Los países luchan por llegar a un acuerdo sobre financiación climática para las naciones más pobres

Las diferencias entre los países primordialmente radica en qué naciones y la cantidad de dinero que deben contribuir al fondo para el financiamiento

La inversiones mundiales en energía limpia han crecido, sin embargo el dinero destinado a las economías en desarrollo no ha sido estable.
Por Nayla Rassouk
26 de mayo, 2024 | 12:56 PM

Bloomberg — Las negociaciones mundiales antes de la cumbre sobre el clima COP29 de este año deberán hallar la forma de incrementar el porcentaje de inversiones en energías renovables en las economías en desarrollo, que «se ha mantenido sin cambios» durante la última década, declaró el director de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Los debates sobre el incrementar los fondos para ayudar a los estados más pobres a luchar contra el calentamiento global y cómo se asignará el dinero entre ellos continúan, “con puntos de vista diferentes, cuando no opuestos, sobre este tema”», declaró en una entrevista la directora ejecutiva de la AIE, Fatih Birol.

Un desastre de US$30.000 millones es sólo la punta de un ciclo climático mortaldfd

De cara a la COP29 que se celebrará en Bakú (Azerbaiyán) en el mes de noviembre, los países están ultimando los detalles de un nuevo objetivo anual de financiación para el clima, que previsiblemente alcanzará como mínimo los cientos de miles de millones de dólares.

Lea más: ¿Por qué es tan difícil controlar las emisiones de la industria de la moda?

PUBLICIDAD

El tema se ha hecho polémico en las cumbres de la Organización de las Naciones Unidas, puesto que el anterior objetivo de financiación de la lucha contra el cambio climático, establecido en 2009 para proporcionar US$100.000 millones por año para el 2020 a las naciones más empobrecidas, únicamente se cumplió una vez, en 2022, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Birol señaló que, globalmente, las inversiones en energías limpias están registrando un notable aumento, pero que la cuantía destinada a los países en vías emergentes y en desarrollo “se ha estancado” en el 15% del total desde el año 2015. En la actualidad se sitúa en torno a los US$250.000 millones, precisó.

“En mi opinión, ésta es la línea de fallo en nuestro camino para lograr nuestro objetivo climático”, declaró. “Este será el punto crucial de las conversaciones de alto nivel que mantendremos con nuestros colegas de Azerbaiyán y el resto de países”.

PUBLICIDAD

Además de quién debe recibir la financiación, uno de los mayores puntos de tensión sobre la financiación climática es quién debe contribuir a la creciente factura del cambio climático.

Los países desarrollados sostienen que todas las naciones con emisiones elevadas deben aportar fondos. China y Arabia Saudí, entre otros, han insistido en que la responsabilidad recae en las naciones desarrolladas que más han contribuido a las emisiones históricas de gases que calientan el planeta.

Lea más: Microbios comedores de metano prometen eliminar las emisiones que calientan el planeta

Birol no quiso dar su opinión sobre cuánto debería ser el nuevo llamado Nuevo Objetivo Cuantificado Colectivo (NCQG, por sus siglas en inglés), pero indicó que los emisores históricos deberían ser los más responsables. “Me gustaría ver más esfuerzos por parte de estos países”, afirmó.

Birol y el presidente de la COP29, Mukhtar Babayev, copresidieron a principios de mes la primera de una serie de conversaciones de alto nivel, cruciales en el calendario de la diplomacia climática que precede a la cumbre anual de las Naciones Unidas sobre el clima.

Birol también estuvo esta semana en los Emiratos Árabes Unidos, donde se reunió con el presidente de este país, que le entregó un premio por la contribución de la AIE a la cumbre COP28 del año pasado en Dubai.

Aunque la COP28 de Dubai arrojó algunos resultados positivos, ya que los países acordaron por primera vez alejarse de las energías sucias, Birol afirmó que hay que seguir trabajando para aportar transparencia al proceso de seguimiento de los compromisos, especialmente en lo que se refiere a la reducción de las emisiones de metano, el despliegue de energías renovables y la duplicación de la tasa de eficiencia energética.

PUBLICIDAD

Para ello, Birol dijo que la AIE está trabajando en un proceso de seguimiento con la UNFCCC (por sus siglas en inlgés, Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), el organismo climático que dirige las reuniones de la COP, para conocer los avances en las promesas realizadas en la COP28 a lo largo del año.

Lea más: El financiamiento climático para los países más pobres centra la atención de la próxima COP29

La AIE también publicará un informe sobre la inversión energética mundial el 6 de junio para mostrar cuánto dinero se destinó a los combustibles fósiles, país por país, y la cantidad destinada a las energías renovables en 2023-2024.

"Será un motor para los debates de la COP29 porque la financiación es hoy, en mi opinión, una cuestión clave", afirmó.

PUBLICIDAD

Birol dijo que las próximas conversaciones de alto nivel sobre el clima se celebrarán el 24 de junio en Londres, con el alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, como anfitrión.

Lea más en Bloomberg.com