Europa ampliará medidas energéticas de emergencia ante los riesgos de Oriente Medio

Europa está actualmente mejor preparada para el invierno, pero sigue expuesta a las crisis energéticas, dijo el miércoles el Comisario de Energía, Kadri Simson, a legisladores del Parlamento Europeo

Europe Energy
Por Ewa Krukowska
08 de noviembre, 2023 | 04:18 PM

Bloomberg — La Unión Europea está dispuesta a proponer la prórroga de las normas de emergencia que se adoptaron el año pasado para atajar una crisis energética sin precedentes, ya que el conflicto de Oriente Medio y la preocupación por la seguridad de las infraestructuras gasísticas de la región plantean nuevos riesgos.

En 2022, los precios del gas y la electricidad alcanzaron máximos históricos en los 27 países de la UE, lo que contribuyó a una inflación de dos dígitos en toda la región, después de que Rusia, principal proveedor del bloque, redujera el suministro de gas natural tras la guerra de Ucrania. Para reducir la volatilidad y evitar la reacción de los votantes, el bloque acordó una serie de medidas que incluyen un tope temporal del precio del gas, compras conjuntas del combustible y la aceleración de la concesión de permisos a las energías renovables.

Europa está actualmente mejor preparada para el invierno, pero sigue expuesta a las crisis energéticas, dijo el miércoles el Comisario de Energía, Kadri Simson, a los legisladores del Parlamento Europeo, añadiendo que los próximos meses serán difíciles y que el bloque debería plantearse prolongar las herramientas contra la crisis.

“Una crisis en Oriente Medio, con unos mercados aún frágiles por los efectos de la guerra rusa, podría tener repercusiones de gran alcance”, dijo. “Del mismo modo, cualquier incidente en infraestructuras energéticas clave puede afectar rápidamente al sentimiento de unos mercados energéticos muy nerviosos. Esto significa que debemos proseguir nuestros esfuerzos de diversificación y mantener una postura vigilante, aplicando políticas prudentes”.

PUBLICIDAD

Los futuros del gas natural en Europa cayeron esta semana a su nivel más bajo en casi un mes, ya que los abundantes inventarios de combustible y las previsiones meteorológicas moderadas aliviaron la preocupación por los riesgos de suministro en invierno. El gas holandés del primer mes, de referencia en Europa, se cotizó el miércoles a 45,78 euros (49,03 dólares) el megavatio hora, una fracción del precio máximo de emergencia del gas, fijado en 80 euros.

Las instalaciones de almacenamiento de gas del continente están prácticamente llenas en toda la Unión Europea y en Alemania, la mayor economía del bloque, según datos del grupo industrial Gas Infrastructure Europe.

Simson también instó a la UE a no perder el impulso de las energías renovables. El crecimiento de las energías limpias es clave en la ambiciosa estrategia del Pacto Verde del bloque para reducir los gases de efecto invernadero en un 55% esta década respecto a los niveles de 1990 y alcanzar la neutralidad climática a mediados de siglo. A finales de este mes, se comprometió a presentar un plan de acción para reforzar y ampliar las redes eléctricas.

PUBLICIDAD

“Incluirá medidas para superar los obstáculos, entre ellos los reglamentarios, financieros y de permisos, y garantizar un uso mejor y más inteligente de las redes existentes”, declaró.

Lea más en Bloomberg.com