Brasil le retira el pasaporte a Jair Bolsonaro en operativo policial: las razones

El expresidente deberá abstenerse de contactar con quienes están bajo investigación

Jair Bolsonaro
Por Andrew Rosati y Simone Iglesias
08 de febrero, 2024 | 10:44 AM

Bloomberg — Jair Bolsonaro, expresidente brasileño, deberá entregar su pasaporte al ser uno de los objetivos de una extensa acción de la policía contra una presunta asociación delictiva que pretendía invalidar el resultado de los comicios de Brasil del 2022.

VER +
Hijo de Bolsonaro es blanco de la policía en investigación sobre espionaje político

En la mañana de este jueves, la policía detuvo a cuatro personas y ejecutó un total de treinta y tres órdenes de arresto contra presuntos criminales que buscaban generar dudas sobre el sistema de voto electrónico brasileño y conspiraron para invalidar el resultado de los comicios, que el mandatario conservador terminó perdiendo por un ajustado margen ante el actual presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Aunque Bolsonaro no fue detenido, obedecerá las órdenes del tribunal de hacer entrega de su pasaporte a las autoridades y de no establecer contacto con aquellos que están siendo objeto de investigación, indicó su vocero, Fabio Wajngarten, mediante un mensaje divulgado en las redes sociales.

Después de la victoria lograda por Lula da Silva, los supuestos implicados trataron de dar un “golpe de Estado, respaldados por militares con el conocimiento y las destrezas de las fuerzas especiales”, explicó la policía en un comunicado.

PUBLICIDAD
VER +
Bolsonaro planeó un golpe de Estado, según una investigación preliminar en el Congreso

Las redadas policiales marcaron una escalada significativa en los esfuerzos del gobierno para reprimir a los autores de los disturbios del 8 de enero del año pasado, cuando los partidarios de Bolsonaro saquearon el Congreso, el máximo tribunal y el palacio presidencial, alegando que Lula robó el voto. Aunque el ex presidente niega cualquier implicación, las investigaciones han atrapado a sus aliados y miembros de su círculo íntimo.

No estaba claro quién más estaba en el punto de mira de la operación policial.

Lea más en Bloomberg.com