Esta mina de oro en Honduras se convirtió en clave para empresa brasileña

La mina de San Andrés, situada en una zona montañosa de Centroamérica, es la segunda más productiva de Aura Minerals, pero se enfrenta a retos operativos; el siguiente paso será la viticultura

Mina de ouro da Aura Minerals em Honduras
03 de marzo, 2024 | 11:05 AM

Bloomberg Línea — Nacido en un pueblo de la Serra da Mantiqueira, en el interior de São Paulo, el CEO de Aura Minerals (AURA33), Rodrigo Barbosa, dice sentirse casi como en casa cuando visita la segunda mina de oro más productiva de la empresa, situada en el extremo occidental de Honduras, uno de los países más montañosos de Centroamérica y objetivo de las multinacionales del sector.

Desde el helicóptero, se ve propiedades dedicadas al cultivo del café en un paisaje de coníferas que, según dijo, le recordaba a su ciudad natal, Espírito Santo do Pinhal, un importante municipio cafetero del estado de São Paulo.

Bloomberg Línea visitó la mina de San Andrés en compañía de otros periodistas, con autorización de la filial Aura Minosa. El yacimiento, de difícil acceso, se encuentra en el mapa de La Unión, un remoto municipio de 15.000 habitantes en el estado de Copán, a 210 kilómetros de San Pedro Sula, la segunda ciudad más poblada (1 millón de habitantes) por detrás de la capital, Tegucigalpa (1,6 millones).

VER +
Cobre y litio: Milei proyecta en la minería un nuevo “complejo sojero” multimillonario

En 2023, la mina de San Andrés sólo producirá menos para la empresa que la mina de Aranzazu, en México, donde también se extrae cobre.

PUBLICIDAD

En Brasil, Aura explota los yacimientos mineros de Apoena (EPP), en el estado de Mato Grosso, y Almas, en el estado de Tocantins, que comenzó a funcionar en agosto pasado. En 2025, está previsto que entre en funcionamiento la mina del proyecto Borborema, en Rio Grande do Norte, donde se extrajo wolframio durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

En Honduras, las riquezas naturales contrastan con la realidad de un país que se encuentra en la ruta de los huracanes y sufre oleadas de éxodo de población. El país carece de mano de obra calificada y de contratistas para llevar a cabo los proyectos de exploración, entre amenazas de confiscación de las licencias de minería de los yacimientos.

El oro extraído de la mina a cielo abierto se transporta en helicóptero hasta el aeropuerto de San Pedro Sula, un trayecto que dura aproximadamente una hora. Luego, el metal se transporta por avión a una refinería, principalmente en Londres, donde se convierte en lingotes para su comercialización en el mercado mundial.

PUBLICIDAD

El CEO de Aura dijo que espera una tendencia al alza para el precio del oro, basándose en informes de expertos que citan los riesgos de conflictos geopolíticos y las incertidumbres económicas sobre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo.

Históricamente, el oro se aprecia en momentos como estos, dada su naturaleza de activo de seguridad, una especie de refugio seguro. A finales de 2023, el precio del metal superó la marca histórica de US$2.100 por onza troy (31,1 gramos).

Los expertos prevén incluso que el precio de la onza alcance los US$3.000 este año, con el aumento continuo de la reposición de reservas por parte de los bancos centrales y una carrera por cobertura por parte de los inversores.

En ese contexto y con su nueva mina, la empresa minera anunció unas previsiones de crecimiento de entre el 3,4% (mínimo) y el 23,7% (máximo) para su volumen total de producción en 2024.

VER +
Minería ilegal mueve en el Perú más recursos que el narcotráfico, según empresarios

Colonización española

Cotizada y negociada en la Bolsa de Toronto (Canadá) y con BDR (recibos de estas acciones, AURA33) en B3 desde 2020, Aura adquirió la mina de San Andrés hace casi 15 años, en agosto de 2009.

La región de Copán, que alberga ruinas de la civilización maya, está considerada como el primer descubrimiento de oro español en Honduras, con una producción inicial que se remonta al siglo XVI.

La historia se encuentra en un informe con un resumen técnico de las reservas de la mina, elaborado por el equipo de Aura en julio de 2014 para potenciales inversores, que Bloomberg Línea consultó en la página web de la Securities and Exchange Commission de los EE.UU.

PUBLICIDAD
Mina de ouro da Aura Minerals em Hondurasdfd

La empresa minera subcontrata la operación a una contratista hondureña, que gestiona una flota de docenas de camiones y tractores que trasladan la roca extraída.

Según el director general de Aura, la minería en Honduras cuenta con muchos menos contratistas y vehículos pesados en comparación con las operaciones en Brasil y México.

La logística del transporte también presenta retos operativos, como la existencia de una sola carretera, cuyo mantenimiento suele correr a cargo de la empresa.

En Minosa hay dos trituradoras para reducir el tamaño de las rocas extraídas, así como un sistema de 3,8 kilómetros de cintas transportadoras hasta la planta de procesamiento químico.

PUBLICIDAD

Las instalaciones de la mina incluyen infraestructuras de electricidad y agua, almacenes, instalaciones de mantenimiento, un laboratorio, así como instalaciones de acampada para la administración, el personal y los contratistas, con servicios de comunicación como teléfono, internet y televisión por satélite.

VER +
Las 41 empresas que apuestan al litio en Argentina: cuánto exportarán y qué esperar del precio

El futuro de San Andrés: la producción de vino

Las similitudes entre San Andrés y São Paulo, incluida la tradición cafetera, inspiraron al CEO a encargar estudios de viabilidad sobre otro tipo de cultivo como alternativa económica para las comunidades: la viticultura.

PUBLICIDAD

El ingeniero mecánico, cuya familia fundó la bodega Floresta en la ciudad brasileña de Espírito Santo do Pinhal, dijo que espera que una variedad de uva que resista el clima local y el viñedo den lugar en los próximos años a una cooperativa vitivinícola hondureña.

“Creamos la Fundación San Andrés hace dos años para desarrollar en la región iniciativas como la financiación de estudiantes y profesores, la apertura de nuestro ambulatorio a los residentes, el suministro de medicamentos y tratamientos, así como la pavimentación de una carretera y el fomento de la iniciativa empresarial femenina. La minería no puede prosperar si la región no se mantiene al día y mejora”, afirmó.

Además de ayudar a las aldeas, Barbosa afirmó que más del 50% de los árboles talados se replantan y que la zona minera puede ampliarse antes de que se agote la reserva actual.

PUBLICIDAD

Aura ha proyectado un crecimiento de hasta el 13,6% en la producción de San Andrés en 2024, aunque el suelo de la proyección también apunta a un escenario base más bajo, con una reducción anual del 9%.

La temporada de lluvias en San Andrés va de mayo a noviembre, lo que aumenta el riesgo de poner en peligro el trabajo en la mina. La temporada de huracanes también comienza en el tercer trimestre. En octubre de 1998, el huracán Mitch fue uno de los más devastadores de la historia y asoló el territorio hondureño con muerte y destrucción.

“Aunque algunas partes de Honduras se encuentran dentro del cinturón de huracanes, las Tierras Altas del Interior occidental [la región donde se encuentra Minosa] generalmente no se ven afectadas por estas tormentas”, cita el informe técnico de Aura de 2014.

Las condiciones operativas mejoraron luego de que Aura incurriera en gastos extras en la mina por el alquiler y mantenimiento de equipos de planta y cintas transportadoras, así como la preparación de nuevas áreas para el proceso conocido como lixiviación en el tercer trimestre de 2023.

PUBLICIDAD

Fue la mina con el costo de producción más alto (US$1.254 por onza), mientras que México tuvo el más bajo (US$825). En el cuarto trimestre ya mostraba una tendencia a la baja gracias a las mejoras.

VER +
El banco brasileño que le dio un retorno del 76% a sus accionistas en 2023

Análisis

Los analistas de investigación de acciones de BTG Pactual, Safra y XP, en informes enviados a los inversores en el balance de 2023, mantuvieron las recomendaciones de compra para las acciones de Aura, destacando el mejor resultado operativo en el cuarto trimestre, así como el aumento del 36% en la generación de caja en tres meses y del 12% en un año.

El EBITDA trimestral de US$41 millones superó, por ejemplo, la estimación de Safra (US$38 millones), que apuntó a los mayores volúmenes y precios de venta como razones que compensaron el hecho de que los costos de producción de la minera fueran más altos de lo que el banco esperaba en el período.

XP citó “resultados decentes” en San Andrés, que aumentó el EBITDA en un 47% en tres meses, con un menor “coste de caja” en el cuarto trimestre. El aumento de la producción de la mina de Almas en el estado brasileño de Tocantins, prevista para 2024, debería impulsar el volumen total de Aura en un promedio del 14% en el año, según la proyección publicada.

El CEO dijo que el foco este año es operar la mina de Almas “bien, mantener el objetivo de cero accidentes y garantizar la puesta en marcha del proyecto Borborema, en la ciudad de Currais Novos, en el estado brasileño de Rio Grande do Norte, en el primer trimestre de 2025″.

Mina de ouro da Aura Minerals em Hondurasdfd

Adquisiciones y liquidez

Barbosa reafirmó la ambición de Aura de realizar adquisiciones para aumentar su producción y alcanzar el estatus de mediana-gran empresa minera, lo que le ayudaría a atraer la atención de los grandes fondos de gestión de activos de todo el mundo. La consecuencia sería empezar a cotizar a múltiplos más altos y alcanzar un nivel de valoración propio de una grande empresa del sector.

“Queremos pasar del 35% de valor teórico actual al 70% u 80%, que es como se valora a las grandes y medianas empresas. Imagínese duplicar el múltiplo. Eso lleva tiempo. Nos gustaría hacerlo en los próximos dos o tres años, para alcanzar una producción de entre 500.000 y 1 millón de onzas”, dijo.

En 2023, los ingresos netos ascendieron a US$416,9 millones, lo que supone un aumento del 6%. Las acciones de Aura tienen una liquidez diaria de US$ 1 millón. “No es lo ideal. Me gustaría estar entre US$5 millones y US$10 millones diarios. He tenido noticias de los mayores fondos del mundo. Les gusta nuestro caso, pero sólo invierten en papel con entre US$20 millones y US$30 millones de liquidez al día”, dijo el CEO de Aura.

Apalancar la estrategia de fusiones y adquisiciones no significa, según Barbosa, descuidar el nivel de deuda considerado seguro. En el cuarto trimestre, la deuda neta ascendió a US$85 millones, con un apalancamiento de 0,6x (deuda neta/Ebitda), por debajo de las 0,9x del tercer trimestre.

“No vamos a hacer fusiones y adquisiciones sólo porque tenemos un objetivo. Tenemos que generar valor para el accionista. Entendemos que el sector de las materias primas tiene fluctuaciones de precios, por lo que necesitamos trabajar con un apalancamiento inferior a la media, es decir, por debajo de 2x”, afirmó.

El CEO señaló que Aura tiene en el punto de mira reservas potenciales de oro en varios países de las tres regiones de América Latina, Canadá y EE.UU. Además del atractivo de los proyectos, se está fijando en otros dos aspectos de los lugares candidatos a la inversión de la empresa: la democracia y la seguridad jurídica.

Aura es controlada por Northwestern Enterprises y Conway, de la misma familia, que juntas suman el 57,84% de las acciones, según datos de B3. El presidente es Paulo Brito, empresario minero, energético y agrícola, fundador de Cotia Trading, Mineração Santa Elina, Biopalma da Amazônia y la bodega Guaspari, según el sitio web de Aura.

VER +
Un ensayo de carga inalámbrica en carretera pretende transformar el transporte terrestre