EE.UU. dispara contra misiles hutíes después del ataque a un buque de Trafigura

El buque transportaba nafta de origen ruso -un producto utilizado para fabricar plásticos y gasolina- comprada por debajo del tope de precios impuesto por el G7

El petrolero STI Comandante parte de su amarre tras entregar un cargamento de gasóleo ruso en la terminal de combustible de Purfleet, en Purfleet, Reino Unido, el martes 5 de abril de 2022. (Imagen de referencia)
Por Alex Longley - Archie Hunter - Mohamed Hatem
27 de enero, 2024 | 12:14 PM

Bloomberg — Buques de la Armada estadounidense dispararon contra un misil antibuque perteneciente a los hutíes en Yemen horas después de que un petrolero operado en nombre del gigante comercial Trafigura Group que transportaba un cargamento de combustible ruso fuera alcanzado en el ataque más importante hasta la fecha del grupo rebelde contra un buque petrolero.

El Mando Central estadounidense declaró que el misil estaba preparado para su lanzamiento y suponía una “amenaza inminente” para la navegación en la zona. Las fuerzas estadounidenses destruyeron el misil, dijo el Centcom en X.

El ataque estadounidense se produjo horas después de que los rebeldes hutíes reivindicaran el ataque con misiles contra el Marlin Luanda. El buque transportaba nafta de origen ruso -un producto utilizado para fabricar plásticos y gasolina- comprada por debajo del tope de precios impuesto por el Grupo de los Siete países (G-7), dijo el viernes un portavoz de Trafigura.

“Toda la tripulación a bordo del Marlin Luanda está a salvo y el incendio en el tanque de carga ha sido totalmente extinguido”, dijo la compañía en un comunicado en su página web a las 12:00 pm en Londres. “El buque navega ahora hacia un puerto seguro”.

PUBLICIDAD

Ningún otro buque que opere en nombre de Trafigura se encuentra actualmente en el Golfo de Adén y “seguimos evaluando cuidadosamente los riesgos que implica cualquier viaje”, señala el comunicado.

El petróleo Brent, de referencia mundial, subió a máximos de dos meses.

VER +
Arabia Saudita prepara la apertura de su primera licorería, pero solo para diplomáticos

El ataque al Marlin Luanda planteará nuevos interrogantes sobre si los petroleros seguirán transitando por el Mar Rojo. Desde los ataques aéreos conjuntos de Estados Unidos y Reino Unido contra los Houthis a principios de este mes, el tráfico de petroleros en la región ha disminuido, pero algunos exportadores de petróleo, entre ellos Arabia Saudí, siguen utilizando la vía navegable.

PUBLICIDAD

El hecho de que el buque atacado transportara combustible procedente de Rusia probablemente preocupará a Moscú. Grandes cantidades de petróleo ruso pasan ahora por el sur del Mar Rojo para llegar a los compradores asiáticos, después de que Europa rehuyera sus cargamentos debido a la guerra en Ucrania. Un portavoz de los hutíes declaró anteriormente al diario ruso Izvestia que los buques rusos y chinos que navegan por el Mar Rojo estarían a salvo, incluso cuando el grupo ataca a buques estadounidenses y británicos.

Según datos de la empresa de análisis Kpler, el buque recogió su carga de origen ruso mediante una transferencia de barco a barco en un tramo de agua del golfo Lacónico, en el sur de Grecia. La zona ha sido fundamental para ayudar a Rusia a llevar su petróleo al mercado mundial y, además de gestionar los suministros en el marco del precio máximo, también ha facilitado operaciones más turbias.

Trafigura, junto con otros operadores de materias primas como Glencore Plc, Vitol Group y Gunvor Group, fue uno de los mayores proveedores de petróleo de Rusia antes de la invasión a gran escala de Ucrania por parte del país y fue socio de un importante proyecto petrolero dirigido por el productor estatal Rosneft PJSC.

Desde entonces, la empresa se ha alejado de esos flujos a raíz de las sanciones impuestas por Estados Unidos, Europa y Reino Unido a las exportaciones energéticas rusas. Aunque su consejero delegado, Jeremy Weir, ha afirmado que sigue comercializando pequeñas cantidades de productos petrolíferos refinados procedentes de Rusia, esa posición estaba siendo revisada.

El hecho de que la empresa recogiera un cargamento mediante una transferencia de barco a barco frente a las costas de Grecia arroja luz sobre cómo una de las mayores casas de comercio de materias primas del mundo sigue facilitando la exportación de productos petrolíferos desde Rusia, en un momento en que la guerra en Ucrania sigue causando estragos.

Las transferencias de barco a barco han suscitado el escrutinio de la normativa, sobre todo en relación con los buques que operan fuera del límite de precios del G-7, donde las transferencias pueden dificultar el seguimiento del origen de un cargamento. Ha habido especial preocupación por los buques más viejos y cuando la transferencia se realiza de forma no regulada, aunque no hay indicios de que ese sea el caso del Marlin Luanda.

El último incidente también sugiere que Estados Unidos y sus aliados aún no han degradado suficientemente las capacidades militares de los Houthis dos semanas después de lanzar el primero de varios ataques aéreos contra los misiles, radares y otros activos del grupo en todo Yemen. El viernes, los militantes hutíes dispararon un misil balístico antibuque contra el USS Carney, que fue derribado con éxito, según el Centcom.

PUBLICIDAD

El pasado fin de semana, el viceconsejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jon Finer, afirmó que las acciones militares para disuadir a los hutíes y a otros grupos respaldados por Irán llevarían tiempo.

“La disuasión no es un interruptor de luz”, dijo Finer a ABC. “Estamos eliminando estos arsenales para que no puedan llevar a cabo tantos ataques a lo largo del tiempo. Eso llevará tiempo”.

La zona en cuestión y el sur del Mar Rojo han sido el centro de múltiples ataques a buques por parte de militantes Houthi en las últimas semanas. Desde mediados de noviembre, los hutíes han lanzado ataques casi diarios contra buques que transitan por la vía fluvial, en un acto de solidaridad con los palestinos en medio de la guerra entre Israel y el grupo militante Hamás. El conflicto ha desviado los flujos comerciales, ya que algunos transportistas evitan esta vía fluvial clave.

Según Ambrey, el viernes explotaron unos misiles cerca de un barco con bandera de Panamá y afiliado a la India que transportaba petróleo desde Rusia.

Lea más en Bloomberg.com