Adam Neumann explora la compra de WeWork para sacarla de la quiebra

El actual plan de quiebra de la empresa prevé la entrega de la propiedad a los tenedores de deuda más antiguos

Una oficina de WeWork
Por Sridhar Natarajan y Amelia Pollard
08 de febrero, 2024 | 07:39 PM

Bloomberg — Inversores como Adam Neumann y Third Point, de Dan Loeb, están explorando una propuesta para rescatar a WeWork Inc. de la bancarrota.

VER +
En medio de su crisis global, estos son los números que reportó WeWork en Argentina

De acuerdo con una carta remitida a los abogados de WeWork y a la que ha tenido acceso Bloomberg News, Neumann y su startup inmobiliaria, Flow, han estado intentando obtener de WeWork los datos que necesitan para presentar una oferta desde el mes de diciembre. Últimamente, han intentado elaborar un paquete de financiamiento de quiebra para la compañía de cotrabajo.

En la carta se indica que la oferta sería por el total de la compañía o por sus activos. No incluye precisiones sobre cuánto está dispuesto a ofrecer Neumann, cofundador de WeWork, por el negocio. Dimitió como CEO en 2019 tras el primer intento fallido de la compañía de salir a bolsa.

Por su parte, un abogado de Neumann señaló en dicha carta que los intentos de elaborar una oferta se han tropezado hasta ese momento con la insuficiente información proporcionada por WeWork.

PUBLICIDAD

“Escribimos para expresar nuestra consternación por la falta de compromiso de WeWork incluso para proporcionar información a mis clientes en lo que pretende ser una transacción que maximice el valor para todas las partes interesadas”, escribió Alex Spiro, abogado de Quinn Emanuel que representa a Neumann.

Third Point sólo ha tenido conversaciones preliminares con Neumann y su startup sobre sus ideas para WeWork y no se ha comprometido a respaldar ningún acuerdo, dijo el fondo de cobertura en un comunicado.

VER +
En medio de su crisis global, estos son los números que reportó WeWork en Argentina

En un comunicado enviado por correo electrónico, WeWork dijo que recibe regularmente expresiones de interés de partes externas, que sus asesores revisan “con miras a actuar en el mejor interés de la empresa”. Añadió que su enfoque actual en abordar los gastos de alquiler insostenibles y reestructurar el negocio “garantizará que WeWork esté mejor posicionado como una empresa independiente, valiosa, financieramente sólida y sostenible en el futuro”.

PUBLICIDAD

El New York Times informó anteriormente sobre la posible oferta.

La carta describe otros intentos desafortunados de Neumann de financiar WeWork, incluida una propuesta de aumento de capital de US$1.000 millones a finales de 2022 diseñado para estabilizar la empresa. Más recientemente, Neumann presentó una propuesta formal para otorgar a WeWork US$200 millones en financiación por quiebra, pero aún no pudo acceder a la información necesaria para preparar una oferta por la empresa, según la carta.

Refleja la frustración de los acreedores y propietarios, que se quejaron el lunes ante el juez que supervisa el caso de quiebra de la empresa por la falta de progreso en la reactivación de WeWork desde que se acogió al Capítulo 11 a principios de noviembre. El comité oficial de acreedores no garantizados de WeWork dijo que la compañía aún no ha actualizado su plan de negocios ni ha presentado detalles clave sobre cómo la empresa terminará su período bajo supervisión judicial.

Actualmente, el plan de quiebra de WeWork propone entregar la propiedad a los tenedores de deuda más senior de la compañía, incluidos aquellos que poseen su línea de crédito, pagarés de primer y segundo gravamen, según documentos judiciales. Es probable que los tenedores de bonos de tercer grado y los acreedores no garantizados sean eliminados.

VER +
WeWork en Colombia: los números detrás de su operación y lo que se viene en 2024

Antes de caer en quiebra, WeWork había estado intentando durante años ofrecer una historia de cambio, una en la que la ruidosa startup de coworking se transforma en una empresa pública estable y rentable. Después de la pandemia, la empresa con sede en Nueva York estaba perdiendo dinero con arrendamientos onerosos. La compañía enumeró US$19.000 millones en pasivos y US$15.000 millones en activos en su presentación del Capítulo 11 el año pasado.

La velocidad del declive de WeWork fue sorprendente. En 2019, el gigante del coworking fue el mayor ocupante privado de espacio de oficinas en Manhattan y operó millones de pies cuadrados en docenas de países. Una valoración máxima de US$47.000 millones la convirtió en una de las startups más preciadas de Estados Unidos.

Su valoración se desplomó después del intento fallido de salir a bolsa en 2019, luego la pandemia de Covid-19 asestó otro golpe. Aunque las oficinas de WeWork inicialmente se vaciaron, la demanda de trabajo flexible demostró ser algo resistente. La empresa finalmente salió a bolsa en 2021 mediante una combinación con una empresa de adquisición con fines especiales.

PUBLICIDAD

Neumann todavía vale aproximadamente US$1.700 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Lea más en Bloomberg.com