Los puntos principales del fallo en el caso de fraude de Trump en Nueva York

Un juez prohibió al expresidente de EE.UU. administrar cualquier negocio en el Estado por tres años y devolver US$364 millones en ganancias ilegales

El juez no impuso la "pena de muerte corporativa" al negocio familiar de Trump.
Por Anthony Lin
16 de febrero, 2024 | 07:15 PM

Bloomberg — El ex presidente Donald Trump, sus hijos mayores y los principales ejecutivos fueron golpeados con una sentencia de US$364 millones el viernes en la demanda presentada por la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, acusándolos de llevar a cabo un plan de varios años para inflar el valor de las propiedades de la Organización Trump.

VER +
Trump deberá pagar multa de US$364 millones por caso de fraude

La enorme pena impuesta por el juez de Nueva York, Arthur Engoron, fue casi lo que James había pedido que Trump pagara por defraudar a bancos y aseguradoras.

Pero el fallo tan esperado no fue del todo el peor escenario posible. Engoron no prohibió al ex presidente participar en la industria inmobiliaria de Nueva York de por vida, como James había solicitado. Los temores de que Engoron obligara a la Organización Trump a cerrar y llevar a cabo una venta de sus activos tampoco se materializaron.

Aquí están los puntos principales del fallo:

PUBLICIDAD

El golpe financiero

Engoron le otorgó a James casi los US$370 millones en sanciones que ella había pedido, una cantidad que aumentó de US$250 millones en enero. Con intereses, la fiscal general dijo que el total podría superar los US$450 millones.

Es una gran cantidad de dinero, incluso para Trump, quien se jacta de ser multimillonario. Testificó en el juicio que tenía alrededor de US$400 millones en efectivo, por lo que el pago de la sentencia consumiría la mayor parte de eso, y todavía tiene otra sentencia de US$83,3 millones en su contra por el juicio de difamación de E. Jean Carroll.

Sin disolución

El juez no impuso la "pena de muerte corporativa" al negocio familiar de Trump. De hecho, revocó una orden anterior que autorizaba la revocación de los certificados de operación de las empresas de Trump.

PUBLICIDAD

Esa orden había generado preocupación entre los abogados de Trump de que la compañía podría verse obligada a vender sus activos en Nueva York, incluyendo el ático de su Trump Tower, el edificio de oficinas de 40 Wall Street y la finca Seven Springs en el condado de Westchester. El juez dijo que un nuevo director independiente de cumplimiento y un monitor separado aún podrían buscar la disolución en el futuro.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump habla con miembros de los medios de comunicación en la Corte Suprema del Estado de Nueva York en Nueva York, Estados Unidos, el jueves 15 de febrero de 2024.dfd

Prohibiciones en la industria

Trump también evitó una prohibición de por vida en la industria inmobiliaria de Nueva York. Engoron, en cambio, le impidió servir como funcionario o director de una empresa en Nueva York durante los próximos tres años. Se impuso un castigo similar a Donald Trump Jr. y Eric Trump durante los próximos dos años. El ex director financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, y el controlador, Jeffrey McConney, también fueron excluidos durante tres años.

Nuevos controles

Engoron ordenó una nueva supervisión de la Organización Trump para prevenir futuros fraudes. Ya había designado a Barbara Jones, una jueza federal jubilada, para que se desempeñe como monitora independiente y revise las divulgaciones financieras de la compañía. El viernes, el juez extendió el mandato de Jones por al menos tres años y también ordenó que ella debe aprobar las divulgaciones financieras a un tercero. También ordenó el nombramiento de un director independiente de cumplimiento para establecer nuevas prácticas contables y de informes. Engoron dijo que los nuevos controles significaban que ya no era necesario cancelar las licencias comerciales de las empresas Trump.

Apelación de Trump

Trump casi seguramente apelará el fallo en un caso que él ha caracterizado desde el principio como una "caza de brujas" políticamente motivada. Una apelación podría resultar en que la mayor parte de la orden, incluida la pena financiera, se suspenda. Pero Trump todavía tendría que presentar una fianza de apelación sustancial, probablemente de al menos varios millones de dólares.

Lea más en Bloomberg.com