Inundaciones en Brasil están causando miles de millones de dólares de devastación económica

Más de 400 municipios y 1,5 millones de personas se han visto afectados, según los últimos datos del gobierno

Las estimaciones iniciales de Enki Research sugieren un impacto económico de al menos US$2.500 millones en el estado.
Por Barbara Nascimento
09 de mayo, 2024 | 03:25 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Las inundaciones y las intensas lluvias que asolaron el sur de Brasil están perjudicando al sector agrícola, el motor económico del país, y también se esperan impactos en industrias como la fabricación de automóviles, la banca y los seguros.

Lea más: Las históricas inundaciones en Brasil: un “momento Katrina” para la presidencia de Lula

Las fuertes lluvias en Rio Grande do Sul, el estado más al sur de Brasil, dejaron ciudades enteras bajo el agua y cerraron su principal aeropuerto indefinidamente. Según los últimos datos del gobierno, más de 400 municipios y 1,5 millones de personas se han visto afectados. Alrededor de 164.000 residentes han sido desplazados y 100 personas han muerto como consecuencia de las precipitaciones, que comenzaron el 28 de abril.

Las estimaciones iniciales de Enki Research sugieren un impacto económico de al menos US$2.500 millones en el estado. Se espera que esta cifra preliminar, basada en modelos de investigación y datos satelitales, aumente a medida que los niveles de agua siguen siendo altos y se esperan más tormentas en la región en los próximos días.

PUBLICIDAD
Un residente lleva un perro a través de las aguas inundadas en Canoas, estado de Rio Grande do Sul, Brasil, el domingo.dfd

"Eso es daño físico a la infraestructura y la agricultura, junto con pérdidas de ingresos comerciales que no se recuperan en seis meses", dijo Chuck Watson de Enki. "Se pronostican más lluvias durante la próxima semana, por lo que lamentablemente probablemente empeorará".

Los primeros efectos ya se han visto en la agricultura, ya que el precio de la soja se ha elevado debido a temores de “reducción de la cosecha y empeoramiento de la calidad”, según un informe de XP Inc. El presidente Luiz Inácio Lula da Silva dijo el martes que el país puede tener que importar arroz y frijoles, ya que Rio Grande do Sul representa alrededor del 60% de la producción de arroz, un alimento básico en la dieta del país. La producción de carne también puede verse afectada, ya que el estado es responsable de aproximadamente el 17% de la producción de cerdo y el 13% de la producción de aves de corral del país, según XP.

La empresa de servicios e insumos agrícolas Tres Tentos Agroindustrial SA ha caído más del 6% debido a las preocupaciones sobre el impacto de las inundaciones en sus operaciones. El productor de arroz Camil Alimentos SA estaba rezagado frente al índice de referencia Ibovespa a principios de esta semana, con XP estimando que alrededor del 15% de los cultivos en la parte sur del estado aún necesitaban ser cosechados. Las acciones se recuperaron el miércoles después de que la compañía dijera que había logrado mantener estable su suministro de arroz y frijoles a pesar de los desafíos logísticos.

PUBLICIDAD

Lea también: Brasil ayudará a miles de personas que se han quedado sin hogar después de las inundaciones

BRF SA también cayó a principios de esta semana después de suspender actividades en algunas de sus unidades en la región, con analistas estimando que entre el 10% y el 15% de su capacidad total podrían verse afectados. Las acciones subieron el miércoles después de que la compañía publicara sus resultados del primer trimestre.

Con pérdidas a gran escala esperadas en el agro-negocio, que representa una cuarta parte de la economía brasileña, los bancos probablemente tendrán que renegociar las deudas del sector, extendiendo su duración y ofreciendo tasas de interés más bajas, según un informe de Bank of America (BAC). Su mayor preocupación es Banrisul, el banco estatal formalmente conocido como Banco do Estado do Rio Grande do Sul SA, que tiene el 85% de sus préstamos vinculados al sur de Brasil, dijo BofA.

Las acciones de Banrisul han caído alrededor del 8,3% esta semana, rezagándose frente a un amplio índice de bancos brasileños. En un comunicado el martes, el banco dijo que está completamente operativo y tratando de apoyar a los clientes de la mejor manera posible. Las lluvias no han tenido un impacto material en las propiedades del banco, agregó, y aún no puede estimar el costo del fenómeno meteorológico en su negocio.

Entre los financieros, BofA también mencionó a Banco ABC Brasil SA (ABCB4) y a la correduría XP Inc, con cada uno de ellos con alrededor del 20% de los libros de préstamos expuestos a la región, seguidos por Banco do Brasil SA (BBAS3), con el 18%, Nubank, formalmente conocido como Nu Holdings Ltd (NU), y Banco Bradesco SA (BBDC4), con el 15% cada uno.

Agua de inundación cerca de una carretera en Porto Alegre el lunes.dfd

Las inundaciones también han obligado a cerrar fábricas. Gerdau SA detuvo las operaciones en dos unidades que representan alrededor del 5% de la capacidad de acero total de la compañía y alrededor del 10% de la capacidad de acero de Brasil, mientras que General Motors suspendió las obras en su fábrica del estado hasta el viernes, extendiendo un cierre programado.

También se espera que las empresas de servicios públicos sufran pérdidas: Eletrobras tuvo que cerrar una estación de energía debido a las inundaciones y CPFL Energia SA debería tener pérdidas en sus segmentos de transmisión y generación después de que se dañara una presa en una de sus plantas hidroeléctricas y se inundaran las instalaciones. XP estima que cinco días sin energía para los 250.000 clientes de la compañía le costarían 15 millones de reales (US$3 millones) en ingresos.

PUBLICIDAD

Las compañías todavía están evaluando los impactos. Gerdau dijo que las operaciones en el estado permanecerán suspendidas hasta que se puedan reanudar de manera segura, mientras que Tres Tentos dijo que sus fábricas y tiendas están operando con normalidad. Bradesco, BRF, ABC Brasil y Banco do Brasil se negaron a hacer comentarios, los dos últimos debido a períodos de silencio antes de las publicaciones de sus resultados. Eletrobras, CPFL y Nubank no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

-- Con la ayuda de Guilherme Bento.

Lea más en Bloomberg.com