Guía del operador para navegar las señales de la reunión entre Biden y Xi

La reunión del miércoles en San Francisco marcará un momento crucial en la que es la primera visita de Xi a Estados Unidos desde 2017

A Trader’s Guide to Navigating Signals From the Biden-Xi Meeting
Por Bloomberg News
14 de noviembre, 2023 | 10:41 AM

Bloomberg — Los operadores esperan que la reunión prevista entre el presidente Joe Biden y Xi Jinping de China proporcione una señal de descongelación de las relaciones, e impulse el sentimiento por los golpeados activos de la nación asiática.

La reunión del miércoles en San Francisco marcará un momento crucial en la que es la primera visita de Xi a Estados Unidos desde 2017, cuando se reunió con el entonces presidente Donald Trump. También será su primera conversación en un año con Biden, que en gran medida mantuvo intactos los aranceles que Trump impuso a una serie de productos chinos y también defendió los frenos al acceso de China a la tecnología avanzada.

Una relajación de las tensiones entre las dos superpotencias puede ser el punto de inflexión para atraer a los inversores de vuelta a China. Los operadores de renta variable y divisas mantienen una estrecha vigilancia, dado que las acciones del país se tambalean tras años de crisis inmobiliaria y un éxodo de fondos mundiales, mientras que el yuan ha caído a mínimos de 16 años frente al dólar.

China Stocks Are Trading at Historically Cheap Levelsdfd

“La señal de que hay más esfuerzos para poner un suelo en torno a las relaciones bilaterales o incluso alguna modesta mejora a corto plazo podría proporcionar un impulso temporal al sentimiento inversor”, dijo Xiaojia Zhi, jefe de investigación de Credit Agricole CIB.

PUBLICIDAD

Las dos naciones han tomado medidas recientes para aliviar las tensiones. Biden y Xi están a punto de anunciar un acuerdo por el que Pekín tomará medidas enérgicas contra la fabricación y exportación de fentanilo, que se utiliza para fabricar el mortal opioide sintético, según personas familiarizadas con el asunto. Por otra parte, es posible que Pekín se comprometa a adquirir el avión 737 de Boeing durante la Cumbre de la APEC, según otro informe. China, uno de los principales importadores de soja, compró la semana pasada más de 3 millones de toneladas de esta materia prima a EE.UU. en un gesto de buena voluntad previo a las negociaciones.

VER +
Biden y Xi anunciarán acuerdo para que China tome medidas contra el fentanilo

“La noticia de la compra de soja estadounidense por parte de China es el preludio de una mejora de las relaciones bilaterales”, clave para determinar los flujos de capital extranjero, afirmó Hao Hong, economista jefe de Grow Investment Group. “Como mínimo, las relaciones entre China y EE.UU. no empeorarán”.

He aquí algunas áreas clave que hay que vigilar:

PUBLICIDAD

Tecnología

China, el mayor mercado de semiconductores del mundo, ha estado luchando contra las crecientes sanciones de EE.UU. a su sector tecnológico. Una señal de deshielo en la disputa podría reforzar el ánimo de los inversores hacia una serie de empresas que van desde Apple Inc. hasta los principales fabricantes de chips, como Taiwan Semiconductor Manufacturing Co., Samsung Electronics Co. y Nvidia Corp.

“Es más probable que los valores de Internet y de hardware tecnológico se muevan porque han sufrido un duro revés, pero creo que en general China se beneficiará”, dijo Conrad Saldanha, gestor de cartera senior con sede en Nueva York del equipo de renta variable de mercados emergentes de Neuberger Berman. “Cualquier diálogo es un paso positivo para ambas economías, y en este momento China tiene más que ganar con él, dado lo mucho que se ha ralentizado la economía y la negatividad que hay en ese mercado”.

Mientras tanto, los valores tecnológicos chinos como Semiconductor Manufacturing International Corp. y Hua Hong Semiconductor Ltd. están siendo favorecidos por los inversores locales por su capacidad para sortear las restricciones estadounidenses.

El debut sorpresa de Huawei con un teléfono inteligente con un avanzado procesador 5G fabricado en China impulsó las acciones de productores locales de componentes como Will Semiconductor y Maxscend Microelectronics Co. Estas empresas podrían recibir un impulso si se relajan las tensiones o si Xi refuerza los recursos para lograr la autosuficiencia en tecnologías avanzadas.

Los líderes pueden discutir formas de “hacer que la industria de la tecnología sea más transparente entre sí o establecer un canal de comunicación regular”, dijo Redmond Wong, estratega de mercado de Saxo Capital Markets en Hong Kong.

Energía verde

El énfasis en los objetivos ecológicos puede provocar un repunte de los valores vinculados a los vehículos eléctricos, como el principal productor de baterías Contemporary Amperex Technology Co. y el fabricante de equipos de energía solar LONGi Green Energy Technology Co.

Wu Wei, gestor de fondos de Beijing Win Integrity Investment Management, afirma: “Podemos fijarnos en los sectores de fabricación avanzada, como la energía solar, las baterías de litio y las nuevas energías, que pueden sufrir una mayor relajación de las restricciones por parte de EE.UU.”.

PUBLICIDAD
VER +
EE.UU. fija como prioridad las conversaciones militares con China en la cumbre Biden-Xi

China lidera la carrera de los vehículos eléctricos, con más del 80% de la capacidad mundial de baterías de iones de litio. Biden quiere cambiar esta situación. Su Ley de Reducción de la Inflación ofrece desgravaciones fiscales a los vehículos eléctricos fabricados en Estados Unidos. La Unión Europea, por su parte, está investigando las subvenciones de Pekín a los vehículos eléctricos para evitar las importaciones baratas.

Fabricantes de vehículos eléctricos como BYD Co. también estarán en el punto de mira si ambos países acuerdan alguna forma de flexibilización en medio del creciente proteccionismo en la industria a nivel mundial.

FX Watch

Según Louise Loo, economista jefe de Oxford Economics, algunos inversores se plantean qué tipo de impulso tendrán los lazos entre las dos naciones más allá de la cumbre, si habrá medidas para suavizar los frenos regulatorios, fomentar la inversión privada y reavivar el sentimiento empresarial.

“Eso será positivo, porque la incertidumbre regulatoria en China es una de las razones por las que el tipo de cambio sigue siendo tan débil y el mercado bursátil sigue mostrando un sentimiento tan débil”, afirmó.

PUBLICIDAD

China ha pasado gran parte del año intentando estabilizar el yuan, la divisa asiática que peor se ha comportado este año después del yen japonés y el ringgit malasio. El Banco Popular de China ha mantenido un rango tan estrecho en el tipo de referencia -su herramienta favorita para guiar la moneda- que un indicador de sus oscilaciones se desplomó a niveles vistos por última vez en 2010.

Lee más en Bloomberg.com