Inflación en Brasil se enfría mientras el BCB se compromete a bajar las tasas

Los banqueros centrales dirigidos por Roberto Campos Neto están relajando la política monetaria tras reducir la inflación desde un máximo de aproximadamente dos décadas

Foto: Dado Galdieri/Bloomberg
Por Andrew Rosati y Maria Eloisa Capurro
28 de noviembre, 2023 | 01:21 PM

Bloomberg — La inflación anual de Brasil se ralentizó a principios de noviembre más o menos en línea con las expectativas, acercándose al rango objetivo mientras los banqueros centrales siguen adelante con sus planes de mayor relajación monetaria.

Los datos oficiales publicados el martes mostraron que los precios al consumo subieron un 4,84% respecto al año anterior, ligeramente por encima de la estimación media del 4,82% de los analistas encuestados por Bloomberg. La inflación mensual fue del 0,33%.

Brazil Mid-Month Inflation Decelerates Toward Target | IPCA-15 CPI hits 4.84%, above central bank's 3.25% targetdfd

Los banqueros centrales dirigidos por Roberto Campos Neto están relajando la política monetaria tras reducir la inflación desde un máximo de aproximadamente dos décadas. Prevén mantener el ritmo de recortes de medio punto en sus dos próximas reuniones, lo que situaría la Selic de referencia en el 11,25% a finales de enero.

Lo que dice Bloomberg Economics:

La subida de los precios de los alimentos y el tercer mes consecutivo de aumento de dos dígitos de los billetes de avión influyeron en el dato principal, pero nuestra estimación del dato subyacente suavizado (0,42% intermensual) también subió. En conjunto, el dato permite al BCB seguir relajando su estricta política monetaria, pero no anima a acelerarla.

PUBLICIDAD

- Adriana Dupita, economista de Brasil y Argentina

Ocho de los nueve grupos de bienes y servicios se encarecieron durante el periodo. Los costes de alimentación y bebidas aumentaron un 0,82% en el mes, representando el principal motor de la inflación, mientras que el transporte subió un 0,18%.

Aunque la inflación se ha ralentizado en general, el encarecimiento del combustible ha causado preocupación en el gobierno del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva. La petrolera estatal Petroleo Brasileiro SA, que fija los precios al por mayor de la gasolina y el gasóleo, ha recibido presiones para abaratar el combustible de los aviones con el fin de invertir la tendencia alcista de las tarifas aéreas y mantener bajo control el aumento del coste de la vida.

PUBLICIDAD

La tasa de inflación anual se mantiene por encima del techo del 4,5% del rango objetivo del banco central para 2024, pero los analistas esperan en general que los costes de endeudamiento de dos dígitos la hagan caer en las próximas semanas.

Lee más en Bloomberg.com