Drones, IA y cabras: el nuevo manual para frenar los incendios forestales

En Cataluña, España, una fundación ha creado un sistema tridimensional que permite a los equipos de bomberos recorrer escenarios de emergencia en fuegos forestales

Incendio
Por Liza Tetley - Laura Millan
29 de agosto, 2023 | 02:17 AM

Bloomberg — Con el calentamiento del planeta, aumenta el número de países azotados por fuegos forestales. Turquía, Grecia y España han padecido incendios este año, y el ocurrido este mes en Hawái dejó un saldo de al menos 115 muertos y devastó la ciudad de Lahaina. Canadá está viviendo una temporada sin precedentes, con más de quince millones de hectáreas calcinadas. Las autoridades de este país están analizando las limitaciones de las medidas tradicionales de combate de los fuegos.

En el continente europeo que más rápido se está calentando como consecuencia del cambio climático, los bomberos investigan nuevas fórmulas para hacer frente a fuegos monstruosos. Las brigadas de emergencias y gestión de catástrofes están utilizando drones que pueden detectar los fuegos más pronto e incluyen prácticas tan tradicionales como el pastoreo con ovejas y cabras.

A continuación, presentamos algunas de las más novedosas iniciativas contra los fuegos forestales.

Drones

El uso de drones se está generalizando en el frente de operaciones.

PUBLICIDAD

El catedrático Domingos Xavier Viegas, de la Universidad de Coimbra (Portugal), especialista en el comportamiento de los fuegos forestales, asegura que los servicios europeos están empleando esta tecnología para cartografiar su vegetación, determinar las zonas de mayor riesgo, rastrear los incendios, recabar datos y distribuir agua en el último tramo durante los fuegos. Asimismo, se están creando drones de mayor tamaño, incluso anfibios, para que funcionen como cisternas aéreas o portadores de mangueras. Estos nuevos robots de extinción pueden lanzar agua y sustancias químicas retardadoras del fuego a grandes distancias y en zonas más extensas.

VER +
¿Por qué se incendió Hawái? Las posibles causas

Esto también puede salvar las vidas de los bomberos que, de otro modo, tendrían que acercarse “tan cerca de los incendios”, dice Kenneth Geipel, fundador de la empresa danesa de drones Robotto Co. Geipel fundó Robotto en 2019 después de ver la devastación dejada por incendios forestales récord en Suecia, Grecia y California un año antes. Sintió que los bomberos carecían de los datos necesarios para mapear y combatir los incendios en las primeras etapas.

Si bien las imágenes satelitales conllevan retrasos, los drones pueden identificar en tiempo real señales de humo o calor, advertir a las autoridades de control de incendios y calcular la posición, el tamaño y la intensidad de un incendio, dice Geipel.

PUBLICIDAD

Inteligencia artificial

Toda esta nueva información requiere más procesamiento de datos. Los sensores de los drones capturan más datos de los que es humanamente posible procesar en tiempo real sin utilizar herramientas de inteligencia artificial, afirma Geipel.

En 2022, el Foro Económico Mundial lanzó una iniciativa de inteligencia artificial y aprendizaje automático llamada FireAId. El proyecto piloto, iniciado en Turquía a raíz de los peores incendios forestales jamás registrados en el país en 2021, demostró que estas herramientas pueden reducir el tiempo de respuesta y el riesgo para los bomberos.

Entrenamiento en 3D

Los regímenes de capacitación para bomberos también se están volviendo más tecnológicos y colaborativos a medida que los departamentos de diferentes países comparan las mejores prácticas.

En Cataluña, la Fundación Pau Costa ha creado un sistema tridimensional que permite a los alumnos y equipos de bomberos recorrer escenarios de emergencia de incendios forestales. Esta denominada “caja de arena digital” ayuda a los estudiantes a visualizar el comportamiento de un incendio forestal y practicar estrategias de gestión de incendios, preparación que puede resultar especialmente útil para los bomberos de los países del norte de Europa.

“Es algo que las grandes ciudades cosmopolitas como Londres nunca antes habían experimentado”, dice Sami Goldbrom, comandante de grupo de la Brigada de Bomberos de Londres (LFB, por sus siglas en inglés). “Pero parece probable que los experimentemos en el futuro previsible”.

Inglaterra vivió su peor temporada de incendios forestales el año pasado: el 19 de julio de 2022 fue el día de mayor actividad en la LFB desde la Segunda Guerra Mundial . Desde entonces, la LFB ha establecido conexiones de formación con Australia, Grecia y España.

VER +
Ola de calor se mueve hacia península Ibérica y aumenta riesgo de incendios en España

Robots de limpieza de vegetación

La mejor manera de afrontar los incendios forestales es, en primer lugar, prevenirlos. Es por eso que el sacrificio selectivo de árboles y plantas más pequeñas es un aspecto importante para reducir el riesgo de incendios forestales.

PUBLICIDAD

Ingrese a los robots de limpieza de vegetación, que pueden eliminar el posible forraje de incendios forestales. Estos dispositivos se están desarrollando y funcionarán junto con los drones, afirma Viegas. Los drones trazan mapas de las zonas de alto riesgo desde arriba y los soldados de infantería mecánicos eliminan la vegetación en esas zonas.

Rebaños de fuego

Hasta que los robots de limpieza de vegetación se vuelvan más viables comercialmente, algunos organismos de control de incendios confían en una antigua técnica pastoral: invitar a ovejas y cabras a hacer el mismo trabajo.

En Cataluña, comunidad autónoma de España, los llamados Rebaños de Fuego (ovejas o cabras que pastan en el suelo del bosque para limpiar la vegetación) están regresando. En 2016 se inició un proyecto para revivir esta tradición, comenzando con un pequeño piloto de solo 48 hectáreas en la región del Baix Empordà en Cataluña. Para 2022, se había ampliado a 651 hectáreas.

Cataluña es uno de los pocos lugares del planeta donde las medidas de prevención de incendios han revertido un aumento de los incendios, según Marc Castellnou, comandante de incendios forestales y analista del Servicio Catalán de Bomberos. Durante la década de 1990, alrededor de 13.500 hectáreas ardieron en incendios forestales cada año, aproximadamente el 1% de los bosques de la región, dice. Desde entonces ha disminuido a entre 1.200 y 1.500 hectáreas cada año, en promedio.

PUBLICIDAD

Pero ni siquiera las mejores estrategias de mitigación niegan la urgencia de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar que el riesgo de incendios empeore aún más. “Si un incendio tiene una potencia de combustión de más de 10.000 kilovatios por metro cuadrado, no se puede extinguir por muchos recursos que pongamos”, afirma Castellnou . Algunos de los incendios forestales de Europa en los últimos años han alcanzado una intensidad seis veces mayor.

Lee más en Bloomberg.com