Negocios

Consejo del Sindicato de Actores firma un acuerdo de tres años con estudios

El contrato de tres años incluye un aumento del 7% en el salario mínimo de los actores durante el primer año.

Hollywood Actors Union Goes On Strike
Por Thomas Buckley
10 de noviembre, 2023 | 08:50 PM

Bloomberg — El Consejo Nacional del Screen Actors Guild (SAG) aprobó el nuevo acuerdo laboral que pone fin a la huelga con los estudios de Hollywood, que ahora deberá ser votado por los miembros del sindicato.

VER +
Disney retrasa las películas de ‘Deadpool’ y ‘Capitán América’ tras fin de huelga

Los funcionarios del SAG encabezados por la presidenta Fran Drescher y el negociador jefe Duncan Crabtree-Ireland anunciaron la votación en una conferencia de prensa el viernes 10 de noviembre.

El resultado fue del 86% a favor. La votación de los miembros generales comienza el 14 de noviembre y finaliza la primera semana de diciembre.

“Comenzamos este viaje como el sindicato del entretenimiento más grande del mundo, y lo terminamos siendo el más poderoso”, dijo Drescher en la rueda de prensa. Calificó el acuerdo, valorado en más de US$1.000 millones de dólares, como “el mayor en la historia de nuestra industria”.

PUBLICIDAD

El acuerdo puso fin a una huelga de cuatro meses que paralizó en gran medida la producción de cine y televisión de EE.UU.. Ha provocado retrasos en los estrenos de películas importantes y ha hecho que las cadenas de televisión se apresuren a llenar sus programas de otoño con reposiciones, programas de juegos y otros programas sin guión.

El contrato de tres años incluye un aumento del 7% en el salario mínimo de los actores durante el primer año. También ganaron sus primeros pagos de bonificación por programas que obtienen buenos resultados en los servicios de transmisión y garantías de que sus imágenes no pueden ser reproducidas por inteligencia artificial sin su consentimiento y compensación.

Los términos incluyen US$40 millones al año para bonificaciones de transmisión, de los cuales el 75% se destinará a los artistas de los programas y el 25% a los miembros del sindicato en general.

PUBLICIDAD

“Ese es dinero real al que tuvieron que ceder”, dijo Drescher.

Si se utiliza inteligencia artificial para recrear la imagen de alguien, el actor recibirá una cantidad equivalente a lo que habría ganado si hubiera realizado el trabajo él mismo, dijo Crabtree-Ireland.

El nuevo contrato pone fin a un período histórico de malestar laboral en la industria del entretenimiento. Los actores se unieron a los guionistas de Hollywood que iniciaron su propia huelga en mayo. Fue la primera vez en más de cuatro décadas que los dos sindicatos paraban sus labores al mismo tiempo.

Con los programas de televisión y las películas fuera de producción, las huelgas tuvieron un efecto indirecto en todos, desde los tramoyistas hasta los trabajadores de restaurantes en ciudades desde Atlanta hasta Santa Fe, Nuevo México.

El costo total para la economía estadounidense podría ascender a US$10.000 millones, según Todd Holmes, profesor asociado de la Universidad Estatal de California en Northridge. El negocio de la televisión, donde se estaban realizando recortes de producción antes de las huelgas, podría no volver al mismo nivel de actividad.

El Writers Guild of America, de 11.500 miembros, que se retiró por cuestiones similares, llegó a un nuevo acuerdo en septiembre. La Alianza de Productores de Cine y Televisión, que representa a grandes estudios como Walt Disney Co. y Netflix Inc., alcanzó un nuevo contrato con el Directors Guild of America en junio.

Al igual que lo hicieron con los escritores, ejecutivos como Bob Iger de Disney, Ted Sarandos de Netflix, David Zaslav de Warner Bros. Discovery Inc. y Donna Langley de NBCUniversal participaron en las conversaciones, trabajando a veces durante los fines de semana para llegar a un acuerdo.

PUBLICIDAD

Hubo momentos de ligereza. Los representantes sindicales y los ejecutivos de los estudios hablaron sobre sus programas favoritos, y Drescher le dijo a Sarandos que nunca debería retirar a The Great British Baking Show.

Al igual que los escritores, el sindicato de actores de 160.000 miembros enmarcó las negociaciones como un debate sobre nuevas tecnologías que amenazaban su sustento económico, como los servicios de streaming y la inteligencia artificial.

Los actores buscaron una parte de los ingresos generados por sus programas en los servicios de streaming, en un momento buscaron el 2% de las ventas y luego propusieron 57 centavos por suscriptor. Los estudios rechazaron esas propuestas pero, como hicieron con los escritores, establecieron un fondo de bonificación para los programas exitosos en streaming.

A medida que las conversaciones se prolongaban, mucho después del inicio de la nueva temporada televisiva en septiembre, los estudios propusieron aumentos y bonificaciones mayores que los que obtuvieron los escritores.

PUBLICIDAD

La alianza que representa a los estudios dijo que el nuevo acuerdo marca la mayor ganancia en la historia del sindicato, incluido el mayor aumento de salarios mínimos en los últimos 40 años.

“Este maravilloso grupo de artistas necesita un sindicato que los proteja”, dijo Drescher.

Lea más en Bloomberg.com