Morgan Stanley ve el fin del camino para las subidas de tasas del BCE

La ralentización de la inflación de los servicios y las señales de un rápido deterioro de la economía europea llevan a los estrategas a cambiar de opinión

Al fondo, la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Frankfurt, Alemania
Por James Hirai
01 de septiembre, 2023 | 08:33 AM

Bloomberg — Morgan Stanley (MS) cree que las últimas cifras económicas indican que el Banco Central Europeo (BCE) ya subirá los tipos de interés.

Según los economistas del banco de inversión estadounidense, los datos de esta semana, que muestran una ralentización de la inflación de los servicios en la Zona Euro, se suman a las señales de un rápido deterioro de la economía, lo que probablemente incline la balanza para los responsables políticos a favor de una pausa este mes. Anteriormente veían una subida más en septiembre, pero ahora esperan que la novena subida consecutiva de tipos de julio haya sido la definitiva.

VER +
Zona Euro vuelve a crecer pero inflación subyacente se mantiene elevada

“Cambiamos nuestra opinión sobre el BCE y esperamos una pausa en septiembre”, escribieron economistas como Jens Eisenschmidt en una nota a clientes. “Ahora vemos el tipo terminal en el 3,75%”.

La interrupción este mes de un ciclo histórico de subidas coincide con las últimas apuestas en los mercados monetarios, donde los operadores han reducido las probabilidades de un movimiento de un cuarto de punto a aproximadamente una entre cuatro. Pero contrasta con las apuestas del mercado, que siguen favoreciendo otra subida a finales de año, hasta un máximo del 4%.

PUBLICIDAD
Fin del camino para las subidas de tipos del BCE | Morgan Stanley espera que la novena subida consecutiva de julio sea la últimadfd

Eisenschmidt y sus colegas señalaron que la caída de la inflación de los servicios en agosto hasta el 5,5% desde el 5,6% anterior podría convertirse en un factor crucial para apoyar la tesis de que el pico de la inflación subyacente -que elimina los componentes más volátiles como la energía y los alimentos- ya es cosa del pasado.

El banco cree que el contexto macroeconómico se está volviendo especialmente favorable para los rendimientos reales, que excluyen la inflación, dado el “riesgo decreciente de inflación persistente a medida que nos acercamos al final del ciclo de endurecimiento del BCE”. Por ello, sus estrategas recomiendan comprar deuda francesa ligada a la inflación con vencimiento en 2031.

Más en Bloomberg

PUBLICIDAD

Lee también:

Las acciones de EE.UU. aún se enfrentan a riesgos de aterrizaje brusco: BofA