Oro bate récords: indicador de inflación preferido de la Fed estimula el rally

La perspectiva de una relajación monetaria por parte de los principales bancos centrales y el aumento de las tensiones en Medio Oriente y Ucrania han apuntalado el repunte

Oro bate récords mientras indicador de inflación preferido de la Fed estimula el rally
Por Jake Lloyd-Smith - Eddie Spence
01 de abril, 2024 | 11:01 AM

Bloomberg — El oro batió un récord, ya que los indicios de que la Reserva Federal está cada vez más cerca de recortar los tipos de interés impulsaron una subida que también se ha visto favorecida por las tensiones geopolíticas y la fuerte demanda china.

El lingote llegó a alcanzar los 2.265,73 dólares la onza el lunes, un 1,6% más que al cierre del jueves, tras marcar una serie de máximos en las últimas sesiones.

VER +
Récord del oro, efectos del PCE y optimismo en China: hechos que mueven los mercados

El indicador preferido de la Reserva Federal para medir la inflación subyacente -el índice de gastos de consumo personal básico- se enfrió en febrero, según mostraron los datos el viernes, cuando muchos mercados estaban cerrados. Esto refuerza la idea de una reducción de los costos de endeudamiento, aunque el banco central se ha mostrado prudente.

Gold Sets Another Record | The precious metal has been rallying since mid-Februarydfd

Desde mediados de febrero, una serie de factores positivos han impulsado la subida de los lingotes en torno a un 14%. La perspectiva de una relajación monetaria por parte de los principales bancos centrales y el aumento de las tensiones en Medio Oriente y Ucrania han apuntalado el repunte. También se han producido fuertes compras por parte de los bancos centrales, en particular en China, mientras que los consumidores de ese país se han abastecido de metal en medio de los problemas que atraviesa la mayor economía de Asia.

PUBLICIDAD

Tras conocerse las cifras de inflación, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que los datos estaban “bastante en línea con nuestras expectativas” y que no había prisa por recortar los tipos. A finales de esta semana, los inversores tendrán una nueva oportunidad de calibrar las perspectivas de la economía estadounidense y la política del banco central, ya que se espera que las nóminas mensuales aumenten en al menos 200.000 puestos por cuarto mes consecutivo.

En los mercados de swaps, la probabilidad de un recorte de tipos de la Reserva Federal en junio es del 61%, frente al 57% del jueves. Unas tasas más bajas suelen ser positivos para el oro, que no paga intereses.

VER +
Reservas de oro: ¿cómo logró Venezuela debilitarlas y qué países tienen más en LatAm?

“Los datos de inflación, y los comentarios de Powell en particular, han proporcionado un nuevo impulso al oro, con el mercado cada vez más convencido de que la Fed comenzará a recortar los tipos en junio”, dijo Warren Patterson, jefe de estrategia de materias primas de ING Groep NV. Sin embargo, “no haría falta mucho catalizador para ver un retroceso a corto plazo”, y eso podría ser un informe de empleo en EE.UU. más fuerte de lo esperado, dijo.

PUBLICIDAD

Demanda china

El oro al contado subió un 0,9%, hasta 2.248,96 dólares la onza, a las 7.29 de la mañana en Nueva York, tras subir un 3% la semana pasada. Su índice de fuerza relativa de 14 días se acercó a 78, por encima del nivel de 70 que indica a algunos inversores que los precios pueden haber subido demasiado y demasiado rápido. El índice Bloomberg del dólar al contado apenas varió, mientras que la plata, el platino y el paladio cotizaron al alza.

La demanda de oro en China ha sido pronunciada en los últimos trimestres. El banco central del país ha añadido volúmenes sustanciales de lingotes a sus reservas, aumentando sus tenencias en cada uno de los últimos 16 meses. Además, la compra de oro es cada vez más popular entre los jóvenes chinos.

Las perspectivas positivas del metal han sido respaldadas por una serie de importantes bancos. Entre ellos, JPMorgan Chase & Co. (JPM) dijo el mes pasado que el oro era su primera opción en los mercados de materias primas, y que el precio podría alcanzar los US$2.500 la onza este año. Goldman Sachs Group Inc. (GS) dijo que ve potencial para los US$2.300, destacando los beneficios de un entorno de tipos de interés más bajos.

Sin embargo, la subida del oro aún no ha calado hondo entre los inversores que prefieren exponerse al metal a través de fondos cotizados. Las tenencias mundiales en ETF respaldados por lingotes se redujeron en más de 100 toneladas en el primer trimestre, alcanzando el nivel más bajo desde 2019 a mediados de marzo, antes de un pequeño repunte, según un recuento de Bloomberg.

Lea más en Bloomberg.com