La inversión en tecnología climática se desploma en un 40% en el último año

Las razones del descenso general de las inversiones son múltiples. Entre ellas, la agitación geopolítica, la inflación, la subida de los tipos de interés y la bajada de las valoraciones

La inversión en tecnología climática cae más de un 40% en los últimos 12 meses
Por Michelle Ma
16 de octubre, 2023 | 07:49 PM

Bloomberg — La tecnología climática ya no es un punto brillante en un panorama de inversión difícil.

Según un nuevo informe de PricewaterhouseCoopers LLP, en los 12 meses que finalizaron el 30 de septiembre de 2023, la financiación de capital privado y subvenciones para nuevas empresas de tecnología climática ascendió a 65.000 millones de dólares. Esto supone un descenso de más del 40% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

VER +
Cambio climático: así Latinoamérica paga los platos rotos de la falta de acción global

Las razones del descenso general de las inversiones son múltiples. Entre ellas, la agitación geopolítica, la inflación, la subida de los tipos de interés y la bajada de las valoraciones, cuestiones todas ellas que afectaron al panorama de la inversión en tecnología en general. Pero lo que está en juego para la inversión en tecnología climática no podría ser mayor. El mundo acaba de experimentar el mes más anómalamente caluroso jamás registrado tras un verano récord.

La desaceleración del mercado significa que las startups de tecnología climática deben centrarse mucho más en resolver problemas del mundo real y comprender “la personalidad del comprador”, afirma Amit Chaturvedy, responsable global y socio director de SE Ventures, una empresa de capital riesgo de 1.100 millones de euros (1.100 millones de dólares) centrada en la gestión de la energía, la sostenibilidad y la automatización industrial.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la financiación destinada a los sectores industriales más emisores, como la fabricación de cemento y acero, sigue representando una parte relativamente pequeña de la financiación global de la tecnología climática, a pesar de su enorme contribución a las emisiones globales. Sólo el 14% de la inversión global reciente en tecnología del clima se destinó a estos sectores, que no sólo son una fuente importante de emisiones de carbono, sino que además son difíciles de reducir.

Hay una tecnología que está demostrando ser resistente al desplome de la tecnología climática: la captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS). La industria de los combustibles fósiles en particular ha invertido mucho dinero en esta tecnología, que podría prolongar el uso del petróleo, el gas y el carbón. Según el informe de PwC, es la única categoría tecnológica que ha registrado un aumento absoluto de la inversión en los dos últimos años.

“Aunque nada de esto quiere decir que las inversiones en CCUS vayan a dar sus frutos, el aumento de la demanda y el apoyo de los gobiernos a este tipo de proyectos podrían dar más confianza a los posibles inversores en empresas emergentes”, escriben los autores del informe.

PUBLICIDAD

Los resultados coinciden en gran medida con los análisis realizados por otros grupos, como BloombergNEF.

A pesar de la tendencia a la baja de las inversiones en tecnología climática, persiste cierta esperanza en el sector. La tecnología climática representó una mayor proporción del mercado total de inversión en empresas emergentes, más del 11%, y los nuevos inversores siguen llegando al sector, lo que indica que sigue despertando interés. En los últimos meses han aparecido un puñado de nuevos fondos que podrían contribuir a respaldar el sector. La Ley de Reducción de la Inflación, aprobada el año pasado en EE.UU., también está proporcionando un impulso gracias a una serie de subvenciones e incentivos para industrias que van desde el hidrógeno verde a la electrificación doméstica.