Joe Biden ofrece a Israel un amplio apoyo de EE.UU. contra el ataque de Hamás

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo a Biden en una llamada telefónica que su país lanzaría una campaña militar prolongada contra Hamás

US President Joe Biden speaks in the State Dining Room of the White House in Washington, DC, US, on Saturday, Oct 7, 2023. A surprise multifront attack on Israel by the Palestinian group Hamas will likely lead to a massive military retaliation on Gaza and possibly to a wider conflagration with repercussions beyond the Middle East. Photographer: Yuri Gripas/Abaca/Bloomberg
Por Jordan Fabian - Jenny Leonard
07 de octubre, 2023 | 03:59 PM

Bloomberg — El presidente Joe Biden afirmó que Estados Unidos está dispuesto a ofrecer a Israel “todos los medios de apoyo apropiados” en respuesta a los mortíferos ataques por sorpresa del grupo militante palestino Hamás.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo a Biden en una llamada telefónica el sábado que su país lanzaría una campaña militar prolongada contra Hamás y expresó su confianza en que Israel ganaría, según la oficina de Netanyahu.

Aunque Biden y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, no detallaron el apoyo previsto, Estados Unidos es el principal aliado de Israel y envió US$3.300 millones al Estado judío en el año fiscal 2022, casi todos para defensa, según el Consejo de Relaciones Exteriores.

VER +
Primer ministro de Israel declara que el país está “en guerra” tras ataques sorpresa

Eso convirtió a Israel en el mayor receptor de ayuda estadounidense, aparte de Ucrania, que recibió una infusión masiva ese año -casi US$77.000 millones- para ayudar a repeler la invasión de Rusia.

PUBLICIDAD

El apoyo de Estados Unidos a Israel es “sólido como una roca”, afirmó Biden en una declaración en la que denunciaba los “atroces” atentados de Hamás. “El terrorismo nunca está justificado”, afirmó. “Israel tiene derecho a defenderse y a defender a su pueblo. Estados Unidos advierte contra cualquier otra parte hostil a Israel que busque ventaja en esta situación.”

El respaldo estadounidense se produjo tras algunos de los peores ataques que Israel ha sufrido en años. Los militantes de Hamás lanzaron una andanada coordinada de cohetes e infiltraciones que se saldó con numerosos muertos, heridos y capturas de civiles y soldados.

Es probable que la violencia provoque una represalia militar masiva contra la Franja de Gaza, controlada por Hamás, que podría convertirse en un conflicto más amplio con importantes implicaciones para Oriente Próximo. Netanyahu dijo el sábado tras los ataques que su nación está “en guerra”.

PUBLICIDAD

Un conflicto de este tipo podría crear un quebradero de cabeza en política exterior a Biden de cara a su candidatura a la reelección en 2024. Biden ha argumentado ante los votantes que ha restaurado el liderazgo mundial de Estados Unidos, dañado bajo el mandato de su predecesor, Donald Trump.

Irán en el punto de mira

Los rivales republicanos de Biden criticaron su decisión de conceder a Irán acceso a US$6.000 millones en fondos congelados para fines humanitarios como parte de un acuerdo de intercambio de prisioneros, diciendo que envalentonaba a Teherán y a sus apoderados, como Hamás.

Trump, favorito para la nominación presidencial republicana de 2024, dijo sin aportar pruebas el sábado que “los dólares de los contribuyentes estadounidenses ayudaron a financiar estos ataques”, una afirmación que la Casa Blanca negó.

“No se ha gastado ni un solo céntimo de estos fondos, y cuando se gaste, sólo podrá ser destinado a cosas como comida y medicinas para el pueblo iraní”, dijo la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Adrienne Watson, en X, la plataforma antes conocida como Twitter.

Israel está en conversaciones con Estados Unidos y Arabia Saudí sobre un amplio acuerdo, en el que Washington ofrecería garantías de seguridad a Riad a cambio de que los saudíes normalicen sus relaciones con Israel, que a su vez haría concesiones a los palestinos.

Irán podría ver disminuido su peso regional en virtud de un acuerdo de este tipo. Algunos legisladores estadounidenses acusaron a Teherán de urdir los atentados para su beneficio geopolítico.

“Estoy convencido de que este ataque brutal y sin precedentes de Hamás no sólo cuenta con el apoyo de Irán, sino que ha sido diseñado para detener los esfuerzos de paz entre Arabia Saudí e Israel”, declaró el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham, halcón republicano en política exterior.

PUBLICIDAD

El Consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., Jake Sullivan, habló a primera hora del sábado con su homólogo israelí, Tzachi Hanegbi, dijo Watson. Austin llamó al Ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant.

El Secretario de Estado Antony Blinken estuvo el sábado en la Casa Blanca para asistir a reuniones y llamar a sus homólogos extranjeros para tratar la situación, según el portavoz del Departamento de Estado Matthew Miller.

Los atentados se producen también en un momento crucial para Israel, sumido en una agitación política que lo ha dejado debilitado y vulnerable. Los israelíes llevan meses protestando contra los esfuerzos de Netanyahu por restar poder al poder judicial del país.

La controvertida iniciativa también ha provocado desavenencias con la administración Biden. El presidente estadounidense lo ha criticado, así como a los miembros derechistas del gabinete de Netanyahu, y se negó a reunirse con el primer ministro israelí durante meses, hasta que se sentaron al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre.

PUBLICIDAD

Netanyahu dijo a Biden en esa reunión que, bajo su liderazgo, “podemos forjar una paz histórica entre Israel y Arabia Saudí” que también “impulsaría una paz genuina entre Israel y los palestinos.”

--Con la colaboración de Ethan Bronner, Peter Martin, Gwen Ackerman, Gregory Korte y Nick Wadhams.

2023 Bloomberg L.P.