Estrategas de Wall Street se vuelven más alcistas justo cuando las acciones caen

Los optimistas han aumentado últimamente, pero justo cuando el indicador bursátil de EE.UU. atraviesa su peor coyuntura de los seis últimos meses

Wall St
Por Alexandra Semenova
22 de septiembre, 2023 | 11:06 AM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Puede ser descrito como un nuevo caso de mala sincronización entre los estrategas de Wall Street.

Tradicionalmente conocidos por su tendencia al alza, el grupo se ha pasado gran parte del 2023 afirmando que la renta variable de Estados Unidos finalizaría a la baja. Sin embargo, el índice S&P 500 repuntó un 16% en la primera mitad del año.

A partir de entonces, los expertos comenzaron a elevar sus objetivos poco a poco. Los optimistas han aumentado últimamente, pero justo cuando el indicador bursátil de EE.UU. atraviesa su peor coyuntura de los seis últimos meses.

VER +
El alza del petróleo hasta los US$95 está cambiando las operaciones en Wall Street

Bank of America Corp. (BAC) y Societe Generale elevaron hace poco sus previsiones para finales de 2023 del S&P 500 por segunda vez en el año, y prevén que el índice reanude su trayectoria hacia los 4.600 y los 4.750 puntos, respectivamente. Incluso Wells Fargo & Co. (WFC) estima que el índice bursátil de EE.UU. alcanzará los 4.600 puntos para luego volver a caer para finales de año.

PUBLICIDAD

Son predicciones audaces, dado que el S&P 500 cerró el jueves en 4.330. El indicador ha caído desde agosto a medida que los operadores se muestran cada vez más ansiosos sobre cómo la Reserva Federal logrará un aterrizaje económico suave mientras adopta tasas de interés más altas por más tiempo. El episodio de debilidad se produjo justo cuando los estrategas de firmas como Citigroup Inc. (C) y Goldman Sachs Group Inc. (GS) se volvieron más optimistas sobre las acciones estadounidenses después de no predecir ganancias en la primera mitad del año.

S&P 500dfd

El S&P 500 cayó un 1,6% el jueves, superando el pronóstico promedio de ventas para 2023 de 4.366 puntos en el índice, un día después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiterara su compromiso de aplacar la inflación. Es la primera vez que el indicador cotiza por debajo del pronóstico de consenso de Wall Street para fin de año desde que el colapso de los bancos regionales sacudió a los mercados en marzo.

Aun así, el índice de referencia sigue habiendo subido un 13% este año, ya que la resiliente economía estadounidense disipó, al menos temporalmente, los temores de una recesión. En cambio, los inversores han podido centrarse en una recuperación de las ganancias corporativas, lo que algunos adivinos de Wall Street ven como un catalizador para ganancias aún mayores en las acciones estadounidenses.

PUBLICIDAD

Para George Ball, presidente de Sanders Morris Harris, está claro que la Reserva Federal ya no es la única fuerza impulsora detrás de los precios de las acciones. Las expectativas de crecimiento de las ganancias el próximo año y las maniobras institucionales de cartera a fin de año significan que es más probable que el S&P 500 alcance un máximo histórico de 5.000 para fin de año que caer por debajo de 4.000, dijo.

“Las empresas y la economía estadounidenses, que en muchos sentidos son la misma cosa- están demostrando que las tasas de interés del 5% no perjudican las ganancias ni el crecimiento ni la mejora del clima económico”, dijo Ball.

La mejor suposición de Wall Street

La más reciente ronda de cambios alcistas en las previsiones se produce mientras Wall Street sopesa el impacto del sentimiento de los comerciantes en los mercados.

El S&P 500 terminó el año más alto (y con rendimientos promedio más altos de lo esperado) en períodos en los que los estrategas pronosticaron una caída, según descubrió Savita Subramanian del Bank of America en un análisis que rastrea el desempeño de 1999 a 2022. En resumen, las predicciones bajistas hacen más probable una racha de fin de año, escribió en una nota esta semana.

Subramanian, que predijo correctamente la venta masiva de acciones de 2022, fue una de los primeras pronosticadoras del lado de las ventas en recurrir a una predicción alcista este año. Esta semana volvió a mejorar su estimación, diciendo que los indicadores sobre el ciclo macro, las valoraciones y el posicionamiento están mostrando señales positivas .

VER +
Wall Street se da cuenta de lo equivocada que ha estado en 2023
Previsionesdfd

En Wells Fargo, Christopher Harvey expuso el miércoles los argumentos para que el S&P 500 llegue a 4.600 a medida que se reabre el mercado de ofertas públicas iniciales con una ráfaga de cotizaciones recientes, para luego volver a desvanecerse a 4.420 a finales de año.

Mientras tanto, las predicciones eliminadas y retrasadas sobre una recesión económica han inspirado a Manish Kabra en Societe Generale a abrazar un tipo similar de optimismo a corto plazo. Espera que el índice de referencia de las acciones alcance 4.750 para fin de año y luego vuelva a caer a 3.800 a mediados de 2024 en medio de una crisis en el gasto de los consumidores y el deterioro de las condiciones comerciales.

PUBLICIDAD

“Dicho de otra manera, nos mantenemos optimistas en el corto plazo”, dijo en una nota a los clientes, “a pesar de los probables nervios en 2024″.

Lea más en Bloomberg.com