China está proporcionando inteligencia geoespacial a Rusia, advierte Estados Unidos

Estados Unidos está advirtiendo a sus aliados que China ha intensificado su apoyo a Rusia, incluyendo proporcionar inteligencia geoespacial, para ayudar a Moscú en su guerra contra Ucrania.

Xi Jinping, presidente chino
Por Alberto Nardelli - Jennifer Jacobs
06 de abril, 2024 | 12:49 PM

Bloomberg — Estados Unidos está advirtiendo a sus aliados que China ha intensificado su apoyo a Rusia, incluyendo proporcionar inteligencia geoespacial, para ayudar a Moscú en su guerra contra Ucrania.

En medio de señales de una continua integración militar entre las dos naciones, China ha proporcionado a Rusia imágenes satelitales con fines militares, así como microelectrónica y herramientas para tanques, según personas familiarizadas con el asunto.

El apoyo de China también incluye óptica, propelentes a ser utilizados en misiles y mayor cooperación espacial, según una de las fuentes.

Portavoces del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca declinaron hacer comentarios. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China no respondió de inmediato a una solicitud de comentario durante un fin de semana festivo.

PUBLICIDAD

Pekín ha tratado de presentarse a sí misma como mayormente neutral frente a la invasión a gran escala de Rusia a Ucrania, que ahora va por su tercer año, sin embargo, ha establecido una profunda alianza con Moscú como parte de lo que Xi Jinping y Vladimir Putin denominaron una amistad "sin límites" antes de los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing en 2022.

El edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores al amanecer en Kiev.dfd

El comercio entre los dos países alcanzó un récord de US$240.000 millones en 2023. El vecino de Rusia se ha convertido en el proveedor de todo, desde ropa hasta maquinaria y automóviles, después de una exodus de fabricantes occidentales y múltiples rondas de sanciones. Al mismo tiempo, Rusia ha aumentado las exportaciones de productos básicos como carbón y petróleo a China.

Crucialmente, China y Hong Kong también se han convertido en puertas de entrada clave para que Moscú acceda a tecnologías restringidas, incluyendo chips y circuitos integrados, utilizados en armamentos o necesarios para construirlos. Estados Unidos y la Unión Europea han incluido en sus listas a varias empresas chinas por facilitar esas transferencias, pero el comercio muestra pocos signos de disminuir.

PUBLICIDAD

El año pasado, la Administración Biden también sancionó a una compañía china por proporcionar imágenes satelitales a una empresa tecnológica rusa que luego las suministró al grupo de mercenarios Wagner.

Beijing tampoco ha indicado si participará en una cumbre que Ucrania ha estado organizando para acordar los principios clave sobre los cuales construir un futuro acuerdo de paz con Rusia.

El apoyo de China a Rusia se ha profundizado en los últimos meses, dijeron las personas que hablaron bajo condición de anonimato para hablar sobre asuntos privados. El Secretario de Estado, Antony Blinken, informó a los aliados europeos esta semana sobre el alcance y la importancia del apoyo de China y sobre la necesidad de hacer más para frenarlo, de acuerdo a una de las personas.

El Financial Times fue el primero en informar algunos de los mensajes comunicados por Blinken en reuniones con aliados de la OTAN.

Estados Unidos y sus aliados buscarán transmitir sus preocupaciones a Beijing y aumentar los esfuerzos para frenar el apoyo de China a la industria de defensa de Rusia, dijeron las personas.

La Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, también advirtió esta semana sobre "consecuencias significativas" si se descubriera que empresas, incluidas las de China, brindaran apoyo material a la guerra de Rusia contra Ucrania y su base militar-industrial.

Moscú supera a los aliados de Ucrania en la carrera por las municiones

PUBLICIDAD

Las preocupaciones surgen cuando Ucrania enfrenta una escasez crítica de artillería y sus aliados están fallando en sus esfuerzos por reabastecer a Kyiv. Mientras tanto, Rusia ha logrado aumentar su producción nacional de armas, continúa importando componentes clave a través de una red de terceros países y recibe proyectiles y otros armamentos de países como Corea del Norte e Irán.

La Administración Biden previamente advirtió a Beijing que no proporcionara armas a Rusia, y no hay señales de que hasta ahora lo haya hecho.

Lea más en Bloomberg.com