La suba del petróleo pone en peligro la desinflación en los mercados emergentes

El encarecimiento del crudo reaviva las presiones sobre los precios y reduce las esperanzas de que bajen las tasas

La suba del petróleo pone en peligro la desinflación en los mercados emergentes.
Por Marcus Wong - Malavika Kaur Makol - Tassia Sipahutar
24 de septiembre, 2023 | 10:30 AM

Bloomberg — Hace solamente un par de meses los activos de los mercados emergentes estaban de moda, a medida que se reducía la inflación y surgían apuestas de recorte de los tipos de interés. Esa tendencia se ha desvanecido.

El rápido cambio se dio porque el petróleo ha subido un 30% desde el mínimo del año y ha alterado la dinámica de los países en desarrollo. El encarecimiento del crudo reaviva las presiones sobre los precios y reduce las esperanzas de que bajen las tasas, al tiempo que amenaza con socavar las balanzas fiscales de los importadores de energía.

Es un cambio que puede trastocar las apuestas de los optimistas de los mercados emergentes, que habían empezado el año con buen pie. Desde los bonos indios hasta el florín húngaro y el peso filipino, los activos de los países en desarrollo parecen cada vez más vulnerables a medida que EE.UU. promete mantener los costes de endeudamiento más altos durante más tiempo y los barriles de petróleo se acercan a la barrera de los 100 dólares.

Está claro que la tendencia a la desinflación en los mercados emergentes sin China ya se ha desvanecido”, afirma Jon Harrison, director gerente de estrategia macroeconómica para mercados emergentes de GlobalData TS Lombard en Londres. “Los precios del petróleo son sin duda una parte material de ello, pero los precios de los alimentos, un dólar más fuerte y una menor desinflación de China son motores adicionales”.

PUBLICIDAD
India Bonds Are the Most Vulnerable Within EM to Oil Price Shocks | Measures consistency of yield reaction to oil price gains

Las grietas están empezando a aparecer. El índice Bloomberg de deuda pública de mercados emergentes y el índice MSCI de divisas de países en vías de desarrollo se acercan a su segundo mes de caídas.

Según Hasnain Malik, estratega de Tellimer, las economías que dependen de las importaciones de petróleo y aquellas en las que el crudo representa un alto porcentaje de los ingresos familiares serán las más perjudicadas. Entre ellas figuran India, Filipinas, Pakistán, Jordania, Kenia y Marruecos.

Vontobel Asset Management está tratando de recortar su posición en los mercados que son altamente dependientes de las importaciones de petróleo, ya que el mayor coste afectará a la balanza de pagos y las monedas de los países, dijo Carlos de Sousa, un gestor de dinero de los mercados emergentes.

PUBLICIDAD

Los bonos de la India son los más susceptibles a una suba del precio del petróleo, según el análisis de Bloomberg de los títulos del Estado a cinco años de 13 grandes economías emergentes. Las notas en rupias han mostrado la reacción más consistente a un repunte del crudo, con sus rendimientos subiendo un promedio de 13 puntos básicos en ocho ocasiones desde 2015, medido por el movimiento medio dividido sobre la desviación estándar de las respuestas.

Curvas más planas

Los economistas de Nomura Holdings Inc, entre los que se encuentra Sonal Varma, afirman que, a diferencia de los episodios anteriores, es poco probable que la suba del precio del petróleo se traduzca en un aumento de los precios minoristas en India debido a las próximas elecciones estatales y generales. “Esto significa un impacto inflacionista limitado, pero una mayor repercusión en los déficits gemelos”.

HSBC Holdings Plc señala que los bonos sudafricanos también podrían verse afectados por su condición de importador neto de petróleo. En el otro extremo del espectro, GlobalData TS Lombard considera que la deuda china será la más resistente, ya que los elevados precios del petróleo contribuirán a normalizar la desinflación de los precios de producción.

Para las economías afectadas negativamente por los precios del petróleo, el ciclo de flexibilización probablemente se pospondría o ralentizaría, según Esther Law, gestora senior de deuda de mercados emergentes de Amundi SA en Londres. “En este escenario, podríamos ver un aplanamiento de la curva local, con recortes a los que se pondría precio”.

El impacto del repunte de los precios del petróleo no es uniforme. Para exportadores de energía como Malasia, México y Arabia Saudí, el encarecimiento del crudo es positivo, ya que puede contribuir a aumentar los ingresos públicos.

Presión sobre las divisas

En cuanto a las divisas, el encarecimiento del crudo y la fortaleza del dólar son negativos para el peso filipino, la rupia indonesia, el baht tailandés y el forint, según Gaël Fichan, gestor de cartera de Banque Syz SA.

“El encarecimiento del petróleo actuará probablemente como un impuesto sobre otras economías que son importadoras netas, reduciendo los ingresos reales y ralentizando el crecimiento”, dijo Marcella Chow, estratega de mercados globales de JPMorgan Asset Management. “Esto podría presionar a la baja sus divisas y sus bancos centrales podrían tener que mantener los tipos de interés al nivel actual, o incluso subirlos, para proteger sus monedas”.

PUBLICIDAD

--Con la colaboración de Netty Ismail, Robert Brand y Matthew Burgess.

Lea más en Bloomberg.com