La élite de Wall Street celebra las victorias de Coco Gauff y Novak Djokovic en el US Open

¿En qué piensa gastar sus ganancias? En una hamburguesa, las facturas de su equipo de entrenadores y quizás unas vacaciones, dijo Gauff

Coco Gauff and Novak Djokovic Photographer: Sarah Stier and Clive Brunskill/Getty Images
Por Gillian Tan
11 de septiembre, 2023 | 10:43 AM

Bloomberg — Íconos de Wall Street, Hollywood y la América corporativa peregrinaron a Flushing Meadows este fin de semana. El domingo por la noche, Novak Djokovic se vengó de Daniil Medvedev, conquistador en 2021, y se impuso por 6-3, 7-6(5) y 6-3 en 3 horas y 16 minutos, logrando así su 24º Grand Slam.

VER +
Novak Djokovic gana el US Open 2023 y este es el millonario premio que se lleva

Jonathan Nelson, fundador y presidente ejecutivo de Providence Equity Partners, fue uno de los miles de personas que animaron al serbio, que a sus 36 años se convirtió en el campeón masculino individual del US Open de más edad en la Open Era.

“Hay que darle su merecido, es indiscutiblemente uno de los más grandes que han jugado a este deporte”, dijo Nelson antes del partido, aunque reivindicó a Carlos Alcaraz, campeón del US Open el año pasado, como “mi chico”.

La calidad de los tiros cosechó los aplausos de Joe Bae y Scott Nuttall, de KKR, Bill Ackman, de Pershing Square, Steve Tananbaum, de GoldenTree, Phillipe Laffont, de Coatue, Evan Greenberg, de Chubb, Doug Kimmelman, de Energy Capital Partners, Rob Pohly, de Samlyn Capital, y Aneel Ranadive, de Soma Capital. Steve Schwarzman, cofundador de Blackstone, también asistió a la acción en el estadio Arthur Ashe y cenó con amigos, entre ellos Charlie Ayres, de Trilantic, en Aces, un establecimiento de mantel blanco, antes de que empezara la acción.

PUBLICIDAD

Mientras la gente se apresuraba a sentarse, Kewsong Lee, antiguo Consejero Delegado de Carlyle, se detuvo a saludar a Dan Simkowitz, de Morgan Stanley, y a Raymond Joabar, de American Express. Gary Cohn, de IBM, David Zaslav, de Warner Bros Discovery, Bobby Kotick, Consejero Delegado de Activision Blizzard, Barry Diller, de IAC, y Fabrizio Freda, de Estee Lauder, disfrutaron del partido desde el nivel de la suite.

VER +
Los mercados suben por los signos de recuperación en China y el optimismo de Yellen

John Paulson estaba en primera fila, con las piernas cruzadas. Sólo cinco asientos separaban al gestor de fondos de cobertura de su ex socio en Puerto Rico, Fahad Ghaffar, que le demandó la semana pasada.

Prakash Melwani, colega de Schwarzman, se mostró neutral, mientras que Angelo Acconcia, de ArcLight, se declaró partidario de Medvedev.

PUBLICIDAD

“Es bueno ver la excelencia”, dijo el candidato presidencial republicano Vivek Ramaswamy en las redes sociales, describiendo la calidad de la final masculina como “fenomenal”.

A su conclusión, el triunfante Djokovic -animado por Matthew McConaughey, Leonardo DiCaprio y Justin Timberlake- se puso una camiseta con la leyenda “Mamba forever”, dedicando su 24º título grande como homenaje a su difunto amigo Kobe Bryant, que llevaba la camiseta “24″ en Los Ángeles Lakers.

Llámala campeona

Nelson, de Providence, que también es cofundador y presidente ejecutivo de la empresa de inversiones Dynasty Equity, dedicada al deporte, felicitó a Coco Gauff, campeona individual femenina, por su victoria en tres sets el sábado por la noche contra Aryna Sabalenka.

“Llámala campeona”, dijo Nelson, en referencia al eslogan acuñado por el patrocinador de Gauff, New Balance, un juego de palabras con la frase “Llámame Coco” que surgió cuando la adolescente de Florida irrumpió en escena en 2019 con una sorpresa sobre Venus Williams en un debut de ensueño en Wimbledon.

“Qué aplomo y talento a una edad tan temprana, realmente inspirador”, dijo. “Espero y deseo que podamos verla durante muchos años”.

La batalla congregó a 28.143 espectadores, lo que supone la final femenina individual con mayor asistencia de la historia del US Open, según la Asociación de Tenis de Estados Unidos. A la cifra récord contribuyeron los iconos de Hollywood Nicole Kidman, Charlize Theron, Mindy Kaling, Ellen Pompeo y Shonda Rhimes, así como las estrellas del baloncesto Kevin Durant y Jimmy Butler. Michael DeFlorio, de Harvest Partners, se sentó junto a Spike Lee para presenciar el memorable golpe ganador de revés de la joven de 19 años en el punto de partido que la convirtió en la estadounidense más joven en levantar el trofeo del US Open desde Serena Williams en 1999.

“Eres una inspiración para todos nosotros”, le dijo a Gauff Nelle Miller, de JPMorgan, al entregarle un cheque de US$3 millones. La diestra aprovechó ese momento para reconocer a Billie Jean King, que allanó el camino hacia la igualdad de premios hace exactamente 50 años. “Gracias Billie por luchar por esto”, sonrió a la veterana de 79 años.

PUBLICIDAD

El domingo por la tarde, antes de acudir al partido inaugural de los New York Giants, en el que posó para las fotos con los aficionados, entre ellos la filántropa Laurie Tisch, Gauff respondió a algunas preguntas en Instagram. ¿En qué piensa gastar sus ganancias? En una hamburguesa, las facturas de su equipo de entrenadores y quizás unas vacaciones, dijo Gauff, restando importancia a una necesidad a corto plazo de bienes raíces porque todavía vive con sus padres, y no quiere mudarse hasta que tenga al menos 21 años.

“El US Open siempre tiene una forma especial de producir esos momentos de ‘han llegado’ ante el público neoyorquino, y la nueva generación del tenis estadounidense tuvo ese tipo de año tanto en el lado femenino como en el masculino”, dijo el cofundador de Sixth Street, Joshua Easterly, refiriéndose tanto a Gauff como al sorprendente Ben Shelton, que llegó a las semifinales. “Es divertido de ver y es estupendo para el futuro de este deporte”.

Lea más en www.bloomberg.com