El presidente de Brasil, Lula da Silva, despide al CEO de Petrobras tras disputa de dividendos

La empresa dijo el martes por la noche en un comunicado que se espera que Prates presente su renuncia en una próxima reunión de la junta directiva

Señalización fuera de una gasolinera de Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) en Sao Paulo, Brasil, el viernes 1 de junio de 2018.
Por Mariana Durao
14 de mayo, 2024 | 09:27 PM

Bloomberg — El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, despidió a Jean Paul Prates, el director ejecutivo de la empresa petrolera estatal del país, Petroleo Brasileiro SA (PETR4), luego de una disputa por los pagos de dividendos.

Prates, during an interview in Sao Paulo in February.dfd

El despido fue confirmado por personas familiarizadas con el asunto, que pidieron no ser identificadas debido a que se trata de asuntos privados. Petrobras, como también se conoce a la compañía, dijo el martes por la noche en un comunicado que se espera que Prates presente su renuncia en una próxima reunión de la junta directiva.

Lula planea nominar a Magda Chambriard, ex jefa del regulador de petróleo y gas de Brasil, para reemplazar a Prates, según una persona familiarizada con el asunto. Los certificados de depósito americanos de Petrobras cayeron más de un 6% después del cierre de las operaciones regulares en Nueva York.

El anuncio pone fin a meses de especulación de que sus días al frente de Petrobras estaban contados mientras intentaba equilibrar las expectativas competitivas de los inversores y Lula.

PUBLICIDAD

Lea también: Los pequeños perforadores de petróleo de Brasil buscan fusiones tras cambio en Petrobras

Las tensiones se intensificaron a principios de este año cuando Prates se negó a alinearse con los miembros de la junta designados por el gobierno que votaron para retener el pago de dividendos extraordinarios a los accionistas que se habían acostumbrado a recibir rendimientos constantes.

El despido puede aumentar la preocupación entre los inversores de que Petrobras, con sede en Río de Janeiro, esté bajo una creciente presión por parte del Partido de los Trabajadores gobernante para ayudar a reactivar la industria brasileña y crear empleo a expensas de los accionistas. El drama de los dividendos sorprendió a algunos inversores, que lo vieron como una señal de una creciente interferencia política en el país productor de petróleo más grande de América Latina.

PUBLICIDAD

Después de semanas de debate, Petrobras finalmente aprobó devolver la mitad de su efectivo disponible a los inversores a través de un dividendo especial, como había propuesto inicialmente el directorio ejecutivo de Prates. El gobierno es el mayor accionista y los dividendos han ayudado a apuntalar un déficit fiscal en un momento en que el gasto está aumentando.

Un exsenador del partido de izquierdas de Lula con experiencia en la industria petrolera, Prates asumió el cargo de director ejecutivo en enero de 2023, poco después de que Lula asumiera la presidencia. Antes de su nombramiento, Petrobras había pasado por seis CEO, incluyendo interinos, desde 2019.

Le puede interesar: Brasil busca aumentar el suministro de gas con Petrobras

Bajo el liderazgo de Prates, Petrobras cambió de rumbo, deteniendo la venta de activos, protegiendo a los consumidores de las fuertes fluctuaciones en los precios internacionales del petróleo y destinando miles de millones de dólares a inversiones en transición energética. Recientemente, la compañía aumentó el presupuesto de su plan de negocios quinquenal a US$102.00 millones, su plan de gasto más grande desde 2015.

Lea más en Bloomberg.com