Putin, Xi y los aliados de BRICS ven la oportunidad de alterar el orden mundial

Esta cumbre podría ver la primera expansión del bloque desde que se agregara a Sudáfrica en el año 2010

Sudáfrica
Por Simone Preissler Iglesias - S´thembile Cele - Sudhi Ranjan Sen
21 de agosto, 2023 | 11:24 AM

Bloomberg — Las más importantes naciones emergentes se han quejado desde hace años de su marginalización por parte de las naciones desarrolladas. Ahora están preparando el más ambicioso de sus retos contra el statu quo.

Esta semana, los BRICS, es decir, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, utilizarán la cumbre anual de sus dirigentes en Johanesburgo para iniciar su proceso de reclutar a nuevos países para fortalecer su poder global, un esfuerzo promovido especialmente por el presidente de China, Xi Jinping, pero también apoyado por Rusia y Sudáfrica. Asimismo, se discutirá cómo agilizar el alejamiento del dólar, entre otras cosas, incrementando el uso de las monedas nacionales en las transacciones comerciales entre sus miembros, que está creciendo considerablemente, de acuerdo con un esbozo de agenda al que tuvo acceso Bloomberg.

BRICSdfd

Desde que empezaran a reunirse en cumbres hace ya quince años, los BRICS ha fracasado a la hora de convertir su creciente fortaleza económica en una importante influencia política. Sin embargo, la división que actualmente se está dando en el orden global, con el incremento de las tensiones entre Estados Unidos y China y las discrepancias en torno a la invasión rusa de Ucrania, ofrece un nuevo espacio para que los BRICS se conviertan en un mayor referente de la región del sur y, posiblemente, lleguen a enfrentarse a Estados Unidos y a sus aliados.

“Deseamos lograr que los BRICS tengan una gran fortaleza política y financiera”, declaró el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

PUBLICIDAD

La cumbre podría ver la primera expansión del bloque desde que se agregó a Sudáfrica en 2010. En los primeros lugares de la lista de posibles candidatos se encuentran Indonesia y Arabia Saudita, así como los Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Egipto. Pero India quiere que el proceso sea gradual.

Un grupo ampliado representaría aproximadamente la mitad de la producción mundial para 2040, según muestran las estimaciones de Bloomberg Economics, el doble de la participación del Grupo de los Siete, un giro con respecto al cambio de siglo. Un BRICS más grande representaría casi la mitad de la población mundial, frente al 42% actual, según Anil Sooklal, embajador de Sudáfrica en el bloque.

VER +
Impulso de China para ampliar los BRICS se topa con oposición de India y Brasil
BRICSdfd

Las economías de Brasil, Sudáfrica y Rusia han tenido un rendimiento inferior y la de China se está desacelerando.

PUBLICIDAD

Una medida ponderada de capitalización de mercado de las acciones de las cinco naciones BRICS ha subido un 81 % desde 2009, en comparación con un repunte del 379% en el índice S&P 500. Teniendo en cuenta la debilidad de sus monedas durante este tiempo, sus rendimientos en dólares se ven mucho peores.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se mantiene alejado de la cumbre de este año porque enfrenta una orden de arresto por crímenes de guerra de la Corte Penal Internacional, de la cual Sudáfrica es miembro. Participará de forma remota.

La reunión le dará otra oportunidad de presentar su narrativa de la invasión de Ucrania directamente a los líderes del Sur Global, muchos de los cuales han simpatizado con sus relatos en el pasado. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica se han mostrado cautelosos a la hora de ponerse abiertamente del lado de Rusia en la guerra, pero tampoco han estado dispuestos a aliarse con occidente para oponerse a ella.

Si bien la Unión Europea ve a los BRICS principalmente como un foro de conversación, que podría debilitarse en lugar de fortalecerse con la expansión, la capacidad de Putin para usar el grupo como una plataforma internacional es preocupante, dijo un funcionario de la UE que habló bajo condición de anonimato porque no es No está autorizado a comentar públicamente.

El bloque ha sido una “gran decepción”, dijo Jim O’Neill, ex economista jefe de Goldman Sachs Group Inc. (GS) que acuñó el acrónimo BRIC en 2001 para resaltar su creciente peso global. “China e India rara vez están de acuerdo en nada, lo cual es un problema fundamental”.

VER +
Putin no asistirá a cumbre BRICS en Sudáfrica y le ahorra dilema sobre arresto

Las dos naciones más pobladas del mundo han estado inmersas en una disputa fronteriza durante años. La semana pasada, los comandantes de sus ejércitos acordaron trabajar rápidamente para aliviar sus diferencias, abriendo la puerta al progreso en las negociaciones entre Xi y el primer ministro indio, Narendra Modi.

India teme que la expansión de los BRICS transforme al grupo en un portavoz de China, mientras que Brasil también está preocupado por alienar a occidente, según funcionarios familiarizados con las negociaciones internas del bloque. Pero están resignados a admitir nuevos miembros, incluso mientras presionan por un acuerdo sobre las reglas y criterios.

PUBLICIDAD

“Desde que se fundó BRICS, China no solo se ha vuelto más agresiva a nivel regional, o incluso a lo largo de la frontera con India, sino que también quiere ser el abanderado del Sur Global”, dijo Katherine Hadda, exdiplomática estadounidense de alto rango que ahora dirige los estudios de política EE.UU.-India en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington. “India no quiere eso”.

La reunión de esta semana organizada por el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa será la primera cumbre BRICS en persona desde la pandemia mundial, y Lula, Xi y Modi han confirmado su asistencia. Los jefes de estado de más de 30 países africanos, junto con otros del Sur Global, se sentarán como observadores y más de 20 naciones han expresado formalmente su interés en convertirse en miembros. Los cinco líderes del bloque decidirán quién puede unirse y cuándo, con un consenso alcanzado en gran medida sobre una política de admisión, según Sooklal.

“El atractivo de BRICS es que está dirigido por estados del sur y, por lo tanto, se considera una forma simbólica de rechazar el liderazgo occidental”, dijo Robert Schrire, profesor de política en la Universidad de Ciudad del Cabo. “Es este simbolismo, más que cualquier expectativa de ganancias económicas, lo que impulsa el deseo de quienes desean unirse al bloque”.

Con la asistencia de Colum Murphy, Anup Roy, Gina Turner, Benjamin Harvey, Eugene Reznik, Iain Marlow, Srinivasan Sivabalan y Scott Johnson.

Lea más en Bloomberg.com