Malas noticias para los productores de trigo: los estadounidenses están comprando menos pan

Una mayor adopción de medicamentos como Ozempic está empezando a limitar el apetito por algunos productos sumado a una inflación que mantiene altos los precios de alimentos

Pan
Por Michael Hirtzer
06 de abril, 2024 | 08:53 AM

Bloomberg — En Estados Unidos se está recuperando la cosecha de trigo. Por desgracia, los consumidores del país quieren consumir menos alimentos hechos con este grano.

Si bien las condiciones de los cultivos de este grano básico son las mejores en los últimos cuatro años, el consumo de muchos alimentos elaborados con harina ha descendido.

Gráfico de producción de harina para el T4 del 2023dfd

El Departamento de Agricultura de EE.UU. USDA, por sus siglas en inglés) prevé que la cantidad de trigo empleada este año en la producción de alimentos se sitúe en el nivel más bajo de los últimos 5 años.

VER +
China habilita por primera vez la compra de trigo a exportadores argentinos

Durante el cuarto trimestre, los molineros produjeron menos harina que en cualquier otra temporada del año desde hace diez años, lo que demuestra que la demanda de este alimento básico no se mantiene.

PUBLICIDAD

El descenso ha sido particularmente acusado en el segmento de los dulces y los alimentos procesados. Según los datos de la firma de información al consumidor NIQ, hasta finales de febrero las ventas de galletas y similares habían disminuido un 3,4% con respecto al año previo. Por su parte, las ventas de pan de molde bajaron un 2%.

Hay varios factores que se superponen detrás del descenso de la demanda.

La cada vez mayor aceptación de fármacos para perder peso, como el Ozempic, está comenzando a frenar el apetito por determinados alimentos, y el gasto en alimentación de los hogares que los consumen ha bajado hasta un 9%, según indicaba Morgan Stanley en un informe de principios de año.

PUBLICIDAD

Además, la inflación también tiene parte de responsabilidad, pues los elevados precios continúan golpeando a los consumidores. Las familias con dificultades de dinero tratan también de derrochar menos alimentos conforme los precios continúan al alza.

VER +
Ozempic enviará a fabricantes de alimentos en busca de ofertas más saludables

“Las indulgencias en las que la gente gastaba dinero durante la pandemia se han reducido”, dijo Brian Walker, consultor de la industria molinera.

A medida que la demanda interna disminuye, los productores de trigo estadounidenses necesitarán cada vez más buscar compradores en el extranjero.

No va a ser fácil: los agricultores estadounidenses ya estaban perdiendo terreno en los mercados de exportación globales en medio de una afluencia de suministros más baratos ofrecidos por Rusia, el principal exportador.

Eso significa que los precios estadounidenses tendrán que bajar para poder competir, un golpe para los productores de trigo que acaban de salir de un período de crecimiento desafiante.

La primavera pasada, los campos estuvieron tan afectados por la sequía que los agricultores abandonaron los cultivos al ritmo más alto en más de un siglo.

Algunos molinos harineros estadounidenses que buscaban suministros durante ese tiempo se vieron obligados a recurrir a importaciones poco comunes, incluidas las de Polonia y Francia, para ayudar a compensar el déficit interno. Este año, sin embargo, el USDA considera que el 56% de la cosecha de trigo de invierno es buena o excelente, el doble que hace un año.

PUBLICIDAD
Gráfica del alivio de la sequía en la cosecha invernal de trigodfd

La demanda de trigo experimentó un aumento durante la pandemia, cuando el cierre de restaurantes provocó un aumento en la producción de pan en el hogar y provocó una rápida producción de harina en Estados Unidos.

VER +
Ozempic amenaza ganancias de fabricantes de alimentos y bebidas de todo el mundo

Los fabricantes de alimentos también mantuvieron mayores inventarios de harina para superar los problemas de la cadena de suministro de la era Covid-19 y tratar de evitar el aumento de los costos después de que los futuros del trigo alcanzaran un récord cuando Rusia invadió Ucrania en 2022. Ahora, las empresas han vuelto en gran medida a las entregas justo a tiempo en lugar de quedarse con ingredientes adicionales.

Hay algunos focos de demanda de alimentos a base de harina que se han mantenido fuertes. Los consumidores se han alejado de los alimentos superprocesados con una larga vida útil y se han inclinado hacia lotes más pequeños.

Las ventas de pan de panadería, por ejemplo, aumentaron un 3,5% el año pasado, según muestran los datos del NIQ. Dave’s Killer Bread, un producto orgánico envasado, experimentó un aumento del 10% en el volumen de unidades incluso cuando las ventas generales de pan cayeron, dijo el propietario Flower Foods Inc. (FLO) en su llamada del cuarto trimestre en febrero.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, algunas panaderías están vendiendo más porciones de pastel individuales en lugar de pasteles enteros a medida que disminuye la demanda.

“Si soy panadero, prefiero vender menos que no vender nada”, dijo JP Frossard, analista de alimentos de consumo del prestamista agrícola Rabobank.

Lea más en Bloomberg.com