Xi promete medidas “conmovedoras” para atraer a los inversores extranjeros

El líder chino prometió que su país crearía un “entorno empresarial de primera clase” y mejoraría los mecanismos para proteger los derechos de los inversores internacionales

Xi promete medidas “conmovedoras” para atraer a los inversores extranjeros
Por Jacob Gu
16 de noviembre, 2023 | 07:15 PM

Bloomberg — El presidente chino, Xi Jinping, prometió facilitar a los extranjeros hacer negocios en China en unas declaraciones muy esperadas pronunciadas en una importante cumbre, en un momento en que la confianza empresarial disminuye en la segunda mayor economía del planeta.

El líder chino prometió que su país crearía un “entorno empresarial de primera clase” y mejoraría los mecanismos para proteger los derechos de los inversores internacionales, en un discurso escrito publicado el jueves en un foro de directores ejecutivos que se celebra en California.

Xi Jinping arrives in San Francisco Tuesday, Nov. 14, 2023.dfd

“También tomaremos medidas más ‘reconfortantes’, como mejorar las políticas de entrada y estancia de extranjeros en China”, dijo, y añadió que se facilitaría el acceso a servicios financieros, médicos y de pago electrónico. “Todo esto está diseñado para facilitar que las empresas extranjeras inviertan y operen en China”.

El normalmente rígido Xi ha proyectado un lado más suave y afable durante su estancia en San Francisco. Horas después de recordar con el presidente Joe Biden su primer viaje a EE.UU. hace 38 años, Xi aceptó públicamente el miércoles la camiseta de un equipo de baloncesto estadounidense de manos del gobernador de California, Gavin Newsom, e indicó que Pekín enviaría pandas a zoológicos estadounidenses.

PUBLICIDAD

A pesar de que Xi tendió una rama de olivo a los inversores extranjeros, los organizadores de la cumbre anunciaron el jueves que no podría asistir en persona al evento y que, en su lugar, pronunciaría comentarios por escrito.

Xi realiza su primer viaje a Estados Unidos en seis años en un momento crítico: La economía china se ralentiza tras décadas de crecimiento a gran velocidad, mientras que las tensas relaciones con Occidente ahuyentan el capital extranjero y las restricciones tecnológicas estadounidenses y las investigaciones comerciales europeas crean un entorno inestable.

El dirigente más poderoso de China desde Mao Zedong dejó de lado estos problemas, afirmando que la economía había “mejorado” este año y registraba una de las tasas de crecimiento más altas del mundo. Aunque la economía china va camino de alcanzar el objetivo de crecimiento anual fijado por el gobierno, en torno al 5%, el empeoramiento del mercado inmobiliario ha alimentado las expectativas de que Xi tendrá que desplegar más estímulos para mantener la actividad.

PUBLICIDAD

Las propias políticas del Partido Comunista en el poder no han ayudado a tranquilizar a los inversores extranjeros en los últimos años. Sus bruscos cambios de política acabaron con sectores de la noche a la mañana, los controles de Covid cerraron las fronteras durante la pandemia y los frenos a la seguridad nacional han avivado las preocupaciones entre la comunidad empresarial extranjera. El discurso de Xi en la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico pareció responder a algunas de esas preocupaciones.

“Seguimos comprometidos a perseguir el desarrollo con las puertas abiertas”, afirmó. “Nuestra política de ofrecer servicios iguales y de calidad a los inversores extranjeros no cambiará”.

El discurso fue el más directo de Xi sobre la economía china. Su discurso de 30 minutos ante cientos de ejecutivos el miércoles por la noche, y su reunión con Biden ese mismo día, se centraron más en presentar a China como una nación pacífica y en aliviar las tensiones con Washington.

China mantiene una “lista negativa” de sectores en los que los inversores extranjeros tienen restringida o prohibida su participación, como la enseñanza obligatoria, las organizaciones de noticias y la exploración y extracción de algunos metales.

Las promesas de reducir esa lista no son nada nuevo. El Gobierno ha revisado la lista a la baja cada año desde 2017 hasta 2021, suavizando las restricciones en sectores como los valores, la banca y la fabricación de automóviles.

Amy Celico, socia de Albright Stonebridge Group, que asistió a la velada del líder chino con pesos pesados del mundo empresarial, dijo que creía que Pekín había estado esperando para evaluar si las conversaciones con Biden justificaban una acción más concreta en cuestiones comerciales.

“Ciertamente, eso es lo que esperan los consejeros delegados: que ayer se hayan sentado las bases”, afirmó. “Ahora, pasemos a las cuestiones comerciales reales en las que necesitamos ver progresos”.