Es cada vez más difícil comprar casas en EE.UU. y eso es un problema para Biden

Las tasas hipotecarias en el país norteamericano subieron en agosto a sus niveles más altos desde el año 2000

Foto: Jim Vondruska/Bloomberg
Por Mark Niquette
18 de septiembre, 2023 | 08:34 AM

Bloomberg — La asequibilidad de la vivienda en Estados Unidos ha alcanzado mínimos históricos, lo que plantea dificultades tanto a los compradores como a los inquilinos y puede convertirse en un tema destacado en la próxima campaña presidencial.

VER +
Bajan los precios y el asombro en la avenida de los multimillonarios de Nueva York

En el año transcurrido hasta julio, Milwaukee, una de las principales ciudades en el estado de Wisconsin, considerado uno péndulo en las elecciones, experimentó un descenso significativo de la asequibilidad del alquiler, situándose entre las áreas metropolitanas con peores resultados del país según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. Además, fue testigo de uno de los aumentos más sustanciales en la carga de los pagos hipotecarios entre las 50 principales áreas metropolitanas durante el año pasado, según informó Zillow.

Esta crisis de asequibilidad de la vivienda refleja una tendencia más amplia que se está produciendo en ciudades de todo el país. Las tasas hipotecarias en Estados Unidos subieron en agosto a sus niveles más altos desde el año 2000, lo que provocó un fuerte descenso de las solicitudes de compra de vivienda, alcanzando niveles no vistos en décadas. Además, el limitado inventario de viviendas ha contribuido al aumento de los precios de venta y de los alquileres, alcanzando en ambos casos máximos casi históricos. Estos factores combinados están ejerciendo una inmensa presión sobre las personas que buscan vivienda en ciudades como Milwaukee.

Índice de asequibilidad de casasdfd

La crisis de Milwaukee destaca, sin embargo, porque la vivienda en la región ha sido tradicionalmente relativamente estable y barata, y porque puede tener repercusiones políticas: Entre las grandes áreas metropolitanas de los estados indecisos, la de Milwaukee fue la que más redujo la asequibilidad de la vivienda el año pasado.

PUBLICIDAD

Esto podría influir en la opinión de los votantes sobre su propia prosperidad y la economía estadounidense en general, creando una vulnerabilidad política para el Presidente Joe Biden, especialmente entre los votantes jóvenes, que se ven muy afectados por el descenso de la asequibilidad de la vivienda. Biden no puede permitirse ningún revés en un estado que ganó por sólo 20.682 votos en 2020. Filadelfia, otro de los principales núcleos de población de un estado muy disputado, también se encuentra entre las metrópolis estadounidenses con mayores aumentos de la carga hipotecaria el año pasado, según datos de Zillow.

“Contribuye a una sensación general de que el sueño americano está fuera de alcance, y que si el Partido Demócrata promete un sueño americano de clase media y está fracasando, entonces creo que esos votantes son más propensos a escuchar al Partido Republicano”, dijo Wendy Schiller, profesora de ciencias políticas de la Universidad de Brown.

“Desgarrador”

Las profesoras Maggie Golab, de 35 años, y Jenny Rechlicz, de 31, empezaron a buscar casa en Milwaukee tras casarse en julio. Tras mirar 21 casas y superar la oferta de tres de ellas, finalmente pudieron comprar este mes un pequeño bungalow en el barrio de Washington Heights.

PUBLICIDAD

Aunque están encantadas con la ubicación, tuvieron que pujar por encima del precio de venta, y sólo pudieron permitirse la casa porque el piso de arriba y el sótano están sin terminar. Tendrán que pasar los próximos años remodelando para conseguir el espacio habitable que querían, dijo Golab.

“Definitivamente fue muy frustrante y un poco desgarrador”, dijo Golab sobre el proceso de compra de vivienda, señalando que los precios de las viviendas en ciertos barrios eran mucho más altos de lo que esperaba.

VER +
Precios de la gasolina, seguro del auto y medicinas suben para estadounidenses

Milwaukee ha tenido históricamente un mercado de la vivienda relativamente estable y asequible, lo que significa que los costes más altos tienen un mayor efecto proporcional allí que en los mercados volátiles, como en el Cinturón del Sol, dijo Mark Eppli, director del Centro Graaskamp de Bienes Raíces de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Mike Ruzicka, presidente de la Greater Milwaukee Association of Realtors, dijo que la mayoría de las nuevas viviendas en el mercado de Milwaukee han sido apartamentos de lujo, con la construcción de viviendas unifamiliares cayendo en picado después de la Gran Recesión.

“Es muy difícil ser un comprador”, dijo Beth Jaworski, que ha sido un agente de bienes raíces durante 31 años en el área de Milwaukee y representa Golab y Rechlicz. “Creo que nunca lo había visto así”.

Pocos compradores están a salvo de los problemas. En el condado suburbano de Waukesha, justo al oeste de Milwaukee, los precios de la vivienda han subido casi tres veces más que los ingresos, mientras que el inventario disponible no ha satisfecho la demanda, según un informe de julio del Foro Político de Wisconsin.

Teig Whaley-Smith, que dirige la Alianza para el Desarrollo Comunitario de Milwaukee, calcula que hay 17.000 familias negras y latinas que aspiran a comprar una vivienda en el condado por US$125.000 o menos, pero sólo hay 1.500 propiedades de este tipo disponibles. Culpa a los inversores de fuera del estado que compran viviendas unifamiliares para alquilarlas.

PUBLICIDAD

Fuerte participación

Los votantes millennials y de la Generación Z menores de 45 años, que constituyen una parte cada vez mayor del electorado estadounidense, se ven desproporcionadamente afectados por la asequibilidad de la vivienda. Las encuestas a pie de urna muestran que votaron abrumadoramente por Biden frente al expresidente Donald Trump en 2020.

Una encuesta del Pew Research Center realizada entre el 27 de marzo y el 2 de abril reveló que el 66% de los adultos estadounidenses de entre 18 y 29 años no confían demasiado o no confían en absoluto en que Biden pueda tomar buenas decisiones sobre política económica, y el 62% de los adultos de entre 30 y 49 años opinan lo mismo. Un sondeo de SocialSphere Inc. entre la Generación Z reveló que la imposibilidad de comprar una casa era su segunda mayor fuente de infelicidad.

VER +
La Fed ha terminado de subir las tasas y las bajará en 2024, según economistas

Biden necesitará una fuerte participación de estos jóvenes para repetir su victoria en Wisconsin.

El presidente ha pregonado sus esfuerzos por reducir los costes de la vivienda, impulsar la oferta disponible y proteger a los inquilinos, mientras que los republicanos han bloqueado sus iniciativas y no han ofrecido sus propios planes. Ha propuesto un “Plan de Acción para la Oferta de Vivienda” con acciones legislativas y administrativas para ayudar a cerrar el déficit de oferta de vivienda en EE.UU. en cinco años.

PUBLICIDAD

“El Presidente Biden está invirtiendo en vivienda asequible tras décadas de inacción”, declaró su portavoz Michael Kikukawa en un comunicado. “Cree que los jóvenes merecen vivir en una casa de calidad que puedan permitirse alquilar o comprar, que merecen una oportunidad justa de alcanzar el sueño americano”.

Y puede ayudar que algunos votantes se preocupen más por cuestiones como el cambio climático y el aborto y no vinculen las condiciones de su mercado inmobiliario local a las políticas de los legisladores nacionales.

PUBLICIDAD

Ka Seng Lim, ingeniero de 25 años y demócrata de Milwaukee, dijo que no culpa a Biden por el bajo inventario y la feroz competencia por casas asequibles que él y su prometida encontraron antes de comprar finalmente una vivienda inicial el mes pasado.

Aún así, los republicanos lo ven como una debilidad del presidente, señalándole con el dedo por “matar el sueño americano de ser propietario de una vivienda.” Aunque la inflación se ha moderado desde el año pasado, los candidatos del GOP han tratado de vincular a los demócratas con la escalada de precios que los consumidores han experimentado recientemente en muchos rincones de la economía estadounidense.

El estratega republicano Doug Heye dijo que los altos precios, especialmente de la vivienda, son la principal razón por la que los demócratas no pueden confiar en que Biden vencería a Trump el año que viene, si es el candidato del GOP.

PUBLICIDAD

Chris Sinicki, presidenta del Partido Demócrata del condado de Milwaukee, dijo que le preocupa cómo los mensajes republicanos sobre la asequibilidad de la vivienda podrían pesar en la participación. En particular, le preocupa que pueda disuadir a los negros y a los jóvenes de votar en el número que los demócratas necesitan para ganar su estado.

“Es algo que, como demócratas, tenemos que averiguar cómo vamos a contrarrestar”, dijo Sinicki en una entrevista. “Tenemos que sacar a todos y cada uno de los votantes del condado de Milwaukee”.

--Con la colaboración de Michelle Jamrisko.

Lea más en Bloomberg.com