¿La última batalla de Haley? Lo que toca ver en las primarias del Partido Republicano

Haley, que va dos dígitos por detrás de Trump en las encuestas, ha prometido seguir en la carrera al menos hasta el Supermartes del 5 de marzo

¿La última batalla de Haley? Lo que toca ver en las primarias del Partido Republicano
Por Alicia Díaz - Christian Hall
24 de febrero, 2024 | 08:45 AM

Bloomberg — Nikki Haley se enfrenta a la posibilidad de una humillante derrota en el estado del que fue gobernadora durante dos mandatos si Donald Trump, como se espera, consigue su quinta victoria consecutiva en las primarias presidenciales republicanas.

Haley, que va dos dígitos por detrás de Trump en las encuestas, ha prometido seguir en la carrera al menos hasta el Supermartes del 5 de marzo, independientemente del resultado de la votación del sábado en Carolina del Sur.

Esto es lo que hay que ver:

¿La última batalla de Haley?

A pesar de sus dos mandatos como gobernadora popular, Haley no ha sido capaz de cerrar la brecha en las encuestas con Trump en el Estado Palmetto.

PUBLICIDAD
Nikki Haley hace campaña presidencial en Carolina del Surdfd

Las victorias decisivas de Trump en las cuatro primeras primarias le han dado un aire de inevitabilidad. Como última gran rival que le queda, Haley ha agudizado sus ataques contra el ex presidente, criticando su edad, 77 años, así como sus amenazas a los países miembros de la OTAN que no cumplen sus compromisos de gasto en defensa.

Aunque su estrategia a largo plazo puede consistir en tratar de mantenerse en el caso de que Trump -que ha sido acusado cuatro veces- implosione, las dudas reales sobre la viabilidad de su candidatura sólo se intensificarán si sufre una gran derrota el sábado.

Pivote hacia las elecciones generales

Es de esperar que Trump utilice una victoria en Carolina del Sur para impulsar su pivote hacia las elecciones generales.

PUBLICIDAD

Carolina del Sur ha sido históricamente un indicador fiable de quién acabará encabezando la candidatura. Newt Gingrich, que ganó el estado en 2012, es el único candidato del Partido Republicano en más de cuatro décadas que no consiguió la nominación del partido.

Trump ya ha empezado a centrarse en el presidente Joe Biden como su principal objetivo retórico, y una mala actuación de Haley en Carolina del Sur podría hacer que se agotara el apoyo de sus donantes, preparando de hecho una revancha en las elecciones generales de 2020.

Al ser el primer estado con una población negra significativa en el que se celebran primarias, Carolina del Sur también podría proporcionar pistas importantes sobre si el intento de Trump de cortejar a un grupo cuyo apoyo probablemente sea clave para el éxito de Biden en noviembre.

Estiramiento de manos internacional

Las especulaciones de los líderes mundiales y los mercados globales sobre las implicaciones de una segunda administración Trump se dispararán si el expresidente continúa su marcha hacia la nominación con otra victoria decisiva en Carolina del Sur.

Trump ha hecho de su postura populista y más aislacionista hacia la política exterior y económica una parte clave de su plataforma, y sus comentarios sobre los aliados de la OTAN desataron la alarma en las capitales del mundo.

Haley, por el contrario, ha defendido políticas republicanas más tradicionales, incluido un papel musculoso de EE.UU. en política exterior. En una entrevista concedida a Bloomberg Television’s Surveillance a principios de este mes, Haley calificó de “absurdo” el apoyo de Trump a la imposición de aranceles generalizados a las importaciones, así como un gravamen del 60% sobre los productos chinos.

Renovación del RNC

Tras su probable victoria en Carolina del Sur, Trump se ha propuesto renovar la cúpula del Comité Nacional Republicano.

PUBLICIDAD

Quiere reemplazar a la presidenta Ronna McDaniel, de quien los aliados de Trump dicen que no ha recaudado bien fondos, por dos sucesores elegidos a dedo: Michael Whatley, un claro negacionista de las elecciones, y su propia nuera, Lara Trump.

Principales oradores de la Conferencia de Acción Política Conservadoradfd

Lara Trump hizo campaña por su suegro en Carolina del Sur, comprometiéndose a destinar cada céntimo que recaude el RNC a la vuelta de Trump a la Casa Blanca y a ganar mayorías en el Congreso.

También insinuó que parte del dinero del RNC podría destinarse a pagar a los abogados de Trump, afirmando que los donantes republicanos están interesados en financiar sus crecientes facturas de defensa legal. Los comités de acción política de Trump están en camino de quedarse sin fondos para cubrir sus gastos legales este verano, lo que significa que probablemente tendrá que recurrir a los fondos del RNC para cubrir esos gastos.

¿Y ahora qué?

Mientras que en otros estados se vota antes de esa fecha, después del sábado la atención se centrará rápidamente en el Supermartes del 5 de marzo.

PUBLICIDAD

Aproximadamente el 36% de todos los delegados están en juego durante la bonanza de votación de 15 estados, pero las reglas del partido diseñadas para ayudar al favorito a acumular rápidamente delegados harán más difícil para Haley ganar terreno a Trump, incluso si de alguna manera logra una sorpresa en Carolina del Sur.

Más información: Las matemáticas de los delegados favorecen a Trump y la candidatura de Haley se complica

PUBLICIDAD

Si pierde, Haley -que ha conseguido atraer a un gran número de donantes con mucho dinero- tendrá que convencer a sus benefactores de que su campaña sigue siendo viable.

Trump, mientras tanto, tendrá que lidiar cada vez más con su creciente marasmo legal, incluido el inicio previsto para el 25 de marzo de su primer juicio penal, sobre los supuestos pagos de dinero encubierto a una actriz porno para influir en las elecciones de 2016. Los recientes veredictos civiles ya están agotando sus recursos.

Lea más en Bloomber.com