Powell insinúa que Fed subirá más las tasas si es necesario y las mantendrá altas

“Si bien la inflación ha bajado desde su máximo, un desarrollo bienvenido, sigue siendo demasiado alta”, dice el texto del discurso de Powell en Jackson Hole

El presidente de la Fed
Por Catarina Saraiva y Craig Torres
25 de agosto, 2023 | 10:06 AM

Bloomberg — El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que el banco central está preparado para subir más las tasas de ser necesario y tiene la intención de mantenerlas altas hasta que la inflación muestre una clara tendencia descendente hacia su objetivo del 2%.

VER +
7 claves del discurso de Powell en Jackson Hole

“Si bien la inflación ha bajado desde su máximo, un desarrollo bienvenido, sigue siendo demasiado alta”, dijo Powell en el texto de su discurso este viernes en el simposio de Jackson Hole, en el estado de Wyoming.

“Estamos preparados para subir más las tasas de ser necesario y tenemos la intención de mantener la política en niveles restrictivos hasta estar confiados en que la inflación se mueve de manera sostenible hacia nuestro objetivo”.

El titular de la Reserva Federal dio la bienvenida a menor avance de los precios que ha logrado la economía estadounidense gracias a una política monetaria más restrictiva y a una mayor relajación de las restricciones de la oferta tras la pandemia. Sin embargo, advirtió que el proceso “todavía tiene un largo camino por recorrer, incluso con las lecturas recientes más favorables.”

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, Powell sugirió que la Fed podría mantener las tasas estables en su próxima reunión de septiembre, como esperan los inversores.

“Dado lo lejos que hemos llegado, en las próximas reuniones estamos en condiciones de proceder con cautela a medida que evaluamos los datos entrantes y la evolución de las perspectivas y los riesgos”, dijo.

Las declaraciones estuvieron en línea con el carácter y la comunicación de Powell para todo 2023: Está centrado exclusivamente en la misión de restaurar la estabilidad de precios, y sigue considerando la posibilidad de un mayor endurecimiento para volver al 2% si fuera necesario.

PUBLICIDAD
Feddfd

Nueva fase

Los responsables de formular políticas están entrando en una nueva fase de su campaña para devolver la inflación al objetivo del 2% de la Fed. Tras las agresivas subidas de tasas en 2022, Powell y sus colegas han ralentizado el ritmo este año y han señalado que podrían estar cerca de poner fin a las subidas. La cuestión ahora es cuánto tiempo se mantendrán en un nivel restrictivo y cómo se comporta la economía en esas condiciones.

El mes pasado, la Reserva Federal elevó su tasa de interés de referencia hasta una horquilla de entre el 5,25% y el 5,5%, su nivel más alto en 22 años, después de omitir una subida en su reunión de junio. Sus proyecciones más recientes preveían una subida más este año.

Powell señaló el viernes que la política monetaria ha pasado a una fase más deliberativa en la que la gestión del riesgo es ahora “fundamental”.

Señaló que la economía puede no estar enfriándose tan rápido como se esperaba, diciendo que las lecturas recientes sobre la producción económica y el gasto de los consumidores han sido fuertes. La economía creció a un ritmo anualizado del 2,4% en el segundo trimestre, una lectura sorprendentemente robusta que llevó a muchos economistas a aumentar las previsiones para el tercer trimestre y a reconsiderar las probabilidades de recesión.

“La evidencia adicional de un crecimiento persistentemente por encima de la tendencia podría poner en riesgo nuevos avances en la inflación y justificar un mayor endurecimiento de la política monetaria”, dijo Powell.

También rechazó las especulaciones sobre la posibilidad de que el banco central aumente su objetivo de inflación, una idea que ha sido objeto de acalorados debates, sobre todo entre los académicos, en los últimos meses. “El 2% es y seguirá siendo nuestro objetivo de inflación”, afirmó.

La inflación se ha enfriado significativamente desde que el año pasado alcanzara un máximo de cuatro décadas, aunque se mantiene por encima del objetivo del 2% de la Reserva Federal. El indicador preferido del banco central, el índice de precios de los gastos de consumo personal, subió un 3% en junio respecto al año anterior, el ritmo más lento desde principios de 2021. Las presiones de precios subyacentes son más fuertes, con el PCE menos alimentos y energía aumentando a un ritmo del 4,1%.

PUBLICIDAD

El discurso de Powell del año pasado -un mensaje breve y punzante a los mercados sobre la determinación de la Fed de restablecer plenamente la estabilidad de precios- causó sensación por su brevedad y contundencia. El discurso de este año se produce en un momento en que los responsables de formular políticas están tratando de equilibrar el riesgo cada vez más doble de seguir enfriando las presiones sobre los precios y, al mismo tiempo, evitar una recesión.

Los funcionarios de la Fed han dicho que esperan mantener los tipos en territorio restrictivo hasta que tengan señales concretas de que la inflación está en camino hacia su objetivo del 2%, pero esa es una estrategia mucho más subjetiva que puede dar lugar a desacuerdos más abiertos entre los responsables de formular políticas.

Lea más en Bloomberg.com