EE.UU.

Waller y Bowman abren la puerta a nueva pausa de las tasas de interés en diciembre

Aunque las declaraciones no cambian las expectativas para la reunión de diciembre de la Fed, los comentarios de Waller sugieren que se está ampliando el apoyo para una pausa política prolongada

Federal Reserve
Por Catarina Saraiva y Steve Matthews
29 de noviembre, 2023 | 02:49 AM

Bloomberg — Dos funcionarios de la Reserva Federal (Fed) que el año pasado impulsaron la subida de los tipos de interés para frenar la inflación señalaron que podrían sentirse cómodos manteniendo los tipos estables por ahora, reforzando las expectativas de que el actual ciclo de subidas del banco central ha terminado.

El gobernador Christopher Waller, uno de los funcionarios más duros de la Fed, dijo que la política está bien posicionada para devolver la inflación al objetivo del 2% de la Fed, lo que sugiere que los responsables políticos pueden no necesitar subir los tipos de nuevo. La gobernadora Michelle Bowman dijo que sigue dispuesta a apoyar subidas de tipos si la inflación se estanca, pero no llegó a respaldar una subida el mes que viene.

Aunque las declaraciones no cambian fundamentalmente las expectativas para la reunión de diciembre de la Reserva Federal, los comentarios de Waller en particular sugieren que se está ampliando el apoyo entre los funcionarios a una pausa política prolongada en medio de señales de que la actividad económica, la inflación y el mercado laboral se están enfriando.

VER +
Fed mantiene tasas en máximos de 22 años y muestra preocupación por alza de bonos

“Cada vez tengo más confianza en que la política económica está bien posicionada para ralentizar la economía y volver a situar la inflación en el 2%”, declaró Waller el martes en el American Enterprise Institute de Washington.

PUBLICIDAD

“Me anima lo que hemos aprendido en las últimas semanas: algo parece estar cediendo, y es el ritmo de la economía”, dijo, en referencia a las declaraciones que hizo el mes pasado, cuando los datos de crecimiento e inflación estaban repuntando en lugar de ralentizarse. Waller afirmó que desde entonces los datos se han movido en la dirección correcta. También se refirió a las previsiones para el cuarto trimestre, que pronostican un nuevo enfriamiento.

Tanto Waller como Bowman señalaron que sigue habiendo muchas incertidumbres sobre cómo se desarrollará la política monetaria. Bowman, en un discurso pronunciado en Salt Lake City (Utah), dijo que sigue creyendo que será necesario endurecer la política monetaria, aunque su apoyo a la subida de tipos fue más condicional que en declaraciones anteriores.

“Sigo dispuesta a apoyar una subida del tipo de interés de los fondos federales en una futura reunión si los datos que se reciban indican que los avances en materia de inflación se han estancado o son insuficientes para reducir la inflación al 2% en el momento oportuno”, declaró.

PUBLICIDAD
Gráfico de puntos de la Fed de septiembredfd

Los responsables políticos votaron unánimemente a favor de mantener los tipos de interés sin cambios en una horquilla del 5,25% al 5,5% por segunda vez consecutiva a principios de este mes. Los recientes informes económicos han reforzado las apuestas de los observadores de la Reserva Federal de que el banco central ya no va a subir los tipos y han adelantado las expectativas de la primera bajada de tipos.

Bowman ya se había mostrado partidaria de seguir subiendo los tipos. Se ha convertido en una de las responsables políticas que más advierten del riesgo de que la inflación no logre volver plenamente al objetivo del 2% de la Reserva Federal, mientras que otros se han unido en torno a la idea de que los precios se están enfriando, aunque sea lentamente.

“Debemos tener presentes las lecciones históricas y los riesgos asociados a declarar prematuramente la victoria en la lucha contra la inflación, incluido el riesgo de que la inflación pueda asentarse en un nivel superior a nuestro objetivo del 2% sin un mayor endurecimiento de la política”, declaró Bowman.

VER +
Nagel del BCE dice que es prematuro hablar, siquiera, de bajar las tasas

Los comentarios más suaves de los miembros más duros del Comité Federal de Mercado Abierto preparan el terreno para otra pausa en diciembre, al tiempo que señalan que siguen atentos a la evolución de la economía y a si la inflación continúa moderándose.

La Fed tiene una reunión más este año, los días 12 y 13 de diciembre. La última vez que los responsables políticos publicaron sus previsiones económicas y de tipos de interés, en su reunión de septiembre, la mayoría de los funcionarios predijeron que sería necesaria una subida más de tipos este año. Eso aún no se ha materializado, y parece cada vez menos probable.

Otros miembros del comité, como el presidente de Minneapolis, Neel Kashkari, y la presidenta de la Fed de Dallas, Lorie Logan, han señalado este mes el alto nivel de incertidumbre, prometiendo dejar que los datos guíen su toma de decisiones.

VER +
Bowman, de la Fed, es partidaria de subir las tasas si la inflación se estanca

El presidente de la Fed de Chicago, Austan Goolsbee, afirmó el martes que la desaceleración de la inflación este año ha sido la mayor caída de este tipo en 71 años. El Presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, en una publicación del Banco de Pagos Internacionales publicada el martes, calificó el descenso de alentador.

PUBLICIDAD

Varios funcionarios afirmaron el mes pasado que la subida de los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo podría reducir la necesidad de nuevas subidas de tipos. Aunque los rendimientos han bajado desde la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, Waller dijo el martes que las condiciones financieras siguen siendo más estrictas en general, y los rendimientos son más altos de lo que eran a mediados de año.

“Pero la reciente relajación de las condiciones financieras es un recordatorio de que hay muchos factores que pueden afectar a estas condiciones y que los responsables políticos deben tener cuidado a la hora de confiar en ese endurecimiento para hacer nuestro trabajo”, dijo.

Tanto Bowman como Waller señalaron que gran parte de los avances en la desinflación hasta la fecha se han debido a la reducción de las perturbaciones en la cadena de suministro derivadas de la pandemia. En el futuro, una mayor relajación de las presiones sobre los precios tendría que estar impulsada por una política monetaria restrictiva, afirmó Waller.

Bowman, que celebra esta semana su quinto aniversario en el consejo de la Fed, dijo que los tipos de interés podrían tener que ser más altos a largo plazo para tener en cuenta los cambios en la economía post-pandémica, en comparación con el período de bajos tipos de interés que siguió a la crisis financiera.

Lee más en Bloomberg.com