alrededor de 50 kWh por cargador por día a fines de 2022. TGood entregaba menos energía por cargador por día en promedio que el año anterior, mientras que Starcharge entregaba más.

Los 50 kWh por día reflejan una utilización de alrededor del 5% al 8%, menos del 10% al 20% de utilización, ampliamente aceptado como requisito para la rentabilidad sin subsidios. Ambas redes esperarán un aumento en la carga de alta potencia de los nuevos vehículos eléctricos para aumentar la electricidad entregada por sus cargadores.

Incluso si las redes de carga luchan para lograr rentabilidad y los fondos del gobierno se desperdician subsidiándolo, existe el argumento de que este es un sacrificio digno, ya que los fondos perdidos palidecerían en comparación con lo que China puede ganar al convertirse en un gigante automotriz mundial. BNEF espera que solo se necesiten US$453.000 millones para construir una red expansiva en China para 2040, mientras que el mercado automotriz de China tenía un valor de US$746.000 millones el año pasado.

PUBLICIDAD

Eliminar la infraestructura de carga como una preocupación para los clientes es una de las políticas que están impulsando el éxito del mercado chino de automóviles eléctricos y creando una base a partir de la cual sus fabricantes de automóviles pueden crecer tanto en China como en el extranjero.

Los fabricantes chinos entregaron el 81% de los vehículos eléctricos vendidos en el país en el cuarto trimestre, muy por encima del 55% de los automóviles con motor de combustión interna. La nación es ahora uno de los exportadores de automóviles de pasajeros más grandes del mundo, llevándose casi a la par con Alemania el año pasado y solo detrás de Japón.

Chinadfd
VER +
Volkswagen apuesta a incentivos para vehículos eléctricos en EE.UU.

El lanzamiento de estaciones de carga rápida de China también tiene implicaciones para la industria de carga global: su velocidad vertiginosa de instalaciones puede no durar. Esto dejaría un mercado cada vez más reducido para los fabricantes chinos de equipos de carga y aumentaría la competencia en el mercado mundial.

El rápido despliegue también podría exasperar los problemas de compatibilidad para la red de carga pública de China. El estándar del conector Chaoji, que se dice que permite cargar hasta 900 kilovatios y capacidades bidireccionales, se anunció para reemplazar el estándar GBT actual en 2020, pero aún no se ha implementado a escala. Cuanto más tarde el nuevo estándar en llegar al mercado, más dinero se necesitará gastar en adaptadores y actualizaciones de red más adelante.

El despliegue de carga pública de China es el más extenso del mundo. Puede que no sea el ejemplo perfecto de cómo ofrecer una red rentable, pero ha sido un activo estratégico clave en la carrera mundial de vehículos eléctricos.

Lea más en Bloomberg.com