Economía

Bowman, de la Fed, es partidaria de subir las tasas si la inflación se estanca

La gobernadora de la Reserva Federal advirtió que los progresos recientes han sido desiguales y que no está claro que se produzcan nuevos avances en materia de inflación

El edificio Marriner S. Eccles de la Reserva Federal en Washington, D.C., EE.UU., el martes 23 de agosto de 2022. Fotógrafo: Graeme Sloan/Bloomberg
Por Steve Matthews y Mark Niquette
28 de noviembre, 2023 | 11:12 AM

Bloomberg — La gobernadora de la Reserva Federal, Michelle Bowman, dijo que espera apoyar un endurecimiento adicional de la política monetaria para devolver la inflación al objetivo del banco central.

“Mi perspectiva económica de referencia sigue esperando que necesitemos aumentar aún más el tipo de los fondos federales para mantener la política lo suficientemente restrictiva como para reducir la inflación hasta nuestro objetivo del 2% de forma oportuna”, dijo Bowman en un discurso en Salt Lake City, Utah. “Sin embargo, la política monetaria no sigue un rumbo preestablecido, y seguiré observando de cerca los datos entrantes mientras evalúo las implicaciones para las perspectivas económicas y la senda adecuada de la política monetaria”.

VER +
Las actas de la Fed coinciden en la cautela ante futuras subidas de tasas

Más adelante en el discurso, Bowman dijo: “Sigo dispuesta a apoyar la subida del tipo de los fondos federales en una futura reunión si los datos entrantes indican que los progresos en materia de inflación se han estancado o son insuficientes para reducir la inflación al 2% de forma oportuna.”

Anteriormente ya se había mostrado partidaria de seguir subiendo los tipos. Su postura se ha vuelto más aislada entre los responsables políticos, que se han unido en torno a la idea de mantener los tipos estables durante algún tiempo, aunque siguen abiertos a subirlos de nuevo si es necesario.

PUBLICIDAD

Bowman dijo que respaldaba la decisión del Comité Federal de Mercado Abierto del banco central estadounidense de mantener los tasas de interés en su nivel más alto en 22 años por segunda vez consecutiva a principios de este mes. El presidente Jerome Powell dijo a los periodistas en una rueda de prensa que es una cuestión abierta si el banco central tendría que subir de nuevo, y que la Fed está “procediendo con cuidado”, una evaluación que a menudo sugiere una renuencia a mover las tasas en el corto plazo.

“Debemos tener en cuenta las lecciones históricas y los riesgos asociados a declarar prematuramente la victoria en la lucha contra la inflación, incluido el riesgo de que la inflación se establezca en un nivel superior a nuestro objetivo del 2% sin un mayor endurecimiento de la política”, dijo Bowman.

Progresos poco claros

La gobernadora de la Reserva Federal advirtió que los progresos recientes han sido desiguales y que no está claro que se produzcan nuevos avances en materia de inflación.

PUBLICIDAD

Señaló que gran parte de la mejora de la inflación en el último año ha procedido del lado de la oferta, incluido el aumento de la participación de la mano de obra y el descenso de los precios de la energía, pero que no estaba claro si los avances seguirían reduciendo la inflación.

Los futuros aumentos de la participación “pueden ser limitados, ya que la participación de la población activa en edad de trabajar es actualmente superior a los niveles anteriores a la pandemia”, dijo Bowman. “Tampoco está claro si todos los trabajadores que se jubilaron o abandonaron la población activa durante la pandemia acabarán volviendo”.

VER +
Indicadores de inflación podrían apoyar el fin de las alzas de tasas de la Fed y el BCE

Otros riesgos para la inflación son el aumento del consumo de servicios, la falta de restricciones fiscales y el importante exceso de ahorro de los hogares, señaló.

Bowman también planteó la posibilidad de que los tipos de interés deban mantenerse más altos a largo plazo que antes de la pandemia de Covid-19.

“Dados los posibles cambios estructurales en la economía, como una mayor demanda de inversión en relación con el ahorro, es muy posible que el nivel del tipo de los fondos federales compatible con una inflación baja y estable sea más alto que antes de la pandemia”, dijo.

Los inversores esperan que la Reserva Federal haya terminado su campaña de subidas y mantenga los tipos en un rango del 5,25% al 5,5% cuando se reúna el mes que viene, en medio de informes recientes que muestran que la inflación y parte de la actividad económica se están enfriando. Los banqueros centrales se reunirán los días 12 y 13 de diciembre.

Lee más en Bloomberg.com