Azerbaiyán termina ataque militar contra armenios tras intervención de Rusia

El acuerdo marca una fase nueva y potencialmente decisiva en una de las disputas territoriales más insolubles del mundo

Foto: Getty Images
Por Bloomberg News
20 de septiembre, 2023 | 10:10 AM

Bloomberg — Azerbaiyán ha decidido poner fin a sus operaciones militares en la disputada región de Nagorno-Karabaj. Esta decisión se produjo después de que las autoridades armenias del territorio acordaran disolver sus fuerzas tras una intervención de Rusia.

El Presidente ruso, Vladimir Putin, durante una reunión con el Ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, en San Petersburgo, subrayó que el Kremlin ha estado en estrecha comunicación con todas las partes implicadas en el conflicto de esta región, que una vez formó parte de la Unión Soviética. Expresó su esperanza de que el conflicto se desescalara y se resolviera pacíficamente.

Tanto el Ministerio de Defensa de Bakú (Azerbaiyán) como las autoridades armenias de Nagorno-Karabaj emitieron declaraciones separadas en las que confirmaban su acuerdo de alto el fuego, alcanzado gracias a los esfuerzos de mediación de las fuerzas rusas estacionadas en la zona.

Nagorno-Karabaj acordó “desarmar completamente” a sus fuerzas de defensa, y funcionarios de ambas partes se reunirán el jueves para mantener conversaciones sobre la “reintegración” de la región en Azerbaiyán más de tres décadas después de que su población mayoritariamente armenia declarara la independencia al desmoronarse la Unión Soviética.

PUBLICIDAD
El área en disputa ha sido un teatro de operaciones en el conflicto armado entre Azerbaiyán y Armenia durante décadasdfd

La rápida conclusión de los combates se produjo después de que el Presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, rechazara las exigencias estadounidenses y europeas de poner fin a su campaña militar para hacerse con el control total del territorio, y prometiera continuar la “operación antiterrorista” iniciada el martes hasta que los armenios se rindieran.

El acuerdo marca una fase nueva y potencialmente decisiva en una de las disputas territoriales más insolubles del mundo, que ha estallado repetidamente en violencia, matando a decenas de miles de personas y convirtiendo a más de un millón de personas en refugiados al romperse las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán. Según las autoridades armenias, al menos 32 personas murieron y más de 200 resultaron heridas en los últimos enfrentamientos.

Los bonos emitidos por Armenia y Azerbaiyán subieron tras el anuncio de la suspensión de las operaciones militares.

PUBLICIDAD

El destino de Nagorno-Karabaj fue el catalizador de las protestas independentistas en ambos países que contribuyeron a la caída de la Unión Soviética. La lucha por el control del territorio, reconocido internacionalmente como parte de Azerbaiyán, hizo que Armenia y Azerbaiyán sigan sin tener una frontera acordada más de 30 años después de la independencia.

Azerbaiyán se hizo con parte de la región y siete distritos circundantes en una guerra con Armenia en 2020 en la que murieron miles de personas antes de que Putin negociara una tregua. Rusia desplegó casi 2.000 soldados en Nagorno-Karabaj para mantener la paz en virtud del acuerdo.

El contingente militar ayudó a mediar en la tregua del miércoles, según las declaraciones de Azerbaiyán y la oficina del Presidente de Nagorno-Karabaj, Samvel Shahramanyan.

Ambas partes afirmaron que todo el armamento pesado perteneciente al ejército de Nagorno-Karabaj sería retirado de la región y que las unidades militares de la vecina Armenia también se retirarían del territorio.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, negó que las fuerzas de su país estuvieran en Nagorno-Karabaj desde agosto de 2021. Armenia no participó en el acuerdo de alto el fuego, y esperaba que las fuerzas rusas que lo negociaron garantizaran la seguridad de los armenios de Nagorno-Karabaj, dijo Pashinyan.

Funcionarios de Nagorno-Karabaj y Azerbaiyán se reunirán el jueves en la ciudad azerbaiyana de Yevlakh para mantener conversaciones, entre otras cosas sobre la protección de los derechos y la seguridad de la población armenia “en el marco de la Constitución de Azerbaiyán”, según el acuerdo.

Estados Unidos, Francia, Alemania y la Unión Europea habían pedido a Azerbaiyán que detuviera su ataque y volviera a las negociaciones para resolver el conflicto.

PUBLICIDAD

Turquía, que tiene un pacto de defensa con Azerbaiyán, había respaldado la ofensiva de su aliado. “Karabaj es territorio de Azerbaiyán”, dijo el martes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Apoyamos los pasos dados por Azerbaiyán para proteger su integridad territorial”.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que se están haciendo preparativos para una llamada telefónica entre Putin y Pashinyan. Todavía no está prevista ninguna llamada con Aliyev, aunque Rusia está en contacto con Azerbaiyán, dijo.

Pashinyan había acusado a Bakú de intentar provocar una “escalada militar” en Armenia y dijo que el país no se vería arrastrado a los combates a pesar de las presiones “emocionales” para que apoyara a la población de Nagorno-Karabaj.

Su gobierno se enfrenta a una creciente presión en la capital, Ereván, donde estallaron protestas a gran escala exigiendo la dimisión de Pashinyan y acusando a Rusia de no apoyar a Armenia, con la que tiene un pacto de defensa mutua.

PUBLICIDAD

Armenia alberga la única base militar extranjera de Rusia en el Cáucaso, pero las relaciones con Moscú se han deteriorado recientemente, ya que Pashinyan ha estrechado lazos con Estados Unidos y la UE.

--Con la colaboración de Sara Khojoyan.

Lea más en Bloomberg.com