Los costes laborales en EE.UU. suben más deprisa gracias al repunte de los salarios

Los gastos laborales crecieron de forma inesperada en el 3T23, intensificando las inquietudes de que un sólido mercado laboral podría sostener la inflación por encima de la meta de la Fed

Los costes laborales en EE.UU. suben más deprisa gracias al repunte de los salarios
Por Reade Pickert
31 de octubre, 2023 | 09:28 AM

Bloomberg — Los costes laborales en Estados Unidos se aceleraron inesperadamente en el tercer trimestre, aumentando la preocupación de que un mercado laboral fuerte pueda mantener la inflación por encima del objetivo de la Reserva Federal (Fed).

El índice de costes laborales, un amplio indicador de los salarios y las prestaciones, aumentó un 1,1% en el periodo comprendido entre julio y septiembre, tras haber subido un 1% en el segundo trimestre, según las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales publicadas el martes. Mientras que el crecimiento salarial repuntó ligeramente en la industria privada, los sueldos en las administraciones estatales y locales se dispararon.

La estimación media de una encuesta de Bloomberg entre economistas apuntaba a una subida del 1%. En comparación con el año anterior, el indicador subió un 4,3%, el menor avance anual desde finales de 2021. Aun así, eso está muy por encima del ritmo típico visto en los años anteriores a la pandemia.

Los costes laborales en EE.UU. repuntan inesperadamente | Los sueldos y salarios, especialmente los de los funcionarios, se aceleraron

Si bien hay una serie de otras métricas de ingresos publicadas con mayor frecuencia -incluidas las cifras de ganancias promedio por hora del informe mensual de empleos-, los economistas tienden a preferir el índice de costes laborables porque no está distorsionado por los cambios en la composición del empleo entre ocupaciones o industrias.

PUBLICIDAD

Con los funcionarios de la Reserva Federal vigilando de cerca los datos económicos en busca de cualquier señal de que el mercado de trabajo ya no se está relajando, el sorprendente repunte de los costes laborales puede alimentar la preocupación de que la inflación siga siendo obstinada.

VER +
Preocupación por los recortes de empleo en EE.UU. alcanza el nivel más alto desde 2020

Reunión de política monetaria

Se espera que los responsables políticos mantengan sin cambios el tipo de interés de referencia al término de su reunión de dos días del miércoles. Sin embargo, una desaceleración sostenida del crecimiento salarial podría incitar al banco central a elevar aún más los costes de financiación en los próximos meses.

Los sueldos y salarios de los trabajadores civiles aumentaron un 1,2% en el trimestre y un 4,6% respecto al año anterior. La remuneración de los empleados públicos subió un 1,8% respecto al trimestre anterior, la mayor subida en un año.

PUBLICIDAD

Ajustada a la inflación, la remuneración creció a un ritmo anual más lento. La baja tasa de desempleo y el crecimiento positivo de los ingresos reales han contribuido decisivamente a la resistencia del gasto de los hogares. Los datos publicados la semana pasada muestran que la explosión del gasto de los consumidores ha contribuido a impulsar el mayor crecimiento económico en casi dos años.

Los salarios de los trabajadores de los servicios del sector privado aumentaron en el tercer trimestre a un ritmo ligeramente inferior, frenados por los menores aumentos en los sectores del transporte y el almacenamiento, y la información. El aumento de los salarios de los trabajadores de los servicios de alojamiento y alimentación fue el menor en ocho años.

Otros indicadores apuntan a una ralentización del crecimiento salarial. El indicador de crecimiento salarial de la Reserva Federal de Atlanta, que es una media móvil de tres meses del salario medio, ha disminuido en los meses transcurridos desde julio. Y se prevé que el informe sobre el empleo de octubre, que se publicará el viernes, muestre el menor crecimiento anual de los salarios en más de dos años.

Más información em Bloomberg.com

Lee también:

La Eurozona registra la inflación más baja en dos años por economía en declive