El truco que hace que la inversión climática en países pobres sea menos arriesgada

Las empresas de energías limpias en el mundo en desarrollo luchan por pedir dinero en condiciones favorables. The Green Guarantee Company tiene como objetivo cambiar eso

The Green Guarantee Company (GGC) ha recaudado US$100 millones iniciales con el objetivo de reducir drásticamente el riesgo para los inversores privados
Por Zahra Hirji y Akshat Rathi
11 de febrero, 2024 | 03:10 PM

Bloomberg — En cuanto al cambio climático, los países pobres enfrentan una doble dificultad: no solo experimentan algunos de los peores impactos del calentamiento global, sino que también les resulta difícil acceder a las grandes sumas de dinero necesarias para soluciones climáticas debido a los inversores reacios al riesgo. Una nueva empresa quiere cambiar eso.

The Green Guarantee Company (GGC), con sede en el Reino Unido y lanzada el viernes, ha recaudado US$100 millones iniciales con el objetivo de reducir drásticamente el riesgo para los inversores privados que buscan financiar energía renovable y otros proyectos climáticos en países en desarrollo.

VER +
Los cambiantes escenarios climáticos enturbian el panorama para los inversores

Los primeros inversores de la empresa incluyen los gobiernos nacionales de Nigeria, Noruega, el Reino Unido y los Estados Unidos, así como el Fondo Climático Verde respaldado por las Naciones Unidas, que se estableció para ayudar a los países en desarrollo a alcanzar sus objetivos climáticos.

“Hay empresas muy buenas en los mercados emergentes que simplemente están atrapadas por las calificaciones soberanas con las que están lidiando”, dijo el cofundador de la empresa, Lasitha Perera. Las calificaciones crediticias soberanas miden la capacidad de un gobierno para pagar sus deudas, pero también tienen un impacto en las calificaciones crediticias de las empresas que operan en el país.

PUBLICIDAD

GGC puede intervenir para proporcionar garantías de “grado de inversión” a los financiadores, lo que permite a estas empresas acceder a préstamos más asequibles y a más largo plazo de inversores privados, explicó.

VER +
¿Dónde están colocando su dinero los jefes de inversión en un 2024 inestable?

Perera, quien anteriormente fue director ejecutivo de la empresa garantizadora de moneda local GuarantCo, que trabajaba en los mercados de Asia y África, comparó dos gigantes de las energías renovables para ilustrar su punto. La empresa con sede en Estados Unidos, NextEra Energy Inc., puede asegurar un bono, básicamente un préstamo de inversores, por pagos de intereses del 5,5% a pagar durante 30 años. La empresa tiene una calificación A-, según Fitch. En comparación, la empresa india, ReNew Energy Global Plc, puede pedir prestado al 4,5%, pero debe devolver la suma inicial en cinco años. La empresa tiene una calificación BB-, inferior a la de NextEra.

En principio, si GGC puede garantizar los pagos del bono o préstamo de ReNew, entonces puede ayudar a mejorar la calificación de ReNew y así extender el período del préstamo o reducir la tasa de interés. Perera dijo que la empresa ya tiene "una gran cantidad de transacciones en marcha", pero debido a que se lanzó la semana pasada, aún no ha completado ninguna de ellas.

PUBLICIDAD

El hecho de que ciertas empresas de soluciones climáticas no siempre pueden acceder al capital que necesitan simplemente debido a los países o mercados en los que se basan es un problema conocido. En 2021, el director ejecutivo de BlackRock Inc., Larry Fink, propuso una solución: que los bancos de desarrollo multilaterales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, actúen efectivamente como aseguradoras o garantes de “primera pérdida” de dichas empresas. Esto haría que esas empresas y sus proyectos de adaptación o mitigación climática sean mucho menos arriesgados para los inversores privados.

VER +
Grandes petroleras ahora quieren expandir uso de biocombustibles de maíz: ¿por qué?

Pero hasta ahora, los bancos multilaterales no han hecho esto. Y, como señala Perera, no hay tiempo que perder. "Quiero decir, el cambio climático es hoy. Tenemos que empezar a mover la pelota hoy", dijo. "Así que nuestra respuesta es: construyamos esto".

El lanzamiento de la empresa está siendo vigilado de cerca por la comunidad internacional de desarrollo. Hablando la semana pasada en Washington, la Administradora de USAID, Samantha Power, hizo referencia a la nueva empresa, que su agencia ayudó a financiar, describiéndola como “una empresa diferente a cualquier otra” que invierte dinero junto con socios del sector privado comprometiéndose a cubrir cualquier pérdida.

"Dado que proporcionar estas garantías de grado de inversión aumenta enormemente el número de inversores que pueden respaldar estos proyectos, se proyecta que la Green Guarantee Company movilizará mil millones de dólares en nuevas inversiones para los países menos desarrollados en acciones climáticas", dijo.

Por proporcionar una garantía de pago, GGC cobrará una pequeña tarifa al prestatario. Y debido a que Perera cree que los inversores privados a menudo sobreestiman el riesgo de que las empresas de los países en desarrollo no cumplan con sus pagos, o peor aún, incumplan, cree que GGC puede obtener una buena ganancia a través de esas tarifas, incluso mientras ayuda a mejorar los términos del préstamo para las empresas.

Debido a la atención de GGC en un retorno comercial, "busca respaldar prestatarios que tengan una calificación de grado de inversión en sus mercados de capitales locales pero por debajo de grado de inversión en los mercados de capitales globales", dijo Perera, quien agregó que cada transacción es evaluada inicialmente por su potencial de impacto climático.

Una vez que Perera pueda demostrar que realmente es un ganar-ganar, espera no depender solo del dinero gubernamental para habilitar garantías. En cambio, su plan es poder garantizar proyectos por valor de 5 mil millones de dólares y listar GGC en la Bolsa de Valores de Londres para 2035.

Lea más en Bloomberg.com