Inversores en Argentina ven que se agota el rally de los bonos de YPF

Especialistas sugieren que deben venderse los papeles de la empresa antes de las elecciones del 22 de octubre. Los motivos

Planta de Luján de Cuyo, en Mendoza
Por Scott Squires
21 de septiembre, 2023 | 04:37 PM

Bloomberg — El repunte de los bonos de la petrolera estatal argentina YPF SA, que se ha prolongado por meses, está llegando a su fin y los inversores dicen que deben vender antes de las elecciones presidenciales de octubre.

Los bonos con vencimiento en 2025 han subido alrededor de 20 centavos por dólar en el último año, generando uno de los mejores rendimientos de empresas de mercados emergentes. El repunte, combinado con la falta de claridad sobre la Administración entrante, ha encarecido los bonos, considerados un refugio seguro frente al caos económico casi constante del país, según los inversores y analistas de empresas locales como TPCG Valores S.A. y Puente Hnos. S.A.

“Ahora parece un buen momento para vender”, dijo Ray Zucaro, director de inversiones de Rvx Asset Management en Miami, que posee deuda soberana y corporativa de Argentina.

Paula La Greca, analista corporativa de TPCG Valores en Buenos Aires, coincide. “Los precios de los bonos de YPF carecen del apoyo fundamental para seguir subiendo”, dijo en un correo electrónico.

PUBLICIDAD
YPFdfd

El candidato outsider Javier Milei, que quiere dolarizar la economía, es el favorito para ganar las próximas elecciones presidenciales. Milei sorprendió en la carrera tras imponerse a Patricia Bullrich, candidata de la principal coalición de oposición, y al ministro de Economía, Sergio Massa, en las primarias de agosto.

“La situación económica que heredará el próximo Gobierno, ya sea Milei, Bullrich o Massa, es lo que está creando incertidumbre”, dijo Juan Manuel Vázquez, operador de ventas de renta fija de la corredora Puente de Buenos Aires. “Los desequilibrios macro se han acumulado hasta un punto en el que no hay salidas fáciles, y eso es lo que asusta a los inversores”.

Argentina está al borde de su sexta recesión en 10 años, con el 40% de la población viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Los precios al consumidor suben casi un 125% anual, mientras el Banco Central se queda sin reservas y los argentinos acuden en masa a los dólares estadounidenses para protegerse de otra devaluación del peso.

PUBLICIDAD

Aunque se considera que cualquiera de los tres candidatos presidenciales de Argentina apoyará una mayor explotación del importante yacimiento de shale de Vaca Muerta, quienquiera que gane las elecciones del 22 de octubre tendrá que recortar drásticamente el déficit fiscal y reconstruir las menguantes reservas internacionales para reembolsar a los inversores antes de que venzan los grandes pagos de los bonos soberanos de la nación en 2025.

“A estos precios, prefiero la deuda soberana”, dijo Fabricio Gatti, gestor de carteras de Novus Asset Management en Buenos Aires. “Si Argentina entra en default de la deuda soberana, la caída en los bonos de YPF va a ser mayor”.

Sin duda, los bonos de alta liquidez de YPF siguen ofreciendo mejores rendimientos que otras petroleras estatales de Latinoamérica, según Jaimin Patel, analista de crédito de Bloomberg Intelligence.

Lo que dice Bloomberg Intelligence

“Los bonos de YPF al 7% con vencimiento en 2033 han repuntado desde mayo, pero siguen cotizando con un descuento sobre par de más del 23%. Es casi el más alto entre los bonos corporativos en dólares a 10 años de mercados emergentes negociados activamente con un monto pendiente superior a US$500 millones”, Jaimin Patel, analista de crédito senior

Los inversores también están atentos a ver si Milei, un economista libertario que cuenta con escaso apoyo en el Congreso, venderá la participación del Gobierno en YPF como prometió. El plan pone en entredicho el futuro de la empresa apenas unas semanas después de que una jueza estadounidense dictaminara que Argentina tendría que pagar US$16.000 millones a los inversores, entre ellos Burford Capital, tras la expropiación de la empresa por parte del gobierno una década antes.

“Hemos tenido todo este ruido en los tribunales de EE.UU. en torno al caso Burford, por lo que la gente es bastante consciente de cuáles son los riesgos a la baja”, dijo Siby Thomas, gestor de cartera de T Rowe Price Group Inc. en Baltimore, añadiendo que Milei puede tener problemas para encontrar compradores para la empresa. “Al Gobierno le gustaría dar más valor a las acciones de YPF del que le darían los inversores”.

Vázquez también tiene dudas sobre una posible venta de una participación por parte del Gobierno.

PUBLICIDAD

“YPF es un actor enorme en el sector energético argentino, y no recibe ningún subsidio explícito del Tesoro, a diferencia de otras empresas estatales”, dijo el operador de Puente. “¿Por qué deshacerse de una empresa que tiene tanta importancia estratégica?”.

Lea más en Bloomberg.com.