Biden promete ayuda para Gaza y respalda a Israel tras explosión de un hospital

Los dirigentes palestinos e israelíes se han culpado mutuamente de la mortífera explosión, que desencadenó protestas en toda la región y la cancelación de una cumbre prevista con líderes árabes

Biden se reúne con Netanyahu tras explosión que aviva las tensiones
Por Jennifer Jacobs y Justin Sink
18 de octubre, 2023 | 02:38 PM

Bloomberg — El presidente Joe Biden dijo que Israel había accedido a permitir el flujo de ayuda humanitaria a Gaza y citó a los servicios de inteligencia estadounidenses para respaldar las afirmaciones de que los militantes palestinos eran los culpables de una mortífera explosión en un hospital, al concluir el miércoles una visita de alto nivel a la región.

“Creemos en la dignidad fundamental de toda vida humana”, declaró Biden, lo que, dijo, “nos diferencia de los terroristas”.

Biden dijo que el gabinete de guerra de Israel había acordado “la entrega de ayuda humanitaria para salvar vidas a los civiles de Gaza” y que los camiones empezarían a transportar ayuda desde Egipto a través de la frontera.

El presidente estadounidense anunció también una ayuda de US$100 millones tanto para Gaza como para Cisjordania y afirmó que se realizarían controles para garantizar que la ayuda iba a parar a los civiles necesitados y no a Hamás, que controla Gaza y ha sido clasificada como organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

PUBLICIDAD

Biden esperaba que su viaje (que originalmente incluía una cumbre separada con líderes árabes) le brindara la oportunidad de expresar su solidaridad con Israel y de establecer contactos con otras naciones cruciales para sus esfuerzos por limitar el alcance del conflicto y proporcionar más ayuda a los civiles palestinos.

En lugar de ello, la explosión en la ciudad de Gaza provocó una de las mayores pruebas de la presidencia de Biden, amenazando con desencadenar el caos mientras se encontraba sobre el terreno en Oriente Próximo.

Los dirigentes palestinos e israelíes se han culpado mutuamente de la mortífera explosión, que desencadenó protestas en toda la región y la cancelación de la cumbre prevista. Biden se arriesgaba a inflamar aún más la situación poniéndose públicamente del lado de la versión israelí. Incluso antes de la explosión, los dirigentes árabes habían tachado de excesiva la campaña de bombardeos israelíes en Gaza, que ha causado miles de muertos.

PUBLICIDAD
VER +
Los palestinos huyen al sur luego de que Israel les diera 24 horas para evacuar

En una reunión anterior con Netanyahu, Biden utilizó un coloquialismo deportivo para describir la valoración estadounidense de la explosión del hospital, diciendo al dirigente israelí que “parece como si lo hubiera hecho el otro equipo, no tú”. Más tarde dijo a los periodistas que basó esa afirmación en datos proporcionados por el Departamento de Defensa.

Pero el comentario, y las repetidas promesas de Biden de ayuda adicional para el ejército israelí, probablemente frustraron aún más a los líderes regionales que Estados Unidos necesita para ayudar a facilitar las evacuaciones de civiles de Gaza y evitar que el conflicto se extienda.

“Los comentarios de Biden sobre el atentado del hospital reforzaron la percepción en el mundo árabe y musulmán de que respalda incondicionalmente a Israel”, afirmó Bruce Riedel, exfuncionario de la CIA que ahora trabaja en la Brookings Institution. “En lugar de prometer una investigación exhaustiva del atentado, se puso del lado de los israelíes sin compartir ninguna información sobre la situación”.

Aun así, el viaje ofreció ventajas políticas internas al presidente estadounidense.

Biden ofreció repetidamente y a gritos su apoyo a Israel tras la incursión de Hamás del 7 de octubre. En el asalto murieron unas 1.400 personas y al menos unas 200 fueron tomadas como rehenes, lo que provocó la indignación de ambos partidos en EE.UU.

EE.UU. está listo para ofrecer apoyo

En su discurso del miércoles, Biden dijo que esta semana pediría al Congreso un “paquete de apoyo sin precedentes para la defensa de Israel”. La Casa Blanca ha estado preparando un paquete de US$100.000 millones que incluye ayuda para Israel y Ucrania, así como medidas de seguridad fronteriza solicitadas por los republicanos.

“El mundo sabrá que Israel es más fuerte que nunca”, dijo Biden. “Vamos a asegurarnos de que tenemos lo que necesita para proteger a su pueblo y defender a su nación”.

PUBLICIDAD

El abrazo a Israel, incluidos los abrazos literales con Netanyahu y el presidente israelí Isaac Herzog en el aeropuerto a su llegada a Tel Aviv, supone una clara oportunidad política para el presidente de 80 años, que ha intentado combatir la preocupación por su edad y competencia ejerciendo la influencia estadounidense en el extranjero.

“Para el pueblo de Israel, sólo hay una cosa mejor que tener a un verdadero amigo como tú junto a Israel, y es tenerte a ti junto a Israel”, dijo Netanyahu.

Gaza Officials Say Hundreds Killed in Hospital Strike |

Biden se reunió también con familiares de víctimas israelíes, incluidos parientes de los rehenes de Gaza, y prometió ayuda estadounidense para que regresaran a casa. Afirmó que EE.UU. estaba “trabajando con socios de toda la región, buscando todas las vías posibles” y pidió que se permitiera el acceso de la Cruz Roja a los rehenes.

Sin embargo, en última instancia se juzgará a Biden por su capacidad para equilibrar con éxito esa muestra de apoyo con la creciente indignación por la explosión del hospital.

PUBLICIDAD

En respuesta al incidente, los dirigentes de Jordania, Egipto y la Autoridad Palestina, que gobierna Cisjordania, suspendieron una reunión con Biden que debía celebrarse el miércoles en Ammán.

Funcionarios estadounidenses dijeron que Biden hablaría por teléfono con el líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, y con el presidente egipcio, Abdel Fattah El-Sisi, tras abandonar Israel. Esas conversaciones serán cruciales, ya que el presidente estadounidense intenta facilitar el flujo de refugiados y suministros a través de las fronteras de Gaza antes de un esperado asalto terrestre de Israel.

PUBLICIDAD
VER +
Biden se reúne con Netanyahu tras la explosión que aviva las tensiones

Liberación de rehenes sin progreso

Estados Unidos ha presionado a Egipto, sin éxito, para que permita a algunos civiles, incluidos ciudadanos estadounidenses, pasar de Gaza a Egipto a través del paso fronterizo de Rafah. Egipto ha respondido diciendo que Israel debe acoger a todas las personas a las que se permita salir de Gaza.

Israel ha prometido destruir Hamás | Irán respalda al grupo militante, que gobierna Gaza, y a Hezbolá en Líbano

La diplomacia podría resultar más difícil con los líderes enfrentados sobre quién es el culpable de la explosión del hospital. Los dirigentes árabes, Turquía y Hamás culparon de la explosión a Israel. El ejército israelí dijo que militantes palestinos de la Yihad Islámica eran responsables porque un misil que dispararon funcionó mal y cayó en territorio gazatí.

En una publicación en X, la plataforma de medios sociales antes conocida como Twitter, el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca afirmó que sigue recopilando información y que su “evaluación actual, basada en el análisis de imágenes aéreas, interceptaciones e información de fuentes abiertas, es que Israel no es responsable de la explosión ocurrida ayer en el hospital de Gaza.”

PUBLICIDAD

Netanyahu, en una reunión con Biden y el gabinete de guerra israelí, dijo que Hamás era responsable del conflicto y “debe rendir cuentas por todas las víctimas civiles”.

El gabinete de guerra, creado la semana pasada, está formado por Netanyahu, el ministro de Defensa Yoav Gallant y Benny Gantz, ex jefe del ejército israelí que ahora dirige un partido de la oposición.

“El mundo entero se indignó con razón”, dijo Netanyahu sobre la explosión del hospital. “Esta indignación no debería dirigirse contra Israel, sino contra los terroristas”.

Lea más en Bloomberg.com