Adios a Bard: Google rebautizó su chatbot de IA para competir con OpenAI

El cambio de marca de Bard también crea una estructura más cohesiva para las herramientas de inteligencia artificial de Google

Google
Por Julia Love
08 de febrero, 2024 | 05:03 PM

Bloomberg — Google, de Alphabet Inc. (GOOGL), ha cambiado el nombre de su chatbot y ha lanzado un nuevo plan de suscripción que permitirá a los usuarios acceder a su modelo de inteligencia artificial más potente, lo que le sitúa directamente en competencia con su rival OpenAI.

El chatbot de Google, que hasta ahora se conocía como Bard y era su respuesta al ChatGPT de OpenAI, pasará a llamarse Gemini. Una versión seguirá estando disponible de forma gratuita, pero quienes estén dispuestos a pagar 19,99 dólares por una suscripción mensual tendrán acceso a la herramienta más avanzada de Google en su familia Gemini de modelos de IA, el modelo Ultra 1.0. El modelo Ultra, que estará disponible para el público en general a partir del jueves, rinde mejor en tareas más complejas, como la codificación y el razonamiento lógico, según la empresa.

VER +
Google agrega a Bard, su rival de ChatGPT, a herramientas como Gmail, YouTube y Docs

La medida pone de relieve los intentos de Google de encontrar un modelo de negocio para sus inversiones en IA, que han abierto nuevas oportunidades estratégicas en el mercado pero también requieren una enorme potencia de cálculo y otros recursos. La directora financiera de Alphabet, Ruth Porat, dijo durante la llamada de ganancias de la compañía la semana pasada que el gasto de capital de Alphabet este año será “notablemente mayor” que en 2023.

El logotipo de Gemini en un smartphone arreglado en Nueva York, EE.UU., el sábado 9 de diciembre de 2023. Google, de Alphabet, dijo que Gemini es su modelo de IA más grande, capaz y flexible hasta la fecha, y sustituye a PaLM 2, lanzado en mayo. Fotógrafo: Gabby Jones/Bloombergdfd

El cambio de marca de Bard también crea una estructura más cohesiva para las herramientas de inteligencia artificial de Google, al denominar a muchos de los productos con el nombre del motor que los impulsa. Gemini, el esperado modelo de inteligencia artificial de Google, salió a la venta en diciembre y presenta modelos de distintos tamaños, incluido uno que puede funcionar directamente en teléfonos inteligentes y el nuevo Ultra 1.0, distinciones que, según la empresa, lo diferenciarán del resto.

PUBLICIDAD

Al ofrecer versiones gratuitas y de pago de su chatbot, Google emula la estrategia de OpenAI, que cobra 20 dólares al mes por una versión premium de ChatGPT. Al asociarse con Microsoft para desplegar la IA generativa en el motor de búsqueda Bing, OpenAI ha supuesto una amenaza para el negocio principal de Google en la búsqueda de consumidores, un mercado que ha dominado durante décadas.

VER +
Bard, de Google, escribe de forma convincente sobre teorías conspirativas

Sin embargo, Google aporta ventajas considerables. Los usuarios que paguen la suscripción Google One AI Premium podrán utilizar Gemini en productos tan populares como Gmail y Google Docs, en lugar de tener que ir y venir con ChatGPT de OpenAI.

Durante una demostración, los ejecutivos de Google mostraron cómo las personas pueden interactuar con Gemini utilizando texto, voz e imágenes. Por ejemplo, alguien con una rueda pinchada podría hacer una foto del percance para pedir consejo.

PUBLICIDAD

“Creo que es un primer paso importantísimo hacia la creación de un verdadero asistente de inteligencia artificial”, dijo Sissie Hsiao, vicepresidenta y directora general de Google.

VER +
Google Bard suscita preocupaciones éticas entre los empleados

Gemini estará disponible a través de una aplicación especial en el sistema operativo móvil Android, mientras que para los usuarios de iPhone estará metida dentro de la aplicación de Google. Ambas estarán disponibles el jueves en EE.UU. en inglés. Hsiao dijo que Google está trabajando para lanzar el producto en más idiomas y países.

En algunos casos, Gemini sustituirá al Asistente de Google, un asistente digital basado en la voz que Google ha integrado en muchos productos y servicios. Cientos de empleados que trabajaban en el Asistente de Google fueron despedidos el mes pasado.

Lea más en Bloomberg.com