Empleados despedidos de TikTok dicen haber recibido insultos racistas de sus jefes

Las tecnológicas llevan años recibiendo críticas por su lentitud a la hora de mejorar la contratación y el trato a las mujeres y a las minorías infrarrepresentadas

La matriz de TikTok
Por Josh Eidelson
21 de septiembre, 2023 | 11:54 AM

Bloomberg — ByteDance Ltd., la empresa matriz de TikTok, fue acusada de racismo y retaliación por ex empleados, que dicen que fueron despedidos porque se atrevieron a hablar contra la discriminación.

Una mujer que trabajaba en ventas dijo que fue forzada a perseguir posibilidades de menor calidad, en vez de oportunidades mejores generadas por ella misma, y que varios supervisores, entre ellos un vicepresidente, se refirieron a ella como una “víbora negra”.

En tanto, un hombre que trabajaba en el sector de publicidad dijo que se le asignó una jerarquía inferior y salario en comparación con colegas blancos que tenían las mismas habilidades, y que se le negó reconocimiento por logros e ideas.

La denuncia que presentaron el jueves ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos (EEOC, por sus siglas en inglés), que vela por el cumplimiento de las leyes federales contra la discriminación en el lugar de trabajo, se produce en un momento en que las empresas tecnológicas llevan años recibiendo críticas por su lentitud a la hora de mejorar la contratación y el trato a las mujeres y a las minorías infrarrepresentadas. También es un momento tenso para ByteDance, con sede en China, en medio de una proliferación de esfuerzos para prohibir TikTok en los EE.UU. por temor a que pueda permitir al gobierno chino obtener datos sobre los estadounidenses sin su conocimiento.

PUBLICIDAD
VER +
Multa de €345 millones a TikTok por poner en peligro los datos de menores en la UE

ByteDance no respondió de inmediato a una consulta.

Los ex empleados de ByteDance Nnete Matima y Joël Carter dijeron en la denuncia ante la EEOC que su experiencia frente a las represalias por denunciar los prejuicios “es ilustrativa de un problema sistémico en Silicon Valley y, más en general, en las grandes empresas estadounidenses.”

“Este caso demuestra el dilema al que se enfrentan demasiados trabajadores de color hoy en día”, afirmaron. “Pueden ignorar la discriminación y dejar que los supervisores sesgados saboteen sus carreras, o pueden denunciar esa discriminación y sufrir represalias que a menudo conducen al despido”.

PUBLICIDAD
Un anuncio de TikTok en una estación de metro de Washington, DC, EE.UU.

En 2020, a raíz de las preocupaciones sobre la visibilidad expresadas por los creadores negros de TikTok, la compañía emitió un compromiso de “trabajar todos y cada uno de los días para crear un ambiente de apoyo para la comunidad negra y para todos en todo el mundo.” La compañía de redes sociales dijo en ese momento: “Estamos con la comunidad negra y estamos orgullosos de proporcionar una plataforma donde #blacklivesmatter y #georgefloyd generan contenido poderoso e importante con más de mil millones de visitas.”

En su denuncia, Matima y Carter afirman que se habían sentido alentados por los compromisos públicos de TikTok, pero se encontraron con una realidad diferente tras unirse ellos mismos a la empresa. Carter era gerente del equipo de política publicitaria de TikTok. Matima trabajaba vendiendo Lark, la herramienta de colaboración en el lugar de trabajo de ByteDance.

Ambos trabajadores afirman que fueron los únicos empleados negros en sus puestos durante la mayor parte del tiempo que estuvieron allí, y que después de presentar quejas internas, la dirección “se negó a investigar adecuadamente sus reclamaciones y se ensañó” con ellos, despidiéndolos en última instancia. El comportamiento de la empresa demuestra que “no tolera la disidencia en sus filas”, según la demanda.

“Sabemos que la discriminación está muy extendida en Estados Unidos, pero cuando los trabajadores se quejan de ella, las empresas dicen: ‘No podemos ser nosotros’”, afirmó Peter Romer-Friedman, abogado de Matima y Carter. “La forma responsable en que los dirigentes de las empresas deben responder a las quejas por discriminación es tomárselas en serio, no emprender una caza de brujas contra las personas que han presentado la queja”.

Las quejas presentadas ante la EEOC son investigadas por su personal, tras lo cual la agencia puede desestimar las reclamaciones, intentar fraguar un acuerdo, demandar a la empresa acusada o simplemente dar luz verde a los demandantes para que presenten una demanda por su cuenta.

“Hice todo lo posible por presentar denuncias, informar a la cadena de mando... Hice todo lo posible, pero cuanto más hablaba, peor me trataban”, dijo Matima en una entrevista. “Quiero que entiendan que el modo en que tratan a la gente de color no está bien, y que no vamos a aceptarlo sin más”.

Lea más en Bloomberg.com