Europa

Scholz y Lula instan a Macron a abandonar su oposición al acuerdo UE-Mercosur

Los dos líderes no renuncian a un acuerdo antes de la cumbre del jueves

Alemania y Brasil celebran consultas gubernamentales en Berlín
Por Michael Nienaber y Simone Iglesias
04 de diciembre, 2023 | 05:36 PM

Bloomberg — Alemania y Brasil unieron sus fuerzas para aumentar la presión sobre el presidente francés, Emmanuel Macron, para que abandone su oposición a un importante acuerdo comercial entre la Unión Europea y cuatro economías sudamericanas.

En una rueda de prensa conjunta tras las conversaciones mantenidas el lunes en Berlín, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmaron que mantenían la esperanza de que el esquivo acuerdo UE-Mercosur pudiera cerrarse pronto.

VER +
La UE y Sudamérica están cerca de un acuerdo sobre el pacto comercial con Mercosur

Macron declaró el sábado, tras las conversaciones con Lula en la conferencia sobre el clima COP28 de Dubai, que las concesiones medioambientales obtenidas por la UE se quedan cortas. La finalización del acuerdo ya descarriló en el último minuto, ya que Argentina no está dispuesta a aceptar nuevos compromisos antes de que el presidente electo Javier Milei asuma el cargo.

Lula dijo que le había dicho a Macron que “cuando se siente en su asiento del avión, abra su corazón, hable con su mujer y acepte un acuerdo UE-Mercosur”.

PUBLICIDAD

“Si eso no le ha conmovido, no voy a renunciar a Macron, no voy a rendirme porque vamos a tener otras reuniones, necesidades y voy a seguir adelante hasta que un día lo consiga”, añadió.

Scholz se mostró convencido de que habrá mayoría tanto en el Consejo Europeo como en el Parlamento Europeo para el acuerdo UE-Mercosur. En un mensaje claramente dirigido a Macron, también instó a todas las partes a comprometerse para ayudar a sellar un acuerdo.

VER +
Lula insta a reunión de líderes UE-Mercosur sobre el futuro de acuerdo comercial

El pacto UE-Mercosur crearía un mercado integrado de 780 millones de consumidores, lo que lo convertiría en el mayor de la historia de la UE y en uno de los mayores pactos de libre comercio del mundo.

PUBLICIDAD

Las objeciones de Macron son significativas porque el acuerdo podría celebrarse como un acuerdo mixto, que abarcaría competencias tanto de la UE como de los Estados miembros. Esto permitiría el veto francés y requeriría la aprobación de los 27 parlamentos nacionales y algunos regionales.

En vísperas de la cumbre del Mercosur que se celebrará el jueves en Río de Janeiro, Lula prometió no rendirse hasta haber hablado con todos los dirigentes y haber escuchado un “no” de todas las partes.

“El jueves, en la cumbre del Mercosur, tendremos un momento decisivo en esta negociación”, dijo. “Reiteré al canciller Scholz mi expectativa de que la UE decida si le interesa o no concluir un acuerdo equilibrado”.

Lea más en Bloomberg.com