Nuevo resort de Las Vegas de US$3.700 millones abrirá tras 23 años de construcción

El magnate de Florida Jeffrey Soffer lleva su marca Fontainebleau a la Ciudad del Pecado

Las Vegas, Hotel
Por Christopher Palmeri
19 de septiembre, 2023 | 07:31 AM

Bloomberg — El magnate inmobiliario Jeffrey Soffer ha esperado 23 años para este momento.

El desarrollador inmobiliario de Florida inaugurará en diciembre el nuevo complejo turístico de Las Vegas, un palacio de US$3.700 millones con siete piscinas, 36 restaurantes y bares, así como un club privado en la última planta con espectaculares vistas del horizonte.

Lo que realmente destaca del Fontainebleau Las Vegas no es su altura (con 67 pisos es el hotel más alto de Nevada) ni la escultura de 46 pies del artista suizo Urs Fischer en el vestíbulo sur. Es el tiempo que tardó en construirse. Soffer adquirió el terreno en 2000, pero perdió el control del proyecto, casi terminado, durante la crisis financiera de 2008-2009. Dos propietarios más fueron y vinieron, entre ellos el multimillonario Carl Icahn, antes de que Soffer readquiriera el edificio aún inacabado en 2021 por una fracción de su coste de construcción original.

Las Vegasdfd

“Es una de las grandes y locas historias del sector inmobiliario”, dijo el hombre de 55 años mientras paseaba por la propiedad una tarde reciente. “Siempre hay una locura en tu carrera. Ésta es sin duda”.

PUBLICIDAD

Soffer dijo que simplemente creía firmemente en el concepto, llevando una versión del complejo Fontainebleau de su familia en Miami Beach a la capital estadounidense del juego. El hotel de Florida ha sido un patio de recreo para ricos y famosos desde su inauguración en 1954. Diseñado por el arquitecto Morris Lapidus, el establecimiento frente al mar destaca sobre todo por su amplia zona de piscinas, donde James Bond jugó a las cartas contra el villano Auric Goldfinger en la película Goldfinger de 1964. Soffer dijo que el complejo de Miami Beach es uno de los hoteles sin casino más rentables del país.

Al igual que su homónimo de Florida, el Fontainebleau Las Vegas tendrá detalles en forma de pajarita, desde las columnas del vestíbulo hasta los tiradores de latón de los cajones de las habitaciones (Lapidus era un fan de la corbata). Soffer está importando su exitosa marca de discoteca LIV a la propiedad de Las Vegas. La combinación de colores azul y rosa coral del complejo evoca a su hermano de Miami Beach. Lo mismo ocurre con los muebles franceses de estilo moderno de mediados de siglo de las habitaciones.

Las Vegas, Hoteldfd

Soffer planea aprovechar su base de datos de clientes de Miami Beach para ayudar a poner en marcha la propiedad de Nevada.

PUBLICIDAD

“Tenemos muchos clientes que van a los dos sitios”, dijo. “Te sientas en la playa de Miami Beach y ves aviones con pancartas de Las Vegas”.

Soffer, que estuvo casado con la supermodelo Elle MacPherson y tiene como vecino y amigo al gran jugador de fútbol americano Tom Brady, probablemente contará con algunos de sus amigos famosos para la inauguración.

“En todas las propiedades de éxito hay una persona carismática al frente”, dijo Howard Karawan, que trabajó con Soffer en su primer intento de abrir el complejo. “Jeff es sin duda eso, y tiene un gran círculo de amigos”.

Desafíos del Fontainebleau

El mayor reto de Soffer será probablemente la ubicación del Fontainebleau en el extremo norte del famoso Strip de la ciudad, lejos de establecimientos como el Bellagio y el Caesars Palace, donde los clientes pueden pasear más fácilmente de uno a otro. Los casinos del extremo norte, como el Stratosphere y el SLS, que ahora vuelve a tener el nombre original de Sahara, han tenido a veces problemas financieros.

“Creemos que las grandes inversiones, como las renovaciones que hemos llevado a cabo en el Strat, y las nuevas propiedades crearán con el tiempo más densidad y tráfico en el norte del Strip’', declaró Charles Protell, presidente de Golden Entertainment, propietaria del Stratosphere.

La última gran apertura del Strip, el Resorts World Las Vegas del Grupo Genting, de 4.300 millones de dólares, en 2021, se encuentra casi enfrente del Fontainebleau. Recientemente ofreció tarifas de habitación entre semana tan bajas como US$99 por noche, incluso cuando el tráfico total de visitantes a Las Vegas ha aumentado hasta niveles casi prepandémicos. El Fontainebleau tiene previsto que las tarifas de sus 3.644 habitaciones empiecen a partir de 300 $ por noche.

El Fontainebleau será uno de los hoteles más cercanos al centro de convenciones de la ciudad, lo que debería mantenerlo ocupado con huéspedes de negocios entre semana, dijo Soffer. El complejo está construido sobre una superficie relativamente pequeña para los estándares de Las Vegas, menos de 25 acres. Los huéspedes pueden acceder a la mayor parte de la propiedad a través de un banco central de ascensores. Soffer dijo que, de todos modos, a sus leales y adinerados clientes no les interesa ir a pie de un casino a otro.

PUBLICIDAD

“El dinero no anda”, dijo.

Las Vegasdfd

“El lugar más lujoso de Las Vegas”

El padre de Soffer, Donald, que ahora tiene 90 años, puso en marcha el imperio inmobiliario familiar y acabó convirtiendo unas tierras pantanosas al norte de Miami en Aventura, una comunidad de alto nivel. Después de que su familia comprara el hotel Fontainebleau de Miami Beach en 2005, Soffer empezó a trabajar en la versión de Las Vegas.

El plan original incluía vender condominios, algo que su familia ya había hecho en Florida y Nevada. Pero el interés de los compradores se evaporó en 2009. Con más de US$2.200 millones invertidos y el complejo terminado en un 70%, los bancos de Soffer retiraron la financiación. El Fontainebleau Las Vegas se declaró en quiebra. Icahn, que vive a tres puertas de Soffer en Florida, lo compró por US$156,1 millones y luego vendió el mobiliario. En un momento dado, el edificio vacío se utilizó para entrenar a los bomberos.

“Le deseo suerte”, dijo Icahn en una entrevista.

PUBLICIDAD

El promotor neoyorquino Steven Witkoff adquirió la propiedad a Icahn por US$600 millones, con planes de abrir un complejo turístico llamado Drew Las Vegas. Sus planes se desvanecieron durante la pandemia de Covid-19. Soffer dijo que recuperó el proyecto por menos del precio de venta anterior, pero no quiso decir cuánto. Su socio es la rama inmobiliaria de Koch Industries. La financiación de un consorcio dirigido por JPMorgan Chase & Co. asciende a US$2.200 millones.

Soffer dijo que costaría miles de millones de dólares más si empezara de cero.

PUBLICIDAD

“Así que, ¿por qué no gastar todo el dinero adecuado y convertirlo en el lugar más lujoso de Las Vegas?”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com