Furor por acciones tech obliga a elevar previsiones para índices de Wall Street

El avance de las acciones tecnológicas, apuntalado por la IA y su potencial para transformar la economía, está obligando a grandes firmas a cambiar sus proyecciones de inicio de año

Furor por acciones tech obliga a elevar previsiones para índices de Wall Street
Por Alex - ra Semenova
01 de marzo, 2024 | 03:25 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — El frenesí en torno a los valores de IA ha sorprendido a los analistas de Wall Street, provocando una carrera entre los estrategas para seguir el ritmo de un repunte del mercado de valores que ya está superando sus expectativas cuando comenzó 2024.

Cinco firmas de Wall Street ya han elevado sus previsiones para el índice S&P 500, que ha subido un 7% para empezar el año tras subir un 24% en 2023. Solo en la última semana, Piper Sandler & Co, UBS Group AG (UBS) y Barclays Plc (BCS) aumentaron sus objetivos. Dos firmas -Goldman Sachs Group (GS) y UBS- lo han hecho dos veces desde diciembre.

VER +
¿Se está formando una burbuja de acciones tech en Wall Street? Esto dice Capital Group

“Llevo 20 años trabajando en estrategia y es la primera vez que hago algo así”, declaró Jonathan Golub, estratega jefe de renta variable estadounidense de UBS Investment Bank. La segunda revisión de su objetivo para 2024, hasta los 5.400 puntos, le sitúa, junto con Ed Yardeni, de Yardeni Research, en el puesto más alto entre los 25 estrategas de ventas analizados por Bloomberg.

A 5.096,27, el índice ya está superando la previsión media de fin de año de 4.899,40, una cifra que eclipsó solo 24 días después del inicio de 2024. Incluso las previsiones más ambiciosas de 5.400 están a solo otro 6% de distancia.

PUBLICIDAD
dfd

Es una reminiscencia del año pasado, cuando la sorprendente fortaleza del S&P 500 también cogió desprevenidos a los pronosticadores de Wall Street. La diferencia es que en 2023 esperaron hasta el verano para empezar a ajustar sus previsiones, mientras que en 2024 no esperarán tanto.

La razón de este repunte es familiar para los inversores: El dominio de las grandes tecnológicas. El giro es que ahora está ligado a la tecnología de inteligencia artificial y su potencial para transformar la economía mundial. Como resultado, los llamados Siete Magníficos valores tecnológicos, en particular Nvidia Corp. (NVDA), Meta Platforms Inc. (META) y Microsoft Corp. (MSFT) avanzan a toda velocidad y arrastran consigo a los principales índices.

Convertir a los escépticos

De momento, sus resultados financieros justifican los movimientos. Los beneficios por acción de las Siete Magníficas aumentaron en conjunto un 59% en el cuarto trimestre con respecto al año anterior, frente a unas expectativas del 47%, según datos recopilados por Bloomberg Intelligence. Incluso algunos de los más escépticos se están convirtiendo en creyentes.

PUBLICIDAD
VER +
Estas empresas podrían entrar al club del billón de dólares y poner fin al dominio tech

Michael Kantrowitz, de Piper Sandler, que el año pasado tenía las perspectivas más bajistas de Wall Street, elevó la semana pasada su previsión para el S&P 500 a 5.250 puntos, superando las previsiones de algunos de sus colegas, siempre optimistas.

También está Max Kettner, de HSBC, que se mostró correctamente optimista durante la mayor parte del año pasado. Esta semana, dijo a sus clientes que su equipo “se equivocó” el mes pasado al rebajar su opinión sobre las acciones estadounidenses. Dijo que el grupo no predijo el repunte de la IA.

La fortaleza económica ante las señales de la Reserva Federal de que mantendrá los tipos de interés más altos durante más tiempo del previsto ha sido la gran sorpresa para muchos estrategas. Los economistas ven un 40% de probabilidades de recesión en el próximo año, el nivel más bajo desde 2022. Esa cifra era del 65% en el primer semestre de 2023.

“Este periodo que estamos viendo es bastante diferente y único en comparación con las experiencias históricas”, dijo Venu Krishna, jefe de estrategia de renta variable estadounidense de Barclays.

Dicho esto, todo este optimismo está incomodando a algunos de los alcistas más acérrimos. John Stoltzfus, estratega jefe de inversiones de Oppenheimer Asset Management, está esperando a que el S&P 500 alcance su objetivo de 5.200 a finales de año antes de plantearse levantarlo. Su preocupación es que los osos han capitulado a un “ritmo extraordinario”, creando una oscilación que puede no ser sostenible.

‘Extremadamente caro’

“Es el viejo FOMO, el miedo a perderse algo”, afirma Stoltzfus. “Y probablemente haya un elemento de YOLO -sólo se vive una vez- por el impulso que hemos visto desde octubre”.

Savita Subramanian, la estratega de Bank of America Corp. que fue aclamada por ajustar rápidamente su punto de vista a medida que el rally de 2023 se ponía en marcha, se aferra a su llamada de fin de año de 5.000, escribiendo en una nota el miércoles que era “difícil ser alcista sobre la base de las valoraciones”.

PUBLICIDAD
VER +
¿Las ‘big tech’ de Wall Street están listas para devolver dinero a sus accionistas?

El S&P 500 está “atrozmente caro, con una relación precio/beneficios en el percentil 95 en datos que se remontan a 1900″, afirmó, al tiempo que reconocía el reto de comparar las medidas actuales de valor con las de épocas anteriores.

Por ahora, sin embargo, todo tiene sentido, incluso cuando algunos detractores descartan las ganancias como resultado del sentimiento, los flujos de fondos y el posicionamiento.

Para Golub, de UBS, está justificado por fundamentales como los sólidos beneficios y la fortaleza económica.

“Lo que va a tener que ocurrir”, dijo, “es que estos estrategas que publican previsiones van a tener que preguntarse: ‘¿Puedo justificar una afirmación de que el mercado va a caer en un entorno en el que el riesgo de recesión está disminuyendo y las revisiones de beneficios son extremadamente saludables?”

Lea más en Bloomberg.com