Epstein tenía sábanas extras para suicidarse ante cámaras inútiles

El informe revela deficiencias de larga data en el sistema de cámaras de seguridad del ahora cerrado Centro Correccional Metropolitano de Nueva York

NUEVA YORK, NY - 08 DE JULIO: El fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman, anuncia los cargos contra Jeffery Epstein el 8 de julio de 2019 en la ciudad de Nueva York. Epstein será acusado de un cargo de tráfico sexual de menores y un cargo de conspiración para participar en el tráfico sexual de menores. (Foto de Stephanie Keith/Getty Images) Fotógrafo: Stephanie Keith/Getty Images North America
Por Chris Strohm y Ava Benny-Morrison
28 de junio, 2023 | 03:06 AM

Bloomberg — Poco antes de que Jeffrey Epstein, el acaudalado financista en desgracia, se quitara la vida, pudo hacer una llamada sin vigilancia, lo que contraviene la normativa de la prisión, llenaron su celda de una cantidad excesiva de sábanas y prácticamente ninguna de las cámaras destinadas a vigilarle estaba operativa.

Se trata de varios de los problemas y la inadecuada conducta del personal de la prisión de Nueva York que favorecieron un ambiente en el que Epstein “dispuso de la posibilidad de suicidarse”, señala un documento hecho público este martes por el inspector general del DOJ (por sus siglas en inglés, Departamento de Justicia).

“Un registro de su celda posterior a su muerte reveló que tenía un exceso de mantas, sábanas y vestimenta de la cárcel en la celda, y algunas habían sido desgarradas para hacer lazos”, indica el mismo informe.

No fue posible establecer por qué y en qué momento se introdujo dicha ropa en su celda, ni tampoco la última vez en la que se registró la celda antes de hallarlo muerto. Sobre la llamada telefónica, Epstein indicó que iba a llamar a su madre, ya fallecida.

PUBLICIDAD
VER +
JPMorgan llega a acuerdo para terminar con demanda de víctima de Jeffrey Epstein

Epstein fue encontrado muerto en su celda de la cárcel de Manhattan en agosto de 2019, aproximadamente un mes después de ser arrestado por cargos federales. Aunque el médico forense dictaminó que su muerte fue un suicidio, las circunstancias han alimentado durante mucho tiempo las teorías de conspiración que sugieren que fue asesinado. El informe, que fue emitido por el inspector general del DOJ, Michael Horowitz, había sido esperado ansiosamente por las víctimas de Epstein.

El informe del martes, sin embargo, no encontró ninguna evidencia para contradecir la determinación del FBI de que murió por suicidio.

“La combinación de negligencia, mala conducta y fallas absolutas en el desempeño laboral documentadas en el informe contribuyeron a un entorno en el que posiblemente uno de los reclusos más notorios bajo la custodia de BOP (por sus siglas en inglés) tuvo la oportunidad de quitarse la vida”, dijo el informe, refiriéndose a lapsos por parte del personal de la Oficina Federal de Prisiones.

PUBLICIDAD

La muerte de Epstein centró la atención en el Centro Correccional Metropolitano, la instalación federal del bajo Manhattan, donde estuvo detenido. Perseguida durante mucho tiempo por denuncias de corrupción entre los guardias y condiciones inhumanas de los reclusos, la prisión se cerró temporalmente” en octubre de 2021, sin planes firmes para su reapertura.

Los investigadores también encontraron múltiples problemas con el uso de cámaras en la prisión, incluidas algunas que no funcionaban y otras que no grababan.

“Esta investigación y revisión revelaron deficiencias de larga data” en el sistema de cámaras de seguridad del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, según el informe. Las deficiencias dieron como resultado que casi todas las cámaras dentro y alrededor de la unidad donde se alojaba a Epstein no grabaran videos a partir de fines de julio de 2019 y continuaron hasta la fecha de la muerte de Epstein el 10 de agosto de 2019, agregó el informe.

Los fiscales federales acusaron previamente a dos guardias de falsificar registros para ocultar su falta de seguimiento adecuado de Epstein. Se suponía que debían revisarlo cada 30 minutos, pero no lo hicieron durante ocho horas y es posible que hayan estado dormidos durante parte de ese tiempo, dijeron los fiscales. Los guardias finalmente llegaron a un acuerdo para evitar la cárcel.

VER +
Jeffrey Epstein sigue rondando Wall Street mucho después de su muerte

El caso presentado contra Epstein por los fiscales federales de Manhattan en 2019 lo habría llevado a prisión durante décadas si hubiera sido condenado. Llegó más de una década después de que llegara a un acuerdo favorable en 2006 con los fiscales federales de Florida, que le permitieron declararse culpable de delitos estatales de prostitución y pasar solo 12 meses en una prisión de mínima seguridad.

“A las víctimas se les han prometido respuestas, pero después de años de esperar esas respuestas, aún no las han recibido”, escribió Gloria Allred, abogada de algunas de las víctimas de Epstein, al inspector general en marzo. “Las víctimas del señor Epstein merecen que se les diga la verdad sobre cómo y por qué el sistema de justicia les volvió a fallar”.

A pesar de la condena en Florida, Epstein continuó rodeándose de figuras ricas y poderosas de Wall Street y del escenario mundial, todo mientras transportaba a decenas de mujeres jóvenes entre sus propiedades en Nueva York, Florida y las Islas Vírgenes de EE.UU. Los teóricos de la conspiración afirman que Epstein pudo haber sido asesinado para evitar que identificara a otros grandes nombres que participaron en sus crímenes.

PUBLICIDAD

Un año después de la muerte de Epstein, los fiscales acusaron a su exnovia, la socialité británica Ghislaine Maxwell, de tráfico sexual y reclutamiento de niñas para él. Sus abogados afirmaron en el juicio que la procesaban únicamente porque Epstein estaba muerto. Maxwell fue condenada y sentenciada a 20 años de prisión.

Más en Bloomberg.com