Ejecutivos vuelven a viajar, pero perfil cambia y esto se refleja en el sector aéreo

La demanda corporativa todavía no ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia; las empresas ven cambios en la dinámica de los viajes con la consolidación de videoconferencias

Demanda corporativa ainda não retornou aos níveis pré-pandemia; empresas veem mudanças na dinâmica de deslocamentos com consolidação de videoconferências
02 de octubre, 2023 | 05:21 PM

Bloomberg Línea — Casi 30 viajes al año de Brasil a Europa, muchos de ellos “ida y vuelta” a Alemania. Esta solía ser la rutina del presidente y CEO de Volkswagen Truck and Bus, Roberto Cortes, hasta la pandemia de covid-19.

El experimentado ejecutivo ha acumulado el equivalente a 35 vueltas a la Tierra en distancia recorrida en vuelos. En cinco años, tenía cinco pasaportes llenos de sellos. Y Cortes era uno de los pasajeros más frecuentes del mundo de la aerolínea alemana Lufthansa. Pero su rutina y la de otros ejecutivos que viajan con frecuencia ha cambiado a medida que las empresas han reanudado los viajes corporativos para asistir a reuniones o eventos.

Con los cambios en el modelo de trabajo de empresas de distintos tamaños y la expansión del uso de las tecnologías digitales para la comunicación y las reuniones, los viajes corporativos han disminuido en frecuencia y cambiado de perfil en la recuperación postcovid.

Responsable mundial de la marca de vehículos pesados de Volkswagen y miembro del consejo ejecutivo del grupo alemán Traton – propietario de Scania, MAN, Navistar y Volkswagen Truck and Bus – Cortés sigue viajando a Europa al menos una vez al mes, pero la frecuencia ha caído a la mitad de lo que estaba acostumbrado antes de la pandemia.

PUBLICIDAD

“En las otras áreas del grupo, los viajes se han reducido en unos dos tercios. Es un proceso de aprendizaje, hoy muchos temas se pueden discutir virtualmente, aunque algunas reuniones siguen siendo presenciales”, explica Cortés, quien, por su cargo, sigue teniendo entre sus obligaciones participar presencialmente en las reuniones que deciden el rumbo del conglomerado.

“Antes eran mis hijos los que me preguntaban cuándo volvería a viajar. Ahora son mis nietos”, dijo en una entrevista con Bloomberg Línea.

Presidente e CEO da Volkswagen Truck and Busdfd

El cambio en la rutina de los ejecutivos se ha reflejado en las cifras del sector de viajes corporativos. Aunque se han reanudado las ventas anteriores a la pandemia, se ha producido un descenso en el número de viajes.

PUBLICIDAD

Datos de la Asociación Brasileña de Agencias de Viajes Corporativos (Abracorp) muestran que, en agosto, el volumen de viajes aéreos nacionales (uno de los 11 segmentos monitoreados por la asociación) fue un 13% inferior al mismo mes de 2019, antes de la pandemia. Las ventas, sin embargo, aumentaron un 16,5%.

Al mismo tiempo, las ventas de alquiler de coches en agosto aumentaron más del doble en comparación con el mismo período de 2019, según Abracorp, una señal de que hay una migración del transporte aéreo al terrestre en viajes más cortos.

“Como la demanda de viajes corporativos sigue creciendo y la tarifa aérea promedio ha aumentado mucho, creemos que ha habido un mayor flujo hacia el alquiler de automóviles”, dijo el director ejecutivo de Abracorp, Humberto Machado.

En 2022, el sector ganó 11.200 millones de reales (US$2.213), por debajo de los 11.380 millones de reales (US$2.249) registrados en 2019, nivel pre covid.

Para Gol (GOLL4), la aerolínea que lidera el segmento de viajes corporativos, hay perspectivas positivas y otras que exigen cautela, según el CEO Celso Ferrer, que comentó la llamada de resultados del segundo trimestre a finales de agosto.

“Empezamos el año con un primer trimestre más fuerte y nos imaginábamos que cuando se sale de la temporada alta del primer trimestre, normalmente el segundo y el tercero tienen un papel muy importante para los viajeros de negocios. Y mayo y junio fueron meses en los que esta demanda llegó de forma mucho más tímida de lo que habíamos imaginado”, dijo en la conferencia.

“Ahora asumimos que el ritmo de este segmento de negocios será diferente. Está creciendo. La buena noticia es que está creciendo. Sin embargo, el ritmo de crecimiento es más lento de lo que habíamos supuesto y, por tanto, esto nos hace ser cautos”, dijo el ejecutivo.

PUBLICIDAD
VER +
Airbnb está fundamentalmente roto, dice su CEO... y él planea arreglarlo

Cambio cultural

Por lo que respecta al transporte no aéreo, son muchos los informes que hablan de un descenso de los viajes de negocios.

Un ejemplo es la consultora KPMG. Tras la pandemia, la aprobación de los viajes se hizo mucho más rigurosa dentro de la empresa, dijo la socia principal de capital humano Luciene Magalhães. La ejecutiva ya visitó cinco países sudamericanos en sólo una semana.

“Durante el viaje dormí en el avión todas las noches. Era una circunstancia de mi trabajo y del modus operandi de la época”, dijo. “¿Lo volveríamos a hacer hoy? Después de la pandemia empezamos a discutir y cuestionar mucho más este tipo de situaciones”, concluyó.

sócia líder de capital humano da KPMG, Luciene Magalhãesdfd

Magalhães viajaba hasta dos veces al mes desde Brasil a destinos internacionales como consecuencia de su trabajo. En muchas ocasiones, la ejecutiva cogía un vuelo a Londres, iba a una reunión de seis horas y tomaba el vuelo de vuelta.

PUBLICIDAD

“Llegó la pandemia y lo cambió todo. En general, lo que vemos en el mercado y en KPMG en su conjunto es que los gastos de viaje se han reducido mucho”, afirma.

Ella recuerda viajes de São Paulo a Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, para reuniones de apenas una hora. “Esto acabó suprimiéndose de nuestra agenda por diversas razones. La tecnología permite celebrar estas reuniones virtualmente. Además, tenemos que adaptarnos a las exigencias de la descarbonización”.

PUBLICIDAD

Según Magalhães, después de la pandemia las empresas empezaron a evaluar si las reuniones presenciales son la única solución posible, especialmente con el brutal aumento de los precios de los billetes de avión.

“Hemos visto una reducción significativa de billetes, hoteles y alquiler de coches en KPMG. Esta nueva cultura es un reto, es un cambio de mentalidad para preguntarnos siempre si viajar es realmente necesario”.

Magalhães afirma que ya no viaja de esta forma y que el precio y la duración de la estancia en el destino son factores determinantes para la aprobación del viaje. “Esta es una tendencia que está aquí para quedarse”.

PUBLICIDAD

En un informe de Citi publicado el 20 de septiembre, los analistas afirman que la demanda de billetes de avión ha crecido en comparación con los niveles previos a la pandemia, pero que la demanda está mostrando cambios de patrón, como consumidores que “ya no están en la oficina cinco días a la semana” y también menos viajes de negocios.

También en un informe de junio, Citi afirmaba que “muchos inversores no confían en la evolución de la nueva normalidad para las aerolíneas”. Según los analistas del banco, hay que esperar a ver si los cambios en la demanda son estructurales.

“Conviene recordar que las tasas de ocupación de oficinas en Estados Unidos han disminuido en el periodo post pandémico y que los ajustes en los hábitos de consumo pueden estar alimentando los cambios en las pautas de viaje y compra de billetes de avión”, señalaron.

El banco de inversión citó como ejemplo el patrón de reservas: las compras de billetes más cercanas a la fecha de salida, que suelen ser más caras -una característica de los viajes corporativos y una fuente importante de ingresos para las aerolíneas- han mostrado menos fuerza hoy en comparación con 2019. En cambio, los precios y volúmenes de compras con más antelación parecen más fuertes.

PUBLICIDAD
VER +
Visados para nómadas digitales se amplían: estos países compiten por el talento mundial

Nuevo normal

Para el CEO de la consultora especializada Trilha Carreira Interativa, Bruno Martins, los viajes corporativos se han reconfigurado en gran medida. “Ahora sólo ocurren cuando hay necesidad de cerrar un trato, cuando las conversaciones ya están en una fase avanzada”, afirmó.

El consultor dijo que las empresas están adoptando el modelo de trabajo a distancia para ahorrar costes y, como las reuniones y los encuentros cara a cara acaban ocupando más espacio en la agenda de las partes implicadas, esto repercute en el volumen de viajes de negocios. “En este contexto, veo una nueva cultura en el mundo corporativo”.

Por otro lado, ha crecido la demanda de congresos y eventos de team building, sobre todo en destinos con atractivo natural, señala el experto. “Para este tipo de actividades, los presupuestos de las empresas han aumentado”.

Martins pronosticó que, en su opinión, los viajes de negocios seguirán disminuyendo. “Las empresas no van a invertir tanto como antes en viajes corporativos”.

CEO da consultoria especializada Trilha Carreira Interativa, Bruno Martinsdfd

Los ejecutivos que viajan con frecuencia han conservado algunas ventajas de la época pre-covid que ayudan a aliviar la agotadora rutina de los viajes, aunque la frecuencia haya disminuido.

Roberto Cortes, de Volkswagen Truck and Bus, tiene ciertos privilegios al pertenecer a una categoría de pasajeros diferente debido a sus frecuentes vuelos. Él tiene derecho a un traslado especial de Lufthansa y no suele tener que hacer cola como otros viajeros. También recibe un asiento a su elección, dos almohadas y una manta más ligera.

“Esto reduce el estrés del embarque, el personal ya conoce mis preferencias”, afirma.

En el aeropuerto de Fráncfort, uno de los más transitados de Europa, el coche de Lufthansa recoge al jefe de Volkswagen en la puerta del avión, sobre todo cuando las conexiones son ajustadas. “Es una comodidad, no tengo ‘estrés aeroportuario’. Pero cuando viajo de vacaciones, no es así”, afirma.

Los privilegios alivian sobre todo las molestias de un viaje muy corto. En algunos casos, Cortes tiene que viajar 30 horas para asistir a una reunión de tres horas. “Como soy miembro de la junta de Traton, esto sigue ocurriendo. Algunas de estas reuniones las hacemos en el aeropuerto”, explica.

Aun así, ha notado un cambio de hábito que tiende a reducir aún más los viajes corporativos con el tiempo. Según Cortes, en Estados Unidos se utiliza la tecnología desde hace más tiempo, mientras que en Alemania aún se habla del “principio de los cuatro ojos” – el famoso ojo a ojo.

“El número actual de viajes corporativos muestra que hay una tendencia, a largo plazo, a que estos viajes se reduzcan a la mitad en comparación con la prepandemia”, estimó.

Te puede interesar

Demasiado caro, demasiado escaso: La duda en torno al combustible verde de aviación

Nueva York dice que Trump cometió fraude. Y ahora viene el precio