Actualidad

Rolls-Royce renuncia a aviones eléctricos y señala que el hidrógeno necesita tiempo

El fabricante dijo que la propulsión convencional seguirá siendo el pilar posiblemente durante las dos próximas décadas

Un motor a reacción Rolls Royce
Por Siddharth Philip
28 de noviembre, 2023 | 07:26 PM

Bloomberg — Rolls-Royce Holdings PLC (RYCEY) se alejó de los aviones propulsados eléctricamente, con planes de poner a la venta una empresa que fabrica este tipo de motores, y afirmó que la propulsión convencional seguirá siendo el pilar posiblemente durante las dos próximas décadas, mientras el hidrógeno tarda en madurar como alternativa.

“No creo que en los próximos 15 o 20 años el hidrógeno vaya a desempeñar un papel importante”, declaró el CEO Tufan Erginbilgic, en una comparecencia ante los medios de comunicación el martes. Aunque la empresa está trabajando en la tecnología del hidrógeno con la aerolínea de descuento EasyJet Plc, Erginbilgic dijo que cree que el combustible de aviación sostenible, o SAF, será la única vía para que los grandes reactores alcancen los objetivos climáticos de cero emisiones netas.

VER +
Rolls-Royce, ausente del segmento de aviones más activo, estudia cómo regresar

Erginbilgic, antiguo ejecutivo de BP Plc, pretende cuadruplicar el beneficio operativo y generar un mayor flujo de caja a medio plazo. El sector de la aviación se ha visto sometido a presiones para descarbonizarse y Airbus SE, el mayor fabricante de aviones del mundo, apuesta por que los aviones propulsados por hidrógeno entren en servicio en 2035.

En una declaración aparte que se sumaba a los comentarios del CEO, Rolls-Royce afirmó que sigue “comprometida con el desarrollo de nuestra capacidad de hidrógeno en colaboración con EasyJet”, y añadió que tiene “la ambición de llevar esta tecnología a pruebas de vuelo a largo plazo”.

PUBLICIDAD

Rolls-Royce dijo el martes que planeaba deshacerse de su negocio eléctrico que desarrolla sistemas de propulsión para aeronaves como los taxis voladores. Erginbilgic dijo que la empresa necesitaba tomar “decisiones sobre la asignación de recursos” y que la unidad ofrecería “mejor valor a un tercero”.

Lea más en Bloomberg.com