Apostó por los cruceros de lujo sin niños y ahora amasa una fortuna de US$5.000 millones

Viking tiene sede en las Bermudas y en la actualidad opera 92 navíos que emplean a más de 10.000 personas

Los clientes de Viking son personas angloparlantes de 55 años o más, con tiempo y dinero para explorar el planeta.
Por Pui Gwen Yeung - Anders Melin
06 de mayo, 2024 | 03:00 AM

Bloomberg — Para fundar su línea de cruceros, Torstein Hagen se basó en unos sencillos preceptos. Entre estos: enfocarse en los ricos y los intelectualmente más curiosos, no escatimar en dinero y que no se permitan niños.

Transcurridos casi treinta años, su Viking Holdings Ltd. está entre los mayores operadores de cruceros de lujo del planeta, y su fortuna podría sobrepasar los US$5.000 millones una vez la compañía, finalice su oferta pública inicial en Nueva York.

Viking recaudó US$1.540 millones con la venta de acciones sobresuscritas, lo que demuestra que los inversores están dispuestos a inyectar dinero en un sector que quedó diezmado por la pandemia de Covid-19 y que ahora se está revitalizando.

El precio de las acciones se situó cerca de la parte alta del rango comercializado, según una notificación reguladora, lo que valora la empresa en unos US$ 10.400 millones. Hagen controla aproximadamente la mitad de las acciones, lo que le convierte en la segunda persona más rica del sector tras el presidente de Carnival Corp., Micky Arison, según el índice de multimillonarios de Bloomberg.

PUBLICIDAD

Lea más: Los nuevos cruceros en yate de Four Seasons tienen un precio récord

Si el precio de salida a bolsa se situara en el punto medio de la horquilla, la compañía alcanzaría un valor cercano a los US$10.000 millones. Hagen controlaría algo más del 50% de las acciones con la venta, convirtiéndose en la segunda persona con mayor fortuna de la industria, por detrás de Micky Arison, presidente de Carnival Corp. (CCL), según el índice de multimillonarios de Bloomberg.

La salida a bolsa también marca la cima de una empresa que, en palabras de Hagen, empezó con “dos tipos con dos teléfonos móviles y cuatro barcos fluviales” que buscaban atraer a clientes que buscaban “algo más que unas vacaciones”. Como el CEO de 81 años ha dicho a menudo a los periodistas: Los cruceros Viking son para la persona que piensa, no para la que bebe.

PUBLICIDAD

Los representantes de Viking no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre el cálculo de Bloomberg de la fortuna de Hagen.

Los cruceros de Viking iniciaron a lo largo de los ríos de Europa y luego se expandieron a lugares tan especiales como la Antártida y los Grandes Lagos estadounidenses.

¿Cómo ingresó Hagen al mundo de los cruceros?

Nacido cerca de Oslo, Hagen obtuvo una licenciatura en física del Instituto Noruego de Tecnología y un MBA de la Universidad de Harvard. Después de una temporada en consultoría de gestión, ingresó a la industria de los cruceros en la década de 1970.

Aproximadamente dos décadas después, tras múltiples intentos fallidos de ayudar a comprar o tomar el control de líneas de cruceros con diferentes grupos de inversores, Hagen lideró la compra de los cuatro barcos fluviales y formó Viking.

Lea más: El mayor crucero del mundo es un riesgo para el clima

Inicialmente, la compañía se centró en cruceros a lo largo de ríos a lo largo de Europa antes de expandirse a viajes oceánicos y expediciones especiales a lugares como la Antártida y los Grandes Lagos de Estados Unidos.

Con sede en las Bermudas, Viking hoy opera 92 buques y emplea a más de 10.000 personas.

Sus clientes: angloparlantes adinerados de 55 años o más, con tiempo y dinero para explorar el mundo. El año pasado, el 90% de sus clientes procedían de América del Norte según el comunicado de registro de la empresa.

PUBLICIDAD

En Estados Unidos, el grupo de más de 55 años posee alrededor de tres cuartas partes de la riqueza de los hogares del país, según muestran los datos de la Reserva Federal.

En los últimos años, Viking ha vendido participaciones a la Junta de Inversiones del Plan de Pensiones de Canadá y al administrador de activos alternativos TPG Inc. Ambas se deshicieron de más acciones en la oferta de las previstas inicialmente, según una notificación.

Hagen no venderá acciones. Su hija, Karine, que trabaja para Viking desde su fundación y ahora es vicepresidenta ejecutiva, controlará una pequeña participación de menos del 1%.

Lea más: Royal Caribbean invertirá en el desarrollo de su primer club de playa en México

PUBLICIDAD

Viking dijo que los ingresos de la oferta se utilizarán para “aumentar nuestra capitalización y flexibilidad financiera” dado su “endeudamiento sustancial”. Tenía US$5.400 millones de deuda a finales de 2023.

En una carta a los accionistas incluida en la declaración de registro, Hagen señaló que la compañía ve un gran potencial de crecimiento entre los consumidores de China y otros lugares de Asia. Eso iría más allá de “China Outbound” (China afuera), la oferta de cruceros en Europa con tripulaciones completas de hablantes de mandarín que Viking lanzó en 2016. La empresa también está explorando safaris y viajes por tierra.

PUBLICIDAD

“Consideramos a Viking como el principal proveedor de experiencias de viaje para personas pensantes”, escribió el multimillonario en la carta. “No intentamos ser todo para todas las personas”.

Lea más en Bloomberg.com