Uno de cada ocho adultos en Estados Unidos ha tomado Ozempic o medicamentos similares

Las compañías farmacéuticas están realizando numerosos estudios a los fármacos GLP-1 y su posible uso para tratar otros padecimientos

Las farmacéuticas están acelerando la producción y las investigaciones de como se pueden enfrentar otros padecimientos para ampliar su uso y coberturas de seguros.
Por Jessica Nix
12 de mayo, 2024 | 02:29 PM

Bloomberg — En Estados Unidos, 1 de cada 8 adultos ha utilizado alguna vez un fármaco de la cada vez más popular nueva gama de medicamentos contra la diabetes y el sobrepeso, que incluye al Ozempic y el Zepbound.

De acuerdo con un sondeo de la organización de investigación sanitaria KFF divulgado este viernes, alrededor de la mitad de las personas que han probado estos medicamentos los continúan tomando en estos momentos.

Zepbounddfd

Los resultados del sondeo de KFF reflejan el total de la población adulta estadounidense, lo que supondría que alrededor de treinta millones de personas han probado estos fármacos.

Lea más: Estos son los fármacos contra la obesidad que compiten para desbancar a Ozempic y Zepbound

PUBLICIDAD

Fármacos como Mounjaro y Zepbound, de Eli Lilly & Co. (LLY), y Ozempic y Wegovy, de Novo Nordisk A/S, están ganando terreno entre los estadounidenses, donde los índices de diabetes y obesidad no han dejado de aumentar desde hace décadas.

No obstante, su precio continúa siendo un problema: más del 50% de los entrevistados que han probado estos fármacos señalan que son muy caros, aun con cupones y cobertura de seguros.

Un tratamiento mensual de Ozempic puede costar cerca de US$1.000 antes de recibir descuentos o reembolsos.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el sondeo de KFF, más de la mitad de los usuarios con seguro médico señalaron que el seguro les cubría parte del precio, en tanto que un 25% indicó que el seguro lo cubría íntegramente.

Esta organización sin ánimo de lucro lleva a cabo sondeos rutinarios entre los ciudadanos de EE.UU. para conocer su opinión sobre asuntos de salud.

Los medicamentos conocidos como GLP-1 se desarrollaron originalmente para tratar la diabetes, pero también ayudaron a las personas que los tomaban a perder peso. Más recientemente, algunos han sido aprobados explícitamente para tratar la obesidad.

Lea más: Podemos arreglar tu ‘rostro Ozempic’, dice Galderma, empresa de cuidado de la piel

Los fabricantes de medicamentos están acelerando la investigación sobre cómo podrían abordar otras afecciones de salud, como el Alzheimer y la apnea del sueño, para ampliar su uso y obtener cobertura de seguro. Se espera que el mercado de estos medicamentos alcance al menos US$80.000 millones para 2030, según Bloomberg Intelligence.

El respaldo de celebridades y la atención de los medios han aumentado la popularidad y el aumento de la demanda ha provocado escasez. Algunos pacientes han recurrido a versiones compuestas no aprobadas de los medicamentos, una práctica que los fabricantes han tratado de combatir .

Alrededor de un tercio de los adultos dijeron que habían oído “mucho” sobre los medicamentos GLP-1, frente al 19% en un sondeo anterior de la KFF realizada en julio. Aproximadamente cuatro de cada 10 personas que tomaban estos medicamentos informaron que los tomaban principalmente para perder peso.

PUBLICIDAD

Medicare, el programa de seguro federal para personas mayores de 65 años o con discapacidades, actualmente no cubre los medicamentos solo para bajar de peso. Sólo el 1% de las personas mayores de 65 años dijeron que habían tomado un medicamento GLP-1 para bajar de peso.

Grandes mayorías en la encuesta de todos los partidos políticos apoyaron que Medicare pagara los tratamientos para bajar de peso.

Un estudio separado de KFF de abril encontró que la aprobación de Wegovy para enfermedades cardíacas podría generar cobertura de Medicare para 3,6 millones de personas. Aún así, los costos de bolsillo podrían llegar a US$$430 por un suministro mensual, lo cual es costoso para muchas personas en el programa de seguro federal.

La nueva encuesta se realizó a finales de abril con una muestra de casi 1,500 adultos contactados en línea y por teléfono en inglés y español.

Lea más en Bloomberg.com