Airbnb ofrece una perspectiva optimista impulsada por viajes internacionales

Los ingresos para el primer trimestre se ubicarían entre US$2,03 y US$2,07 mil millones, por encima del promedio de los analistas

La señalización de AirBnb Inc. se muestra en un teléfono inteligente en una fotografía arreglada tomada en el distrito de Brooklyn de Nueva York, EE.UU., el viernes 17 de abril de 2020.
Por Natalie Lung
13 de febrero, 2024 | 08:21 PM

Bloomberg — Airbnb Inc. (ABNB) concluyó el 2023 más fuerte de lo esperado por los analistas y ofreció una perspectiva optimista para el comienzo de este año, impulsado por el crecimiento en los mercados internacionales y sugiriendo que el auge de los viajes posterior a la pandemia aún no se ha agotado.

Las acciones subieron más del 8% en las operaciones extendidas.

VER +
Airbnb añade un cargo por conversión de divisas en su ofensiva internacional

Los ingresos para los tres meses que terminan en marzo serán de US$2,03 a US$2,07 mil millones, superando el estimado promedio de los analistas de US$2,02 mil millones. Sin embargo, se espera que el número de noches y experiencias reservadas se modere en comparación con el cuarto trimestre debido a una tasa de crecimiento particularmente fuerte hace un año, dijo la compañía de alojamiento compartido el martes en una carta a los accionistas.

"La demanda de invitados sigue siendo fuerte, especialmente entre los que reservan por primera vez", dijo Airbnb en la carta. La compañía advirtió en noviembre que estaba viendo una "mayor volatilidad" global al comienzo del último trimestre debido a problemas económicos y geopolíticos. Pero luego, las reservas se aceleraron durante el resto del año.

PUBLICIDAD

Los resultados de Airbnb sugieren que todavía hay una demanda reprimida de viajes, especialmente en regiones que tardaron más en volver a la vida normal después de los bloqueos de la era Covid. Aerolíneas, hoteles y otras compañías de viajes, incluido Airbnb, registraron una demanda récord en el verano, un fenómeno conocido como “viaje de venganza”, ya que las personas estuvieron dispuestas a pagar tarifas altas por vuelos y alojamientos para cumplir con sus itinerarios perdidos debido a la pandemia.

VER +
Airbnb está fundamentalmente roto, dice su CEO... y él planea arreglarlo

Los ingresos del cuarto trimestre aumentaron un 17% a US$2,22 mil millones, superando el estimado promedio de los analistas de US$2,16 mil millones, según datos compilados por Bloomberg. El número de noches y experiencias reservadas aumentó un 12% a US$98,8 millones, también superando las expectativas de un crecimiento del 11%. Airbnb dijo que los resultados se vieron impulsados por un “aumento modesto” en la tarifa diaria promedio y una favorable tasa de cambio de divisas.

El director ejecutivo Brian Chesky ve los mercados fuera de los Estados Unidos como una de las mayores oportunidades de crecimiento de Airbnb y la compañía con sede en San Francisco planea aumentar su presencia en aproximadamente una docena de países como Suiza, Bélgica y los Países Bajos en los próximos años. Airbnb ha estado trabajando para adaptar su aplicación al mercado local y aumentar la conciencia para impulsar el tráfico y está empezando a ver cómo rinde frutos.

PUBLICIDAD

Las noches reservadas en Brasil casi se duplicaron en comparación con el mismo período previo a la pandemia en 2019, dijo la compañía. La región de Asia Pacífico fue una de las últimas en salir de los bloqueos del Covid y los viajes transfronterizos siguen recuperándose allí. Las noches y experiencias reservadas aumentaron un 22% en el área en comparación con el año anterior y América Latina tuvo un crecimiento similar.

Airbnb dijo que está "especialmente emocionado por los próximos Juegos Olímpicos de París 2024". Ya ha habido un aumento en la oferta y la demanda, y la cantidad de noches pendientes en París durante el verano es más del doble que hace un año. La compañía ha dicho que espera alojar a medio millón de personas en la Ciudad de las Luces.

Brian Chesky, director ejecutivo de Airbnb.

La compañía publicó una pérdida neta inesperada de US$349 millones en el cuarto trimestre debido a gastos impositivos no recurrentes y reservas fiscales por alojamiento de aproximadamente US$1 mil millones como resultado de una ley tributaria italiana de 2017 que luchó y posteriormente acordó el pasado diciembre. Excluyendo eso, la ganancia neta ajustada fue de US$489 millones.

Airbnb, que salió a bolsa en 2020, también anunció un nuevo programa de recompra de acciones para recomprar hasta US$6 mil millones de acciones de la compañía.

Las acciones han subido un 31% en los últimos 12 meses y cerraron el lunes a su precio más alto en casi dos años.

Los resultados de Airbnb contrastan con los de Expedia Group Inc. (EXPE), que es propietario del sitio de alquiler vacacional Vrbo. La semana pasada, Expedia ofreció una perspectiva para las reservas brutas en el trimestre actual que decepcionó a los inversores, lo que hizo que sus acciones cayeran lo más en casi cuatro años.

En diciembre, Airbnb ascendió al director financiero Dave Stephenson al cargo de director de operaciones comerciales dedicado a los planes de crecimiento a largo plazo, que incluyen la expansión en el extranjero. El nombramiento marcó un punto de inflexión para la compañía, ya que estaba a punto de embarcarse en su "siguiente capítulo", dijo Chesky en ese momento. Ha pasado el último año perfeccionando las ofertas de la compañía para hacer que las listas sean más asequibles y confiables para los huéspedes y fomentar que más personas sean anfitriones.

PUBLICIDAD

Ahora, Chesky dijo que está listo para "expandirse más allá de nuestro negocio principal y reinventar Airbnb". Será un "viaje gradual de varios años", y dijo que compartiría más adelante este año.

Con un crecimiento general que se está estableciendo a un ritmo más moderado, Wall Street ha estado ansioso por escuchar a la compañía sobre sus planes para volver a acelerar el crecimiento mediante la activación de nuevas fuentes de ingresos y aumentando la participación de los usuarios.

Chesky ha insinuado que las nuevas empresas incluirían una mayor integración de inteligencia artificial y servicios de terceros en sus productos, lo que permitiría recomendaciones de viaje más personalizadas para los huéspedes y una mejor experiencia de usuario para los anfitriones.

Lea más en Bloomberg.com