Inversionistas corren hacia acciones de EE.UU. y se alejan de las de emergentes: BofA

La tendencia es otra señal de la disminución del peso de China en la masa monetaria global

Un peatón mira una pizarra electrónica de valores fuera de una empresa de valores en Tokio, Japón, el jueves 1 de junio de 2023.
Por Michael Msika
12 de septiembre, 2023 | 11:27 AM

Bloomberg — La preocupación por la debilidad de la economía de China ha creado un “cambio dramático” en la asignación de acciones de los inversionistas: una carrera hacia EE.UU. y un éxodo de los mercados emergentes, mostró la última encuesta global de administradores de fondos de Bank of America.

BofA dijo que el tema de “evitar a China” se ha convertido en una de las mayores convicciones entre los inversionistas encuestados, que gestionan US$616.000 millones en activos. Un cero por ciento neto del grupo espera un crecimiento económico más fuerte para el país en el futuro cercano, una reversión masiva respecto del 78% registrado en febrero de este año y el nivel más bajo desde los mínimos anotados durante los bloqueos del año pasado.

La tendencia es otra señal de la disminución del peso de China en la masa monetaria global. Dudas sobre la capacidad de inversión de las acciones chinas han cobrado fuerza a medida que los esfuerzos de Pekín para restaurar la confianza tienen un impacto limitado y mientras Occidente intensifica la supervisión de la exposición a la mayor economía de Asia.

Esto ha tenido un impacto en la asignación de acciones de los mercados emergentes, cuya sobreponderación neta cayó del 34% al 9% en septiembre, la lectura más baja desde noviembre de 2022. Por el contrario, la asignación a acciones estadounidenses aumentó 29 puntos porcentuales a una sobreponderación neta del 7%: la primera lectura sobreponderada desde agosto del año pasado, según la encuesta.

PUBLICIDAD

Las acciones estadounidenses han superado a sus pares globales este año y el índice S&P 500 ha subido un 17%. Mientras tanto, el índice MSCI Emerging Markets sólo ha ganado un 2%.

Fonte: Banco da AméricaFonte: Banco da Américadfd

Es más, las lecturas de los datos mostraron que la percepción de China era más bajista que en septiembre del año pasado, justo antes de que China reabriera tras las restricciones impuestas para contener el covid. Los inversionistas también se han vuelto escépticos sobre la posibilidad de cualquier estímulo que impulse la economía de China: sólo el 15% espera una política tipo “bazuca”.

Y los bienes raíces chinos ahora son vistos como la fuente número del próximo evento crediticio global.

PUBLICIDAD

En términos más generales, los inversionistas siguen aficionándose a la idea de que la economía mundial evitará una recesión: el 74% de los participantes prevé que no habrá aterrizaje o que este será “suave”, en comparación con sólo el 21% que espera un aterrizaje “duro”. Dicho esto, siguen siendo pesimistas: el 53% se está preparando para una economía más débil durante los próximos 12 meses, frente al 45% en agosto.

La encuesta se realizó del 1 al 7 de septiembre y entrevistó a 222 participantes. Otros hallazgos incluyen:

  • Las asignaciones de acciones aumentaron siete puntos porcentuales el mes pasado hasta alcanzar una infraponderación neta del 3%, la más alta desde abril de 2022. La asignación de bonos bajó seis puntos porcentuales hasta alcanzar una infraponderación neta del 1%, la primera infraponderación de bonos en siete meses La asignación de efectivo aumentó siete puntos porcentuales hasta alcanzar una sobreponderación neta del 27%, el mayor aumento mensual en la asignación de efectivo desde septiembre de 2022.
  • Un 40% señaló que el mayor riesgo de cola es que la alta inflación mantenga la postura restrictiva de los bancos centrales.
  • La Reserva Federal recortará las tasas y el 69% neto espera tasas más bajas a corto plazo, la mayor cantidad desde diciembre de 2008.
  • El 60% cree que la Reserva Federal ha “terminado” de subir las tasas, en comparación con el 47% en agosto y el 9% en julio.
  • Las operaciones más concurridas son largas en grandes empresas tecnológicas (55%) y cortas en acciones chinas (21%)

Lea más en www.bloomberg.com