Apple planea un lanzamiento lento y con cita previa de su visor de US$3.500

La compañía diseñará áreas especiales en sus tiendas con la posibilidad de realizar demostraciones en ciertas partes de EE.UU.

El visor de realidad mixta de Apple. Philip Pacheco/Bloomberg
Por Mark Gurman
07 de julio, 2023 | 07:03 AM

Bloomberg — Apple Inc. (AAPL) planea que el lanzamiento de su visor de realidad mixta, Vision Pro, implique la necesidad de realizar una cita previa en ciertos mercados de EE.UU. a principios del año que viene, lo que ilustra la naturaleza de nicho que tendrá el dispositivo al menos en su inicio.

La compañía diseñará áreas especiales en sus tiendas con la posibilidad de realizar demostraciones. Si bien el Vision Pro se venderá en las 270 Apple Stores del país norteamericano, las secciones estarán inicialmente disponibles en áreas grandes como Nueva York y Los Ángeles antes de desplegarse a nivel nacional, según personas con conocimiento del asunto.

VER +
Apple Vision Pro, Meta Quest y más: cómo impacta la realidad mixta en la productividad

Apple dijo que ofrecerá el dispositivo en otros países para finales del año que viene. Reino Unido y Canadá podrían ser los primeros mercados fuera de EE.UU. y les seguirían el resto de Europa y Asia, aunque no se ha tomado una decisión final, dijeron las personas, que pidieron no ser nombradas al hablar de asuntos internos.

Los ingenieros de Apple están trabajando para localizar el dispositivo para Francia, Alemania, Australia, China, Hong Kong, Japón y Corea, dijeron las personas.

PUBLICIDAD

Apple también venderá el Vision Pro a través de su tienda web en EE.UU. a principios de 2024 antes de expandirse en línea en otros lugares. Una portavoz de Apple declinó hacer comentarios sobre el despliegue.

El visor, presentado en junio, es el producto más importante de Apple desde el Apple Watch, pero el precio de US$3.500, los casos de uso poco claros, la limitada selección de contenidos de realidad mixta y la naturaleza incipiente de la tecnología significa que atraerá a un pequeño grupo de entusiastas al principio. Para acercar esta categoría a más consumidores, Apple está trabajando en un modelo más barato y en una versión Pro de segunda generación que saldrá a la venta en 2026.

El dispositivo wearable combina realidad virtual y aumentada, lo que significa que puede sumergir al usuario en contenidos con pantallas de alta resolución -ideales para ver vídeos- o colocar aplicaciones sobre el campo de visión del usuario, permitiendo que aparezcan mensajes y notificaciones sin abrumar a la persona.

PUBLICIDAD

Apple pedirá a los compradores que acudan a las tiendas que concierten una cita para adquirir el Vision Pro. Se trata de una estrategia similar a la utilizada por la empresa para el Apple Watch en 2015. El objetivo es garantizar que los clientes se lleven un producto que se ajuste correctamente. Si procede, la empresa pedirá a los usuarios su graduación visual para insertar las lentes a través de un portal en línea.

Para determinar el sellado de luz adecuado -el componente que impide que la luz entre en el campo de visión del usuario-, Apple está desarrollando una aplicación para iPhone que escaneará la cabeza de la persona, además de una máquina física. Asimismo, se pedirá a los compradores en línea que carguen sus datos de prescripción y utilicen la aplicación de escaneado facial para determinar el tamaño de los accesorios.

La batería externa del Vision Prodfd

Personas familiarizadas con el lanzamiento al por menor afirman que será el debut más complejo de Apple hasta la fecha y requerirá resolver complicadas cuestiones logísticas de la cadena de suministro, formar a los vendedores sobre cómo configurar el dispositivo y enseñar a los clientes a utilizarlo. Por ello, la empresa no prevé asociarse con distribuidores externos para ofrecer el Vision Pro hasta al menos 2025. La mayoría de las tiendas sólo contarán con una o dos unidades de demostración al principio, debido al limitado suministro y al elevado costo de los dispositivos.

Hace años, Apple preveía fabricar millones de unidades en su primer año, antes de reducir sus expectativas a cerca de un millón. Antes de su lanzamiento, Apple redujo esa cifra a unas 900.000 unidades. El Financial Times informó a principios de esta semana de que el objetivo se ha reducido a la mitad debido al complejo proceso de fabricación del dispositivo. El Vision Pro tiene dos pantallas 4K micro-OLED, además de componentes electrónicos internos curvos y dos chips.

Más allá del dispositivo en sí, los accesorios que lo acompañan también presentan desafíos logísticos, dijeron las personas familiarizadas con el proceso. La empresa ha dicho que ofrecerá bandas para la cabeza y sellos de luz en varios tamaños diferentes, que las tiendas minoristas tendrán que tener. Cada consumidor puede necesitar tamaños muy diferentes, lo que significa que las tiendas tendrán que ofrecer accesorios adicionales si, por ejemplo, una persona quiere dejar que otra pruebe su dispositivo o si cambia el tamaño de su cara.

VER +
Apple recorta metas para el Vision Pro por dificultades de producción: FT

Apple se ha asociado con Carl Zeiss AG para fabricar las lentes graduadas opcionales para el dispositivo, y las tiendas de Apple tendrán que tener en stock cientos o miles de lentes. La tarea se complica en los casos en que un usuario puede tener diferentes graduaciones para cada ojo.

Aparte del sello de luz y la banda para la cabeza, el Vision Pro incluye un cargador similar al que se incluye con el MacBook Pro, así como el paquete de baterías externas para dos horas.

PUBLICIDAD

Durante las pruebas del dispositivo, Apple determinó que algunas personas con cuerpos y cabezas más pequeños tendrían problemas para llevar los visores durante más de media hora aproximadamente, el tiempo que la empresa permitió a los miembros de los medios de comunicación probar los Vision Pro tras su presentación. Apple trató de compensar este problema con el reciente desarrollo de una segunda correa que se coloca en la parte superior de la cabeza del usuario. El diseño de ese accesorio aún no está terminado.

Apple también ha investigado cómo se adaptaría el Vision Pro a las personas que lleven prendas culturales, como el hiyab. Consciente de que algunos clientes no llevan ropa con bolsillos para guardar la batería, la empresa ha pensado en pedir a los fabricantes de accesorios que creen fundas para llevarla en el hombro.

Con el tiempo podrían venderse otros accesorios para proteger el dispositivo. La empresa ha descubierto que la parte frontal del visor podría ser propensa a los arañazos, pero probablemente subcontratará protectores de pantalla a terceros, como hace con sus otros productos. Otra preocupación: que el cristal frontal se agriete si el usuario choca contra una pared o un objeto. Para ayudar a prevenir este tipo de incidentes, Apple ha incorporado alertas para disuadir a la gente de llevar el dispositivo mientras camina a ciertas velocidades.

Para los que viajan rápido -como en coche o en avión-, la empresa ha desarrollado lo que se conoce como Modo Viaje. Este modo permite al pasajero sumergirse por completo en la realidad virtual sin limitaciones.

Lea más en Bloomberg.com