‘Shutdown’: ¿Cuáles son los riesgos económicos de un cierre del Gobierno estadounidense?

Sin dinero público a partir del 1 de octubre, los contratistas de la Administración y los proveedores de servicios podrían registrar hasta US$1.900 millones al día en ingresos perdidos y retrasos

Quais os riscos econômicos de uma paralisação do governo dos EUA?
Por Ari Natter - Erik Wasson - Amanda Allen
27 de septiembre, 2023 | 06:15 AM

Lea esta historia en

Portugués

Bloomberg — Un cierre del Gobierno estadounidense tendría un efecto económico en cascada, que empezaría de forma leve y se iría agravando con el tiempo, a medida que millones de trabajadores se quedaran sin sueldo, los contratistas privados dejaran de cobrar y aumentara la incertidumbre de los consumidores por la disfunción de Washington.

Los contratistas que reciben apoyo federal, desde SpaceX de Elon Musk a los proveedores de servicios de conserjería para los edificios federales locales, podrían enfrentarse hasta a US$1.900 millones al día en ingresos perdidos y retrasados si el Gobierno se queda sin dinero a partir del 1 de octubre.

VER +
Senado de EE.UU. anuncia medida provisional para evitar el cierre de gobierno

Alrededor de 1,3 millones de militares en servicio activo y otros 2 millones de empleados federales civiles no cobrarán durante el cierre, incluso los empleados esenciales que necesitan trabajar de todos modos. Mientras que los empleados federales recibirán automáticamente los salarios perdidos una vez finalizado el cierre, los empleados contratados históricamente no reciben salarios atrasados.

El golpe se produciría en un momento en que la ansiedad en los mercados financieros por los elevados tipos de interés, la subida de los precios del petróleo y las huelgas laborales ya ha provocado la caída de las acciones estadounidenses desde sus máximos de mediados de julio, con el índice de referencia S&P 500 perdiendo más de un 5% sólo en lo que va de septiembre. Los consumidores también están cada vez más preocupados por sus finanzas y perspectivas de empleo, y la confianza cayó a su nivel más bajo en cuatro meses en septiembre, según el índice mensual del Conference Board.

PUBLICIDAD

Cada semana de cierre del Gobierno reduciría el crecimiento trimestral anualizado del PIB en 0,2 puntos porcentuales, según un informe de Bloomberg Economics del 22 de septiembre. Aunque esto podría revertirse cuando se restablezca la financiación gubernamental, un cierre seguiría teniendo “un ligero impacto negativo global debido a la pérdida de actividad económica y a la incertidumbre”.

Según una previsión de Bloomberg Economics, un mes sin financiación federal podría elevar temporalmente la tasa de desempleo al 4% en octubre, lo que activaría una regla muy extendida para identificar el inicio de una recesión.

“Cuanto más dure el cierre, más afectará a los empleados federales”, dijo Alec Phillips, analista de Goldman Sachs. “Cuanto más dure, el impacto indirecto será mayor”.

PUBLICIDAD

Varios informes económicos estadounidenses se retrasarían durante un cierre, lo que complicaría la capacidad de los inversores para evaluar las consecuencias. Un lapso prolongado también podría complicar la próxima decisión de la Reserva Federal sobre los tipos de interés en su reunión del 31 de octubre al 1 de noviembre.

VER +
Moody’s advierte que cierre de gobierno EE.UU. conlleva riesgos para calificación

Quema de contratos

Las agencias federales gastaron unos US$706.900 millones con proveedores en contratos principales no clasificados en el año fiscal 2022, el equivalente a US$1.900 millones al día, según datos recopilados por Bloomberg Government.

Ya afectados por una inflación histórica, los contratistas federales estarían cada vez más apurados de efectivo y reducirían sus actividades en un cierre prolongado. Esto podría suponer recortes, despidos o algo peor.

Os 10 principais beneficiários de contratos com agências federais dos EUA | As empresas de defesa constituíram a maior parte dos maiores fornecedores no ano fiscal de 2022dfd

“El capital se ha vuelto muy caro”, dijo Eric Fanning, presidente de la Asociación de Industrias Aeroespaciales. “Es posible que las empresas quiebren”.

La amplitud del gasto de los contratistas abarca desde empresas como Fluor Corp, que ayuda al Departamento de Energía a gestionar la reserva de petróleo de emergencia del país, hasta Pfizer, que suministra vacunas Covid y otros medicamentos al gobierno federal.

El peligro es mayor para los contratistas más pequeños, afirma Nathan Dean, analista de Bloomberg Intelligence. “Los más grandes, que ya han pasado antes por cierres gubernamentales, suelen estar preparados y prefinanciados, pero el reto es para los contratistas que dependen de pagos a corto plazo y contratos en curso”, dijo Dean.

Los grandes contratistas pueden sufrir caídas en el valor de sus acciones, pero estas caídas suelen prolongarse sólo mientras dura el cierre. “Los contratistas suelen enfrentarse a un periodo inicial de incertidumbre mientras el mercado trata de entender qué está pasando, pero los gobiernos siempre vuelven a abrir y, cuando lo hacen, el trabajo siempre se reanuda”, dijo Dean.

PUBLICIDAD
VER +
Informes económicos de EE.UU. se retrasarían en caso de cierre del gobierno federal

Hay entre 3 y 4 millones de trabajadores contratados por la Administración, según David J. Berteau, presidente del Consejo de Servicios Profesionales, que representa a los contratistas federales. “Están preocupados”, dijo Berteau de sus miembros. “Podría ser muy grande. Y las empresas no tienen ningún control sobre ello”.

Las empresas de defensa Lockheed Martin, RTX, con sede en Arlington, y General Dynamics fueron los contratistas que más dinero recibieron de las agencias federales en el año fiscal 2022, según un análisis de Bloomberg Government. Los pagos anticipados para los principales programas de armamento pueden suavizar inicialmente el golpe para sus fabricantes.

El Gobierno federal también ha destinado alrededor de US$1,145 billones en subvenciones, o una media de US$3.100 millones al día, en el año fiscal 2022, financiación que también podría verse interrumpida durante un cierre, según datos del Gobierno.

--Con la ayuda de Paul Murphy

Más en Bloomberg.com