Analistas de Brasil elevan apuestas de crecimiento en 2023-2025

Sin embargo, los economistas temen que una actividad más sólida pueda ejercer presión sobre la inflación

Un asistente hace un gesto de apoyo a Luiz Inacio Lula da Silva, presidente de Brasil, durante el desfile militar del Día de la Independencia en Brasilia, Brasil, el jueves 7 de septiembre de 2023. Andressa Anholete/Bloomberg
Por Maria Eloisa Capurro
11 de septiembre, 2023 | 12:00 PM

Analistas de Brasil elevaron sus pronósticos de crecimiento económico hasta 2025 gracias a que sólidos datos de servicios y un resiliente mercado laboral continúan respaldando la actividad y los índices de aprobación del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

VER +
Analistas suben previsión de crecimiento de Brasil tras sólido PIB

La economía se expandirá un 2,64% este año, frente a la estimación anterior de 2,56%, según una encuesta semanal a economistas del banco central publicada el lunes. La actividad crecerá un 1,47% en 2024 y un 2% en 2025, también por encima de las estimaciones previas.

Brazil Analysts See Stronger Growth Ahead | Latin America's largest economy outperforms as rates falldfd

Los analistas brasileños están ajustando sus perspectivas después de que el producto interno bruto superara las estimaciones con un aumento de 0,9% en el período entre abril y junio, tras un trimestre mejor de lo esperado a principios de año. La resiliente economía ha impulsado los índices de aprobación de Lula a un 60%, según una encuesta reciente. También refuerza el llamado del banco central a un aterrizaje suave luego de un agresivo ciclo de ajuste monetario liderado por su gobernador, Roberto Campos Neto.

Ahora, mientras los responsables de política monetaria cambian de rumbo y refuerzan los planes para recortar las tasas en medio punto porcentual en cada reunión a futuro, los analistas estiman que la tasa de referencia Selic caerá a 11,75% en diciembre y a 9% a fines del próximo año.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los economistas temen que una actividad más sólida pueda ejercer presión sobre la inflación, y la mayoría apuesta a que los precios al consumidor aumentarán un 4,93% este año. La autoridad monetaria apunta a una inflación de 3,25% para 2023 y luego de 3% hasta 2026, con un rango de tolerancia de más o menos 1,5 puntos porcentuales.

Economistas de JPMorgan & Chase Co. creen que el actual proceso de desinflación podría verse interrumpido dado que los precios de los productos básicos están aumentando. “Es demasiado pronto para decir que el movimiento de la inflación básica de servicios hacia la meta es sostenible dadas las condiciones todavía sólidas del mercado laboral y las expectativas de inflación desancladas”, escribieron los analistas liderados por Cassiana Fernández en un informe de investigación.

Lea más en www.bloomberg.com